¿Despedimos o contratamos?

En los últimos meses, no paramos de leer noticias sobre despidos multitudinarios en las grandes tecnológicas, aquí tenéis la penúltima: «Microsoft anuncia el despido de 10.000 empleados, cerca del 5% de su plantilla»

Por otro lado, en un artículo anterior os compartía que «dentro del ecosistema SAP… se espera que cree más de 500.000 puestos de trabajo en los próximos tres años», aunque ya comenté que me parecía una cifra un pelín excesiva.

Evidentemente, no comparo esas innovadoras compañías tecnológicas (Amazon, Google, Microsoft, Meta, Twitter…) con algo tan aburrido como SAP, pero algo de tecnología hay también de por medio, no en vano es la mayor compañía de software de Europa y la tercera más grande del mundo.

Aparte de esto, no nos cansamos de leer noticias sobre la alarmante falta de talento en el sector TIC.

Por ejemplo, en este artículo (gracias Google Translate) no dicen desde Bitkom (Asociación Empresarial de Técnicas de la Información y Comunicación) que «a pesar de la guerra y las crisis: Alemania carece de 137.000 especialistas en TI» .

Parece que la solución está clara y esta vez no lo predijeron los Simpson, lo hizo un prestigioso actor español hace más de 50 años…

Tranquilos, no hagáis las maletas, que ahora se puede teletrabajar… 😉

De todas formas, creo que es importante analizar las cosas con cierta perspectiva.

El hecho de que esas grandes tecnológicas estén despidiendo a miles de personas creo que puede tener cierta lógica, ya que podían estar sobredimensionadas… como puede que lo estén muchas otras compañías, si todo el mundo trabajara de forma más eficiente.

Y precisamente lo que hacen esas tecnológicas es proporcionarnos herramientas y servicios que nos permiten optimizar y automatizar procesos, por ejemplo, que hacen que ciertas tareas ya no tengan sentido.

Que sí, que luego te lo venden como que «así puedes hacer tareas que aporten más valor», pero la realidad es que muchos trabajos dejarán de existir… al igual que lo es que aparecerán otros.

Y en esas estamos, surfeando por este mar de incertidumbre, con la esperanza de coger la ola buena y no la que nos envíe al fondo, pero para mantenerse a flote es conveniente saber surfear o, por lo menos, nadar.

Sí, ya sé que a veces pones todo de tu parte y hay circunstancias que no te permiten subirte a la tabla, pero contra eso no podemos luchar.

¿Y qué puedes hacer tú al respecto? Pues, entre otras cosas, intentar dar un giro a tu carrera profesional, por lo que pudiera pasar.

Ya sé que no siempre es posible, pero nunca han dejado de sorprenderme cifras como esta: «El 88% de los trabajadores españoles cambiaría su carrera para dar más sentido a su vida laboral».

Si hacemos ese estudio dentro de 2-3 años, ¿cuántos de ese 88% habrán cambiado el «cambiaría» por un «ha cambiado»? Me temo que pocos…

En el artículo anterior mencionan que «el 61% de los empleados asumiría financiar una parte de los costes de formación y el 79% aceptaría realizar la formación fuera de su horario laboral», algo que me sorprende porque si bien tengo claro que el principal responsable de tu formación eres tu mismo, no me parece muy normal que una formación de la empresa sea fuera del horario laboral y encima te la financies tú.

«Los directores de RRHH citan la agilidad/adaptabilidad como la habilidad transversal que sus empleados deben desarrollar de forma prioritaria en relación con la aceleración de las transformaciones y la necesidad de evolucionar en el puesto de trabajo o hacia nuevos puestos».

Es decir, lo que os comentaba antes: desaparecerán ciertos puestos y aparecerán otros.

Y si nos centramos en temas de SAP (sin descartar que pueda haber un plan de despidos como los mencionados, a modo de reajuste), es evidente que en los próximos años va a haber una gran demanda de profesionales dentro del ecosistema, lo que obligará a incorporar gente nueva en el mercado y a reciclar a las personas que llevan tiempo en él.

Así que es el momento de que te prepares adecuadamente, pero sin fliparse…

Más adelante, por supuesto, vendrán los planes de despido masivos en las grandes consultoras, lo tengo claro, pero ahora toca aprovechar el momento.

Aquí os dejo un artículo, donde os dan alguna pista para poder formaros/reciclaros: SAP Training: These are the updates for 2023

Si alguien tiene alguna duda, que pregunte…

Y si la duda es si Jack cabía en la tabla, la respuesta es sí 😉

Un comentario sobre “¿Despedimos o contratamos?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.