No hay ruedas para tanto coche

Tras años de recesión, la venta de automóviles se ha disparado en los últimos años y los fabricantes se encuentran con un problema: no son capaces de satisfacer las demandas de los clientes.

Y el problema principal es la falta de ruedas.

Durante los años anteriores, cuando el mercado estaba más parado, los fabricantes de automóviles decidieron dejar de comprar y/o fabricar ruedas, limitándose a reparar las que tenían ya a disposición de sus clientes.

“¿Para qué voy a tener ruedas en el almacén si los clientes no me compran coches?”, argumentaban los fabricantes.

“No sé, quizás tener alguna rueda en stock te podría permitir ofrecer alguna prestación adicional a tu cliente o quizás estar preparado por si en algún momento se vuelve a incrementar la demanda”, pensábamos algunos.

Y, poco a poco, el mercado se ha ido levantando… y llega el momento en el que los clientes demandan más coches… y tú tienes tú fábrica a punto para empezar a sacar coches pero te das cuenta de que los coches llevan ruedas y además 4.

Y llamas a tus proveedores de ruedas y te dicen que su capacidad de producción es la que es y que además, como en los últimos años no les hacías pedido, el stock es mínimo.

Entonces decides llamar a todos los proveedores de ruedas…y te encuentras la misma respuesta.

En vista de eso, se te ocurre la solución mágica: en lugar de que una persona llame a todos los proveedores, que sean 5 personas las que llamen… pero, como no puede ser de otra forma, la respuesta es la misma: no hay ruedas suficientes.

Llegado a ese punto, piensas en fabricar tus propias ruedas, pero te das cuenta de que eso implica un coste y lleva un tiempo… o en incentivar a algunos de los proveedores para que haga ruedas para ti… pero tienes miedo de que la competencia después te mangue esas ruedas.

Y aquí es donde aparecen soluciones imaginativas como intentar vender coches con 3 ruedas, reaprovechar ruedas sin un mínimo reciclaje, quitar las ruedas de un coche cuando está parado y ponérselas a otro, exprimir al máximo la vida útil de las ruedas por encima de lo recomendado…

También hay quien piensa en quitar las ruedas a los coches actuales y ponerlas en los nuevos… hasta que caen en que los coches actuales tienen que seguir circulando y que es posible, muy posible, que algunas de esas ruedas no sirvan para los coches de hoy, sin un mínimo proceso de adaptación.

Cualquier cosa, menos decirle al cliente que no puedes entregarle su coche a tiempo porque no tienes ruedas suficientes y perder una venta.

Eso sin entrar en que el cliente puede que quiera los neumáticos de un F1 para ponerlos en un Fiat Panda… porque tú no eres quien para llevarle la contraria al cliente, si quiere gastarse su dinero en unos neumáticos que no necesita, él sabrá por qué. Si fuera al revés, sería otra cosa…

Y cuando te estás frotando los dedos por esa venta que vas a hacer, te das cuenta de que quiere los de F1 pero al precio de los del Panda, y tú en un alarde de “profesionalidad” le dices que sí, “porque para que venga otro y se los venda a ese precio, lo hago yo”.

Y una vez cerrado el acuerdo, que sean los mecánicos los que se pongan a buscar esas ruedas que no existen, que tu trabajo ya está hecho.

Y así nos va.Y lo peor está por venir… 😉

Neo y Cloud Foundry: ¿esto qué es?

En la entrada anterior hablaba de Neo y Cloud Foundry y me comprometí  a explicar la diferencia entre ambos conceptos. Para ello empezaré haciendo algo de historia…

Desde que apareció SAP Cloud Platform, hace ya más de 5 años, la plataforma ha evolucionado “un poquito”… de entrada, el nombre, al principio era SAP HANA Cloud Platform, pero decidieron quitar el “HANA” del nombre porque llevaba a equívocos y podría parecer que era imprescindible tener HANA para poder utilizar la plataforma.

También al principio, se hablaba del producto como “un todo”: IaaS, PaaS y SaaS. Es decir, infraestructura, plataforma y servicios, todo ello alojado y gestionado por SAP.

Después se fue evolucionando más al concepto puro de plataforma de servicios y se empezó a hablar de un concepto clave: los microservicios.

Los microservicios nos permiten “trocear” nuestras aplicaciones en componentes autónomos e independientes entre sí, pero que pueden interactuar entre ellos. Lo que nos permite, en un momento dado, modificar uno de esos microservicios, sin que tenga porque verse afectada el resto de la aplicación.

Javier Garzás os los explica mucho mejor en este artículo: ¿Qué es eso de los microservicios?

Existe una metodología para desarrollar este tipo de aplicaciones, conocida como los 12 factores, que básicamente lo que recogen es que si desarrollas de una manera determinada, tu aplicación se podrá ejecutar sobre cualquier infraestructura y entorno de ejecución… evidentemente, que cumpla con ciertas normas.

Tú sólo tienes que preocuparte de desarrollar, en el/los lenguaje/s que prefieras y al desplegar la aplicación, el sistema se encargará del resto.

Y es aquí donde aparece Cloud Foundry, que es una plataforma, de código abierto, que nos permite alojar nuestras aplicaciones utilizando contenedores e interconectar los mismos.

¿Y Neo qué es? Neo era el entorno inicial de SAP Cloud Platform, alojado en centros de datos de SAP, con una arquitectura propia y unos entornos de ejecución establecidos: HANA XS, HTML5 y Java.

El hecho de adherirse a Cloud Foundry, lleva implícito un cambio a nivel de infraestructura: nuestras aplicaciones deben ser capaces de alojarse en cualquier infraestructura cloud. Por eso, a día de hoy, cuando nos abrimos una cuenta de SAP Cloud Platform, en el entorno Cloud Foundry, podemos elegir en qué proveedor: Amazon Web Services, Azure o Google Platform.

¿Y SAP? SAP sigue dando infraestructura a todas las cuentas del entorno Neo. ¿Por qué? Bueno, pues porque hay clientes que eligieron esa opción y porque todavía hay algunos servicios de la plataforma que no existen en Cloud Foundry. De hecho, algunos existen en los 2, otros sólo en Neo y otros sólo en Cloud Foundry.

La lógica te dice que todo evolucionará a Cloud Foundry, por lo que habría que ir viendo de qué va esto, ¿no?

¿Cómo? Ufff… eso ya es un poco largo de contar. Te aconsejo que te mires algunos de los cursos que hay en openSAP y te apuntes al curso CP100, donde te podrás llevar una idea general de todo esto.

De todas formas, a día de hoy, no hay que elegir pastilla roja o pastilla azul, conviven ambos entornos y puedes elegir lo mejor de cada uno. Eso sí, deberías ponerte las pilas para que no se te atragante la pastilla… 😉

SAP Cloud Platform saluda al mundo desde Cloud Foundry

De SAP Cloud Platform, ya os he hablado alguna que otra vez, así que no seáis vagos y buscad artículos anteriores.

Sobre Cloud Foundry, también conté algo, hace poco más de un año (Cloud Foundry en SAP Cloud Platform), aunque es cierto que tampoco he dado mucha guerra con el tema.

Cualquier día me pongo… pero hoy toca relacionar ambos mundos, en un ejemplo práctico y “elaborado”: vamos a desplegar una “compleja” aplicación (“Hola Mundo!”) en una cuenta de SAP Cloud Platform en entorno Cloud Foundry.

Lo primero de todo, nos bajamos la aplicación de GitHub  y llevamos a cabo un “laborioso” trabajo de traducción:

Después, vamos a crear una instancia en Cloud Foundry. En su momento, ya conté cómo crear una cuenta en Cloud Platform, pero eso era en el entorno Neo (otro día explicaré la diferencia entre ambos), no os liéis…

Bien, ya tenemos la aplicación y tenemos nuestra cuenta en Cloud Foundry, ahora sólo falta desplegarla.

Previamente, os tendréis que instalar el Cloud Foundry CLI, para poder ejecutar los comandos necesarios. Lo podéis bajar de aquí: SAP Development Tools

Y una vez instalado…

Como veis, cada vez se pone más complicado esto de saludar al mundo… 😉

10 afirmaciones sobre Fiori y S/4HANA sin fundamento

Hay gente a la que le gusta hacer las cosas siempre con fundamento, pero no siempre es así y vamos a ver una serie de cuestiones sobre Fiori y S/4HANA, que quizás hayas oído en alguna ocasión.

Puedo usar S/4HANA sin SAP Fiori.

Poder, puedes, pero ¿debes? Ni “todo en S/4 es Fiori”, como han dicho algunos, ni “te recomiendo que no hagas nada con Fiori, que es muy difícil”, que han dicho otros.

Todo lo de SAP Fiori y SAP S/4HANA UX viene activo de fábrica y/o la activación de SAP Fiori es una tarea puramente técnica.

Sí, por supuesto, sólo es cuestión de meter “diskettes” y darle a “siguiente”… 😉

Hay una aplicación SAP Fiori para cada transacción SAP GUI.

Una no, dos. De verdad, ¿sigues pensando que esto es lo mismo de siempre pero en “azulito”?

Las aplicaciones de SAP Fiori deben tener todas las características de las transacciones de SAP GUI equivalentes.

Por supuesto, que sea todo igual, que la tecnología no ha cambiado apenas en los últimos años…

El uso del Fiori Visual Theme convierte las transacciones SAP GUI y las aplicaciones Web Dynpro ABAP en aplicaciones SAP Fiori.

Sí, no te preocupes, no tienes que modificar/adaptar nada, sólo contratar buenos profesionales que te den una mano de pintura en tus sistemas.

Todo lo que tenemos que hacer es seleccionar las aplicaciones disponibles y es responsabilidad del usuario organizar su página de inicio.

Efectivamente, pongamos todo en el Launchpad y que el usuario se busque la vida…

Todo se ejecutará en dispositivos móviles sin ningún esfuerzo adicional.

Claro, hombre, puedes instalar SAP en una Gameboy…

Los desarrolladores de Fiori de Business Suite o Suite en HANA están listos para desarrollar en SAP S/4HANA.

Eso no hace falta ni decirlo, un desarrollador debe saber manejar a la perfección: ABAP, BSP, SAPScript, Adobe Forms, Web Dynpro Java, Web Dynpro ABAP, SAPUI5, OData, Gateway, Javascript, Fiori..

HANA significa no tener que hacer nunca ajustes de rendimiento.

Claro, claro, como está todo en memoria y es todo infinito y baratísimo, sólo es cuestión de echar más “madera”…

Train GIF - Find & Share on GIPHY

La experiencia del usuario es una parte menor y/o técnica de un proyecto SAP S /4HANA.

Esto y las autorizaciones, déjalo siempre para el final, que no tiene ninguna importancia. Nadie se ha estrellado por eso…

…………………………………

Bueno, si no os han convencido mis “sesudas” explicaciones, aquí os dejo un artículo donde lo cuentan desde otro punto de vista: Fiori for S/4HANA – Top 10 Myths & Misconceptions to Avoid

En el artículo os lo dan todo ya cocinado, sólo os queda añadir un poco de perejil y listo 😉

Hasso Plattner en el SAPPHIRE NOW

En la fotografía aparece Hasso Plattner (el de la izquierda), junto a los otros 4 fundadores de SAP, allá por 1972. Desde entonces, el tiempo ha pasado para todos, pero alguno sigue al pie del cañón, como podéis ver en el siguiente vídeo:

Son menos de 20 minutos y si este señor dedica su tiempo a subirse a un escenario para intentar explicarte algo, cuando creo que tiene su vida ya “medio” solucionada, tú deberías verlo por muy ocupado que estés, ¿no?

De todas formas, no te preocupes, que ya te hago un resumen de lo que cuenta.. 😉

  • Una base de datos, una plataforma y un sistema. HANA es la base de datos (alojada en x86 o IBM Power) y la plataforma que soportará nuestras aplicaciones (ABAP y Java), que serán consumidas directamente en un navegador.

Una vez conseguido eso (en ellos estamos), podremos hablar de lo siguiente:

  • Un front-end al que podremos acceder desde un navegador con aplicaciones específicas (SAP Analytics Cloud) o diseñadas bajo el patrón de Fiori, o a través de aplicaciones nativas para iOS o productos específicos como Roambi.
  • Múltiples fuentes de datos (estructurados o no) a las que podremos acceder independientemente de su origen, siempre que estemos autorizados.
  • Una serie de aplicaciones (S/4HANA) y tecnologías (HANA Cloud Platform) que darán soporte a nuestros procesos de negocio y nos permitirán analizar toda la información (BW, Digital Boardroom…) para facilitar la toma de decisiones, así como integrarnos con otras aplicaciones (API Hub, HCI…).

Y para hacer todo esto ha tocado rediseñar todos los procesos, con el objetivo de mejorarlos y simplificarlos, adaptándolos a las posibilidades que nos dan las nuevas tecnologías. Quizás, no estaría de más que tú hicieras lo mismo con los tuyos, ¿no?

Y parece que “algo” se ha mejorado: la mitad de líneas de código, de tablas de elementos de datos…

Más adelante, podemos ver un ejemplo de las herramientas que vamos a tener para poder hacer la migración de nuestros sistemas, entre otras cosas… pero, un momento.. todo esto es muy nuevo, ¿no?

Por favor, fíjate bien en la fecha del vídeo: año 2016. No, no es un error, esto es del SAPPHIRE NOW de hace 2 años, pero es probable que a muchos de vosotros gran parte de todo esto os suene a chino… ¿veis como las cosas van demasiado deprisa?

Así que yo que tú aceleraba porque si no puedes que cualquier día te mires al espejo y tenga un aspecto igual de “moderno” que los 5 señores que aparecen en la foto de portada.

PD.- En próximas entregas, volveré a 2018 😉

El verdadero valor del precio

Hace poco, en una conversación informal con alguien que trabaja en un cliente final, me decía que no estaba muy contento con el servicio que le prestaba una consultora y añadió: “aunque, claro, con lo que les debemos pagar”.

Y he aquí uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos actualmente: si seguimos compitiendo por precio y considerando ese factor cómo el más relevante, estamos condenados al fracaso.

El cliente porque no obtendrá nunca el resultado esperado. Bueno, puede que finalmente sí, pero a base de cambios de alcance, ampliaciones y costes añadidos.

La consultora porque es imposible que le salgan los números (aunque hay algunas por ahí que llevan años sobreviviendo con esa política de “tirar precios”), especialmente ahora donde el personal cualificado no es que sobre precisamente, lo cual lleva un incremento de costes asociado.

Volviendo a la conversación con el cliente, me dijo también: “es que antes teníamos 15 personas de la consultora X y ahora tenemos 100 de la consultora Y, y el trabajo no sale porque los 15 de antes hacían/sabían más que los 100 de ahora”.

¿Qué es más barato un consultor que cobra 100 €/h o uno que cobra 20 €/h? Evidentemente, DEPENDE… del tiempo que tarde en solucionarte el problema y la calidad de dicha solución.

Pero eso, por desgracia, no se suele medir… o se mide pero a posteriori, en el mejor de los casos. Lo que llega al departamento de Compras son 3 propuestas que se supone que cumplen los requisitos técnicos y entonces sólo entra el juego el precio, ya que además este suele ser el factor de mayor peso a la hora de ponderar una oferta.

He visto casos en los que llegaba hasta un 80%, por lo que difícilmente tu oferta va a poder salir ganadora si no es por precio, ya que técnicamente aunque sea brillante no va a tener margen para obtener una ventaja significativa sobre las otras.

Y, aunque todos sabemos que las cosas no pueden seguir así, nadie hace nada por cambiarlas. Miento, algunos se han dado cuenta y se han puesto manos a la obra: Adif deja de contratar solo por precio y pondera la oferta técnica

Lo cierto es que todos sabemos que hay que cambiar cosas (no ofrecer tarifas “absurdas”, no presentar ofertas temerarias…), pero seguimos mirando para otro lado y no nos damos cuenta de que vamos directos a la tormenta perfecta de la transformación digital.

Y no porque lo diga yo, sino porque lo dicen también unos señores muy listos, como los de Davos: La tormenta perfecta que sufrirá el empleo en cinco años, según los sabios de Davos

Entonces, ¿qué? ¿Vas a hacer algo o vas a seguir sin graduarte las gafas para poder ver la realidad con claridad? 😉

SAP HANA Data Management: ¿qué es esto?

Siguiendo con lo que comentaba ayer sobre cosas interesantes que presentaron en el SAPPHIRE NOW, hoy voy a intentar explicar lo que yo he entendido sobre esto del SAP HANA Data Management.

Probablemente, habréis oído más de una vez lo de que “se han generado más datos en los 2 últimos años que desde el inicio de la humanidad“… y lo mejor es que esta frase la llevamos oyendo ya unos años, con lo que parece que esto no tiene límites.

Dentro de un par de años, habrá que cambiar la frase por esta: “se han generados más datos en los últimos 5 minutos que desde el inicio de la humanidad”. O lo mismo se duplican los datos antes de que le dé tiempo a terminar la frase al ponente de turno… 😉

Perfecto, a todos nos queda claro que generamos muchos datos, pero… lo que no está tan claro es qué hacer con ellos. Es decir, ¿cómo darle inteligencia a esos datos? Y aquí es donde aparecen términos como Big Data, Machine Learning, etc… que por sí solos no hacen nada, ya que muchas veces el problema viene de base: en el Small Data.

¿Cómo vamos a hablar de algoritmos predictivos y mejora en la toma de decisiones, con herramientas que pueden manejar esos ingentes volúmenes de información, analizarla y aprender de ella, si la información de partida no es buena?

Vamos, que antes de pensar en Big Data, muchos tienen que reflexionar un poco en cómo tienen el Small Data y qué beneficios pueden obtener con la explotación de esa información, que lo mismo no tiene sentido almacenarlo todo… ¿o realmente crees que esas “tarrinas” de CDs que tienes en la estantería las vas a volver a utilizar alguna vez? 😉

Depurar la información y saber qué utilidad puede tener para mi modelo de negocio,  serán fases de la metodología CRISP-DM, que podríamos decir que es la estándar en un proceso de análisis de datos.

¿Que esto de CRISP-DM te suena a chino? Pues mírate este curso de openSAPGetting Started with Data Science

Vale, ya te has aclarado con lo anterior, sigamos.

¿Qué es realmente SAP HANA Data Management? Pues un conjunto de servicios/herramientas que me permiten gestionar mis datos de manera centralizada.

Como veis, hay un poco de todo: Cloud Platform, Data Hub, Big Data, HANA… con el objetivo de aseguraros que trabajamos con el concepto de “dato único” (¿pero esto no se supone que lo llevamos haciendo ya años?), con almacenamiento infinito (la elasticidad del cloud es lo que tiene), aprovechando todas las bondades de HANA (tiempo real, análisis predictivo, características geoespaciales…) y pudiendo utilizar herramientas open source del tipo TensorFlow, Spark, Python

Todo muy claro, ¿no? 😉

Si necesitas aclarar algo, te aconsejo que te apuntes a este curso de openSAP que empieza el 31 de julio: SAP HANA Data Management Suite – Strategy Talk

¿O me vas a decir que es mejor plan estar todo el día tirado al sol sin hacer nada mirando el mar? 😉