SuccessConnect 2018 (II)

Sigamos con lo empezado ayer...

 

Los partners tienen todo un mercado abierto para la creación de aplicaciones que complementen la funcionalidad de SuccessFactors.

 

Una de las aplicaciones que lleva más tiempo es la de JobPts , la conoces, ¿no?

 

Que no te engañen con los tiempos del proyecto, puede ser cosas de pocos meses o de muchos. Eso sí, es importante que los procesos estén claro, la tecnología viene después.

 

Aunque no se ha concretado nada, parece que no voy muy desencaminado en lo de que va a haber una nueva nómina

 

Todo el mundo tiene talento: diversidad e inclusión, sin discriminación.

 

Un ejemplo con números de los beneficios de subirse a la nube.

 

Primer gran “cliente” en implantar Employee Central en SAP HANA, como os conté hace unos días.

 

Uso de SAP Jam como entorno colaborativo en un hospital.

 

Mientras llega la nueva nómina, hablemos un poco del Payroll Control Center

 

que ya sabemos que (el Payroll Control Center) está disponible para todos los clientes de SAP HCM, no hay porqué tener SuccessFactors.

 

Y lo voy a dejar por hoy; ya sólo queda una entrada más y daré por cerrado este tema, que en nada me toca “irme” al SAP TechEdge… 😉

SuccessFactors Employee Central on SAP HANA ya tiene su primer gran cliente

Pues sí, parece que ya podemos hablar de que SuccessFactors Employee Central se ejecuta sobre SAP HANA, aunque haya pasado un tiempo desde que os comenté que esto iba a ser una realidad: ¿SuccessFactors sobre HANA?: venga que sí, que ahora va en serio

Empezaron haciendo pruebas con pequeñas y medianas empresas, con el objetivo de estabilizar y mejorar el producto. Ahora, tal y como anunciaron en el SuccessConnect, han finalizado la implantación en una gran empresa, en la que podemos ver estos grandes números:

  • 95.000 empleados han probado la aplicación.
  • Se han estandarizado 70 procesos.
  • Se han eliminado 1.300 campos de datos (un 20%).
  • Más de 100.000 empleados usan la aplicación.
  • Se utiliza en 152 países.
  • Todo en un entorno cloud.

Todo ello les ha permitido ofrecer una solución global, centrada en las necesidades del usuario, que agiliza los procesos de la compañía y ofrece una mayor transparencia.

Suena bien, ¿no? Bueno, un “pequeño” detalle, el cliente es… SAP.

Lo cual no me parece mal, ya que muchas veces vendemos cosas que no “sufrimos” y qué mejor forma de ponerte en “los zapatos” del cliente, que siendo tú el usuario de las aplicaciones que “perpetras”…

Esto no siempre es así y sabéis que, muchas veces, en casa del herrero… 😉

PD.- El artículo original: SAP Is the First Large Enterprise to Run SAP SuccessFactors Employee Central on SAP HANA

SAP y Google Cloud: ¿quieres saber más?

Hace más de 3 años se anunció el acuerdo de colaboración entre SAP y Google. Posteriormente, se anunció la posibilidad de alojar los servicios de SAP Cloud Platform en Google Cloud, algo que ya es posible en algunos datacenters.

Desde entonces, la colaboración entre ambas compañías ha ido avanzando, como es lógico, dando lugar a productos como SAP Data Custodian, por ejemplo, que es una solución SaaS que nos permite alojar datos en la nube pública con total seguridad, con la transparencia y el control que podríamos tener en una instalación on-premise o en una nube privada.

sap-data-custodian-device-unovrvw.png.adapt.800_400.false.false.false.true

Además de esto, se está trabajando en:

  • Ofertas de servicios gestionados con instancias SAP HANA.
  • Máquinas virtuales de 4TB certificadas para SAP HANA.
  • Acceso al SDK de Android para el desarrollo de aplicaciones.
  • Integraciones con G-Suite.

Todo eso os lo cuentan en este artículo: Building on our SAP partnership: Working together to help businesses thrive

Y si queréis saber algo más, os invito a que os apuntéis a este webinar que tendrá lugar el próximo 20 de septiembre: Reimagine your business with SAP on Google Cloud

Por supuesto, podéis encontrar más información, buscando… en Google 😉

SAP Fiori Launchpad te simplifica la vida

Olvídate de navegar por carpetas y de acordarte de raros nombres de transacciones. Sí, ya sé que estás acostumbrado a eso, pero es que eso que pregonas de “la gestión del cambio” también va contigo… 😉

Como ya he comentado alguna vez, SAP Fiori Launchpad debería ser la puerta de acceso a cualquier aplicación SAP en el futuro más inmediato. Es decir, ayer.

Y para ello, aquí te dejo algunas pistas para que lo configures:

Básicamente, se trata de aplicar el sentido común y seguir reglas del tipo:

  • Muestras sólo las aplicaciones que necesitas habitualmente: ¿o eres de los que tienes el escritorio de Windows lleno de iconos?
  • Organiza las aplicaciones de manera coherente: utiliza los grupos y ponles títulos significativos.
  • Deja que el usuario personalice su pantalla: por muy intuitiva que te parezca la que has diseñado por defecto, cada uno tenemos nuestra forma de organizar la información; además, siempre hay la posibilidad de deshacer los cambios y volver a la original.

Y recuerda que no todo tiene que estar en la página de inicio, también tenemos el buscador de aplicaciones y el menú de navegación.

Estos consejos y algunos más, los podéis ver en el artículo original: SAP Fiori Launchpad – Setting Up the Right Environment

Y no, por favor, no vengáis con cosas del tipo: “es que para tener esto, tenemos que tener HANA”… que no sería la primera vez que lo oigo… 😉

Planifica tu formación con tiempo

A veces me preguntáis qué podéis hacer para aprender SAP y lo cierto es que no hay una respuesta única.

A la gente que quiere empezar de cero les recomiendo siempre que busquen una formación oficial SAP, ya sea directamente con SAP o a través de un programa homologado.

El resto de opciones no son aconsejables, ya que lo que ofrecen con respecto a lo que dan después deja mucho que desear. Así que si veis ofertas “irresistibles” de supuestos centros de negocios y maravillosos másters (del universo), mi consejo es que invirtáis ese dinero en una ONG. Tú te quedarás igual pero al menos habrás hecho algo por la sociedad… 😉

Para la gente que ya tiene experiencia, se abren otras posibilidades qué básicamente resumiría en dos: Google y openSAP.

¿Google? Pues sí, si buscáis un poquito os podéis encontrar blogs y artículos de casi todo y en algunos casos donde te explican paso a paso cómo funciona un determinado proceso. Evidentemente, hay que saber filtrar, ya que no todo vale, pero eso se aprende con un poco de tiempo.

Por ejemplo, si alguien quiere aprender HANA, le recomendaría el canal de Youtube de la SAP HANA Academy.

Y después tenemos openSAP, donde tenemos accesibles cursos de distintas temáticas y con distintos niveles; algunos son meramente comerciales (especificaciones de producto y poco más) y otros son técnicos; dependiendo de tu perfil, te interesarán unos u otros.

Ya sé que no tienes tiempo de nada pero, ahora que estás tirado en la playa, quizás sea un buen momento para reflexionar y plantearte si quieres adquirir nuevos conocimientos o te vale con lo que sabes.

Aquí os dejo un listado de los cursos que hay planificados actualmente en openSAP, hasta final de año:

Hay alguno más, en perfecto alemán, y seguro que ofrecerán más antes de final de año, pero con estos creo que es más suficiente para que te hagas una idea.

¿Y hay que hacerlos todos? Evidentemente, no. Todo depende de qué estés buscando. Por ejemplo, a mí me interesan especialmente los de portales, integración, API’s,  Leonardo, Personas y  S/4HANA… ¿por qué? Porque son temas que ya conozco y creo que no está de más profundizar en ellos.

Si todo te suena a chino, puedes mirar en el catálogo todos los cursos que se han ido publicando en el pasado y, cómo siguen estando disponibles, empezar por ahí, para adquirir los conocimientos básicos del tema que sea.

Lo que es cierto es que estos cursos, desde mi punto de vista, no son aconsejables para alguien que no tengo una mínima base sobre el mundo SAP, ya que se dan muchas cosas por supuestas.

Así que no digas que no te he avisado, estás a tiempo de planificar tu formación para prepararte para lo que está por llegar.

Ahora, sigue disfrutando de tus vacaciones… 😉

El que esté libre de pecado…

Hace unos días el diario Expansión publicó esta noticia: “Workday le ‘roba’ Santander a SAP”.

El titular me parece cuanto menos engañoso ya que, por lo que yo sé, el Banco de Santander no tenía implantada mucha funcionalidad de Recursos Humanos en SAP y no creo que en el supuesto “robo” entren el resto de módulos de SAP, ¿o realmente le ha “robado” también toda la parte financiera?

Y que conste que creo que Workday puede ser un gran producto; no lo puedo afirmar porque no lo conozco en profundidad, pero algo debe tener el agua cuando la bendicen: “La empresa que une a Facebook, Google, Nissan, Netflix y a la mitad del Fortune 500“.

SAP lo conozco un poco mejor y probablemente, aunque la imagen que pongo a continuación es de 2014, si hablamos de cifras, el grado de penetración de SAP en las empresas del Fortune 500 apostaría a que es mayor, a día de hoy.

En cualquier caso, son sólo cifras y cada uno presentan las que le interesan, como es lógico.

“Estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros”, como dijo Groucho Marx.

O la versión más moderna: “Este es el cuadrante de Gartner y si no te gusta, te presento otro”… 😉

¿Con SAP todo es perfecto? Para nada, de hecho, aquí os dejo otra noticia que salió recientemente y que ha hecho algo de ruido: “Lidl cancela un contrato de 500 millones de euros con SAP”.

¿Realmente hacía falta gastarse 500 millones de euros y que pasaran 7 años para ver que algo iba mal? ¿Toda la culpa es de SAP? ¿Del implantador?

Entonces, ¿SAP no vale para nada?

Bueno, eso sería mucho decir, si tenemos en cuenta la cantidad de empresas que trabajan con sus productos. Puede que no valga para todo, por eso es importante que antes de lanzarse a una implantación, el cliente se forme mínimamente y/o pida consejo a alguien con experiencia, aparte de seleccionar a un proveedor con garantías (no vale con ser “uno de los grandes”), que luego pasa lo que pasa…

Aquí os dejo un par de artículos para reflexionar:

Atención a la conclusión final de este último: el proyecto no es ni del proveedor de software ni del implantador, el proyecto es del cliente y siempre es más rápido y más barato (aunque no lo parezca) hacer las cosas bien a la primera.

Y no penséis que estas cosas le pasan sólo a SAP, que Workday también la “caga”: Sacramento city schools paid $5.2 million to tech firms. Now it wants its money back

Pues eso, ¿quién tira la primera piedra? 😉

Conducir sin carné

Se estima que en España hay unas 26.000 personas que conducen sin carné y que hay más de 26 millones de conductores en activo, ¿qué os parece?

Como sois gente sensata, imagino que una temeridad; aunque también es cierto que viendo conducir a alguno, no sé qué da más miedo 😉

Alguno puede pensar que el que haya un 0,1% de conductores sin carné tampoco es para tanto, pero es que resulta que las normas y las leyes están para todos, ¿no?

Por supuesto que tener el carné no te garantiza saber conducir. De hecho, creo que aprendes a conducir, una vez que te sacas el carné, pero si te da unas nociones básicas para saber lo que te traes entre manos.

Y, evidentemente, puede haber gente que sin tener carné conduzca mucho mejor que muchos de los supuestamente capacitados por la tarjetita rosa.

Un título, ya sea el carné de conducir, la carrera de Medicina o un Máster (ya sea de Harvard o de Aravaca), únicamente te da un certificado que acredita que has adquirido (más bien que te han “soltado”, otra cosa es que tú los hayas hecho tuyos) una serie de conocimientos para su/tu desarrollo posterior.

Es a partir de este momento, cuando pondrás en práctica dichos conocimientos para desarrollar y potencias tus habilidades. No quiero que me cuentes que sabes muchas cosas, quiero que hagas cosas con todo eso que sabes.

Eso sí, no me gustaría subir en un autobús en el que el conductor no tuviera carné; ni me gustaría ponerme en las manos de un cirujano que no hubiera pisado la facultad de Medicina (aparte de la cafetería).

Y de nada me valdría que en la compañía de autobuses me dijeran que tienen 3 conductores de los 100 que hay en plantilla con carné; o que en el hospital argumentaran que el cirujano lleva años operando y nunca ha tenido ningún problema.

Aunque claro, estoy pensando que si esa compañía de autobuses o ese hospital deciden, en un momento dado, implantar SAP, lo mismo pretenden que se lo implante alguien con TODOS los consultores certificados.

Mejor no saquemos las cifras de cuántos consultores “conducen” sin carné… 😉