HR Renewal o cómo innovar… con 5 años de retraso

Han pasado casi 5 años desde que escribí el primer artículo sobre HR Renewal y algo más de 3 desde que comenté algo sobre HR Renewal 2.0. Y en medias de todo eso, en mi etapa en SCL, organizamos algún webinar hablando de esto, impartimos alguna formación a través de SAP y creo recordar que lo contamos en alguna sesión del grupo de trabajo de RRHH en AUSAPE.

Bien, pues en todo ese tiempo, el interés detectado hacia esto era bajo… la gente tenía otras prioridades. Y no hablo sólo de lo detectado por nuestra parte, en otras compañías tampoco veía interés por esa “tecnología” y los pocos ejemplos de implantaciones que vi la verdad es que dejaban bastante que desear.

(Recuerdo especialmente uno en el que alguien contaba entusiasmado que podían calcular la nómina china en SAP sin entrar en SAP cuando lo único que hacía era crear un enlace para llamar al programa de nómina de toda la vida desde un navegador… así, la verdad, difícil valorar las bondades de HR Renewal).

¿Y por qué hablo de esto ahora? Pues porque después de lo comentado en los párrafos anteriores, de repente, en poco más de un mes, he participado en un desayuno de trabajo, he impartido un par de veces un curso y he hecho algunas jornadas de consultoría hablando sobre este tema. Y alguna cosa más hay en cartera para después de verano…

El caso es que llegamos a 2017 y cuando la apuesta de SAP en el área de Recursos Humanos es clara por Fiori y SuccessFactors, empezamos a probar las bondades de HR Renewal… ¿tiene sentido?

Pues… puede tenerlo. Todo depende, como siempre, de lo que necesites. Si lo que quieres es poder acceder a información de tus empleados desde un entorno web amigable, desde un PC o una tablet, puede que HR Renewal sea una buena opción… ahora si lo que quieres es acceder desde un móvil, la cosa cambia.

Como decía, hace unos años ya, todo depende de tus necesidades, tu capacidad tecnológica y tu presupuesto… ahí radica la base de la innovación. Lo que no cuela ya es lo de: “es que SAP es muy feo”.

Muy bien, ¿pero qué es esto de HR Renewal? Venga, empecemos por “releer” estos artículos y en unos días escribo una actualización:

openSAP: a veces veo cursos…

Quizás tras el artículo anterior alguien se ha podido sentir un poco como Bruce Willis al final de “El Sexto Sentido”… pero tranquilos, la cosa no es para tanto y tiene solución 😉

En alguna entrada ya os he hablado de qué recursos utilizo para estar al tanto de las últimas tendencias del sector y concretamente de openSAP hablé por primera vez hace más de 4 años, así que no me voy a repetir en eso.

Desde entonces, me he apuntado a muchos de los cursos que han ido lanzando y, en términos generales, he de decir que son bastante interesantes. Alguno son meramente teóricos y te sirven más para coger discurso de negocio y otros son más prácticos y te permiten experimentar desde el primer momento con nuevas herramientas/tecnologías.

Evidentemente, lo primero que tienes que tener claro es cuál es tu perfil y qué quieres obtener al apuntarte al curso. Si no, te limitarás a apuntarte a “todo lo que se mueva” y no le sacarás valor alguno.

(Sé de alguno que ha habido semanas que ha estado apuntado a más de 4 cursos a la vez… y he dicho “apuntado”, no que los haya aprovechado como debiera).

Aprovechando que durante este mes de agosto se han tomado un breve respiro, os voy a comentar los cursos que van a empezar los próximos 2 meses: algunos son totalmente nuevos y otros son ediciones nuevas de cursos ya convocados con anterioridad.

Hay cursos para todo tipo de perfiles (desarrolladores, administradores, consultores…) sólo tienes que decidir “qué quieres ser de mayor” y ponerte manos a la obra.

Ah, y no olvidéis que esto es sólo una herramienta más, el aprendizaje debe ser algo continuo y permanente o “¿De verdad crees que no tienes nada que aprender?” 😉

El ABAP no está muerto… ¿y tú?

Como ya comenté hace unos días el ABAP no está muerto, ni mucho menos… lo que no tengo tan claro es si muchos de los desarrolladores ABAP siguen “vivos”.

Con la versión 4.6, allá por el año 2000, apareció en SAP la programación orientada a objetos y es el día de hoy cuando todavía muchos clientes siguen manteniendo sus viejos desarrollos donde los métodos y las clases brillan por su ausencia.

Eso sí, batch-inputs y ALVs, los que quieras 😉

Esto me lleva a reflexionar sobre un “novedoso” artículo publicado hace casi más de 5 años en el SCN: “A Call to Arms for ABAP Developers”

Básicamente, habla de lo que comentaba, que no te puedes tirar 15 años haciendo lo mismo y de la misma forma, sin estar al tanto de las innovaciones que van saliendo.

También es interesante ver la evolución que tuvo este hilo abierto en 2010 y actualizado hasta 2015: “ABAP Future in next coming years”

Es curioso ir viendo cómo van variando las opiniones a medida que va pasando el tiempo… lo que es cierto es que el ABAP permanece.

De todas formas, veamos una opinión más actual en: “The Future and Scope of SAP ABAP Career Paths”

Aquí mencionan algo que comparto plenamente: ABAP sí, pero no sólo ABAP.

Personalmente, creo que la clave en los próximos años va a estar en la integración: sistemas cloud con sistemas on-premise, sistemas SAP de toda la vida (ERP, CRM, SRM…) con sistemas adquiridos (que no integrados, aunque todo llegará) por SAP (SuccessFactors, Ariba, Concur…) y, por supuesto, con sistemas de otros proveedores, que algo hay que dejar para los demás… 😉

Es cierto que es difícil seguir el ritmo y que es imposible que alguien controle: ABAP OO, WebDynpro Java, Workflow, WebDynpro ABAP, OData, Gateway, SAPUI5, BOPF, BRF+, JavaScript, CSS, Core Data Services, HCI, SQLScript… aunque los recruiters y/o los jefes de proyecto lo pretendan…

Lo que es cierto es que te tiene que sonar de qué va todo eso y que si no te suena ya, vas tarde… pero tienes forma de reengancharte, sólo es cuestión de bucear entre los miles de blogs, videos, libros y echarle un poco de ganas.

Yo iré contando alguna cosa por aquí, pero seguro que la tecnología va más rápida, así que mejor espabila, si no quieres que te arrolle el tren 😉

PD.- Ah, y si no os importa pagar, creo que este libro podría serviros de ayuda: “ABAP to the Future”

Ideas preconcebidas y la junta de la trócola

El otro día tomando algo con un compañero (y amigo) me preguntó qué estaba haciendo ahora y le dije que, concretamente este mes, estaba impartiendo un curso de ABAP a gente que empezaba y me hizo una pregunta curiosa:

– “¿Y no crees que algo así te desprestigia?”

Como no entendía muy bien el comentario, le pregunté y me dijo:

– “No sé, un tío como tú, con tu experiencia, lo mismo alguien piensa que dar un curso de ABAP a estas alturas es rebajarse…”

Y el razonamiento me hizo gracia, por varios motivos…

¿Un tío como yo? Yo simplemente soy alguien que lleva trabajando con “lo mismo” casi 20 años… eso sí, actualizándome, ya que las cosas han cambiado “un poquito”. Ah, ya… que después de tanto tiempo, lo que la gente espera es que esté en un despacho repartiendo “marrones” y viviendo en “el mundo del powerpoint”… bueno, lo respeto… incluso lo hago cuando toca 😉

¿Rebajarse? No creo que enseñar algo a alguien, nunca, sea rebajarse. ¿Que en este caso es algo “viejuno”? Sí, y al mes siguiente puede que está dando algo totalmente innovador a gente que lleva el mismo tiempo que yo en esto… lo bueno es saber adaptarse y poder hablar al nivel de los unos y de los otros.

En cualquier caso, es curioso esa forma de pensar y va en consonancia con la última entrada que publiqué sobre las carreras profesionales en la mayoría de las consultoras… Y cierto que las cosas están cambiando, pero la idea general es esa: si en unos años no eres gestor, eres un paquete 😉

Por otro lado, relacionado con ese post, tengo claro que no es posible pagarle a un programador ABAP 80.000 €/año si luego el cliente te paga 20 €/hora, pero es que esto lleva un cambio más profundo, como sería el pasar de trabajar por horas a trabajar por aportar valor.

(Algo de esto comenté en “Trabajar por horas: ¿me lo estás diciendo en serio?”)

También, al final del artículo en el que contaba cómo saber cuál es el puesto ideal de cada uno en una consultora con una sola pregunta, se podía intuir algo sobre el origen del problema.

Todo un tema, que debería empezar porque nadie dijera “tengo 100 horas para que me soluciones ALGÚN problema y te puedo pagar 2.000 €” y pasara a decir “tengo ESTE problema, si lo puedes solucionar, ¿cuánto tardas y cuanto me cobras?”.

Esto es como si yo, que no tengo ni idea de mecánica, fuera al taller y les dijera: “ahí os dejo el coche, creo le falla la junta de la trócola, vengo en media hora a por él y os doy 10 € por el arreglo”. No tiene mucho sentido, ¿no? Pues no os imagináis la de “mecánicos” que hay por ahí sueltos…

Y, por aclarar, no soy mecánico, ni programador… simplemente, intento aportar valor y sentido común en lo que hago.

Y tú, ¿intentas hacer algo para cambiar esto o crees que así va bien la cosa? 😉

PD.- El otro día alguien me comentó que el verano me avivaba el ingenio… bueno, más bien, me deja algo más de tiempo.

PD.- De todas formas, tranquilos, que volveré con cosas más tecnológicas, pero sin dejar nunca de lado el humor 😉

Keylor Navas jugará este año de delantero

El Real Madrid a través de un comunicado oficial ha anunciado esta mañana que la próxima temporada Keylor Navas llevará el dorsal “9” y ocupará el puesto de delantero centro en el equipo blanco.

Desde el club madridista han declarado que se han visto obligados a tomar esa decisión ya que Keylor llevaba 4 años desempeñando la labor de guardameta y había pedido un sustancial incremento en sus emolumentos.

Ahora mismo el Madrid tiene 10 días para encontrar otro portero que le permita afrontar con garantías la temporada. Se está barajando la posibilidad de pagar la clausula de rescisión de De Gea u Oblak.

Lo sé, pensáis que se me ha ido definitivamente la cabeza, que el calor ha hecho mella en mí…

Cambiemos “Real Madrid” por “consultora”, cambiemos “portero” por “programador” y cambiemos “delantero” por “gerente”.

  • ¿De verdad un buen técnico va a ser automáticamente buen gestor?
  • ¿Realmente para poder acceder a ciertas bandas salariales tengo que pasar a hacer algo que no me gusta o para lo que no estoy capacitado?
  • ¿Es fácil sustituir a un técnico brillante y comprometido con su trabajo?

Estoy buscando una consultora con un programador ABAP de más de 45 años que cobre 80.000 € para incorporar a mi colección de gamusinos y unicornios… 😉

Cómo saber cuál es el puesto ideal de cada uno en una consultora con una sola pregunta

Hace unos días en una formación planteé el siguiente supuesto: “Un cliente nos pide una oferta para implementar algo en 24.000 horas”.

Con ese único dato, pregunté cuánto tiempo tardaríamos en hacer el proyecto y una persona respondió:

– “En 100 días”.

Bien, ya tenía identificado al comercial.

Después de aclarar lo dudosamente legal que era presuponer lo de trabajar 24 horas al día, alguien hizo una puntualización y dijo:

– “300 días, si calculamos 8 horas al día”.

Ese era mi director de proyecto: ni fines de semanas ni vacaciones… tras este otro apunte, alguien dijo:

– “66 semanas, suponiendo que se trabajan 5 días a la semana y contando 6 semanas de vacaciones”.

Perfecto, ya tenía mi jefe de proyecto.

“Lo que pasa es que 66 semanas es más de 1 año de proyecto y al cliente se le va a hacer largo” comenté y enseguida alguien me dio la solución

– “Bueno, pues ponemos a 6 personas y lo tenemos listo en 11 semanas”.

Y así es como dí con el financiero.

Ahora ya sólo es cuestión de localizar un grupo de recién licenciados dispuestos a trabajar de sol a sol y empezar a “darle a la manivela”…

¿Alguien se siente identificado? ¿Dónde pensáis que está el error inicial?

Yo lo tengo claro en el supuesto inicial… ¿de verdad alguien puede decir el número de horas que se va a tardar en implementar algo que probablemente no tiene del todo claro sin tener en cuenta el número de recursos asignados ni la cualificación de los mismos?

No quiero decir que mi “selección de personal” sea la más adecuada, pero si algo empieza mal… 😉

La pirámide de Maslow y la innovación

De todos es conocida la evolución que ha tenido en los últimos años la conocida pirámide de Maslow, en la que se refleja gráficamente la jerarquía de necesidades básicas de los seres humanos.

Una vez que ya tenemos casi superado lo de la wifi (no entremos en detalles de la velocidad o la calidad de la señal) nos toca lidiar con el tema de la batería.

Por favor, empresas de ingeniería, dejaos de sacar nuevos modelos de aparatos y centrad todos vuestros esfuerzos en diseñar “baterías eternas”, si queréis que el mundo caiga rendido a vuestros pies 😉

Mientras tanto, tendremos que seguir cargando con baterías auxiliares, enchufes/conectores de todo tipo, y demás artilugios, para poder seguir “vivos” y cualquier día va a pasar una desgracia, como vaticinan los grandes pensadores de El Mundo Today en esta noticia:  “Desconecta al abuelo para enchufar el cargador del móvil”

El caso es que ayer escuché en la radio una noticia en la que hablaban de una cadena de hoteles que había instalado unas sombrillas que te permitían cargar las baterías de tus dispositivos y me pareció algo novedoso e innovador.

Y novedoso, novedoso, no es… ya que me he encontrado un artículo de 2013 en el que ya habla del algo así: “Una sombrilla que recarga nuestros gadgets con energía solar [Ideas para el verano]”

Lo que no quita para que no sea innovador, ya que alguien cogió esa idea, pensó que podía ser un servicio interesante para que las empresas de dieran un mejor servicio a sus clientes, y ha unido ambas ideas: el producto y cómo mejorar la experiencia del cliente en un sector determinado.

Es decir, como decía el otro día, innovar no es sólo inventar.

Aquí os dejo un enlace a la noticia: “Un hotel de Benidorm permite cargar el móvil en la piscina mediante sombrillas solares”

Y aquí podéis ver un vídeo de 2014 con distintos productos de la empresa Textil Energy, que es quien lo comercializa:

De todas formas, estoy convencido de que en pocos años este será un problema que habrá sido resuelto, aunque mientras tanto voy a ir ensayando “el grito de Tarzán”, por si me surge alguna emergencia, y tengo que cargar el móvil de un poco menos convencional… “Cargar tu teléfono móvil a gritos ya es posible” 😉