Conducir sin carné

Se estima que en España hay unas 26.000 personas que conducen sin carné y que hay más de 26 millones de conductores en activo, ¿qué os parece?

Como sois gente sensata, imagino que una temeridad; aunque también es cierto que viendo conducir a alguno, no sé qué da más miedo 😉

Alguno puede pensar que el que haya un 0,1% de conductores sin carné tampoco es para tanto, pero es que resulta que las normas y las leyes están para todos, ¿no?

Por supuesto que tener el carné no te garantiza saber conducir. De hecho, creo que aprendes a conducir, una vez que te sacas el carné, pero si te da unas nociones básicas para saber lo que te traes entre manos.

Y, evidentemente, puede haber gente que sin tener carné conduzca mucho mejor que muchos de los supuestamente capacitados por la tarjetita rosa.

Un título, ya sea el carné de conducir, la carrera de Medicina o un Máster (ya sea de Harvard o de Aravaca), únicamente te da un certificado que acredita que has adquirido (más bien que te han “soltado”, otra cosa es que tú los hayas hecho tuyos) una serie de conocimientos para su/tu desarrollo posterior.

Es a partir de este momento, cuando pondrás en práctica dichos conocimientos para desarrollar y potencias tus habilidades. No quiero que me cuentes que sabes muchas cosas, quiero que hagas cosas con todo eso que sabes.

Eso sí, no me gustaría subir en un autobús en el que el conductor no tuviera carné; ni me gustaría ponerme en las manos de un cirujano que no hubiera pisado la facultad de Medicina (aparte de la cafetería).

Y de nada me valdría que en la compañía de autobuses me dijeran que tienen 3 conductores de los 100 que hay en plantilla con carné; o que en el hospital argumentaran que el cirujano lleva años operando y nunca ha tenido ningún problema.

Aunque claro, estoy pensando que si esa compañía de autobuses o ese hospital deciden, en un momento dado, implantar SAP, lo mismo pretenden que se lo implante alguien con TODOS los consultores certificados.

Mejor no saquemos las cifras de cuántos consultores “conducen” sin carné… 😉

SuccessFactors – Workday – CornerStone

Aunque hay otras, estas 3 suelen ser las soluciones cloud de HR que se plantean muchos de los clientes, con el permiso de Meta4 y Oracle HCM Cloud.

Cuando algún cliente me pregunta mi opinión al respecto, mi respuesta es la de siempre: “depende”. No me digas qué quieres (“una solución moderna de Recursos Humanos”), dime por qué la quieres y/o para qué la quieres.

Y, evidentemente, no me vale el “porque es muy bonita” o “porque es la moda”.

Sin meternos en disquisiciones técnicas, ¿qué tienen en común las 3 soluciones?

  • Son productos norteamericanos, para lo bueno y para lo malo.
  • Son soluciones SaaS, es decir, nacieron como cloud y se pagan por suscripción.
  • Nos permiten gestionar los procesos de talento.

¿Cuál es el mejor? Lo siento, pero no hay respuesta a esa pregunta, depende de lo que necesites. Cosas que hay que tener claras:

SuccessFactors

Workday

  • Combina información financiera y de Recursos Humanos.
  • Tiene un interfaz de usuario uniforme y muy cuidado.
  • A diferencia de CornerStone o SuccessFactors, no se puede implementar de manera modular: tengo que comprar toda la solución.
  • Aunque se ha ido desarrollando de manera gradual y sobre una misma base, parece que no todos los componentes son tan maravillosos como parece. Aquí os dejo un artículo de William Tincup sobre la parte de Recruiting: With Workday, Where Am I Wrong?

CornerStone

Por supuesto, las 3 soluciones, están posicionadas como las mejores en Gartner, sólo hace falta elegir el cuadrante que les interesa a cada una… 😉

Y llegados a este punto, ¿con cuál me quedó? ¿No te ha quedado clara mi respuesta? DEPENDE 😉

A ver, a simple vista, si yo necesitara únicamente una solución para formación, probablemente elegiría CornerStone.

Si busco una solución más global, tendría que cuenta si lo que tengo ahora es SAP o no. Si es SAP, probablemente, tiraría por SuccessFactors; si no lo es quizás me fuera a Workday… o si quiero “tirar a la basura” lo que tengo en SAP.

Por supuesto, no hay una solución perfecta y no va a haber ninguna herramienta que cumpla al 100% tus requerimientos. Siempre puedes hacer un mix y coger parte de una y parte de otra… salvo con Workday.

De todas formas, ten en cuenta que lo mismo el mayor problema está ahí: en tus procesos. Quizá va siendo hora de darles una vuelta porque, lo siento, pero por muy especial que te creas, tu proceso de selección/evaluación/formación, a grandes rasgos, es similar al 80% al de tu competencia… y eso no debería preocuparte, a ellos les pasa lo mismo.

Así que, si me permites un consejo, deberías aprovechar el cambio de herramienta para darle una vuelta a esos maravillosos procedimientos que definiste hace 15 años, que en su momento seguro que eran los mejores, pero es que lo de “siempre se ha hecho así” ya no vale (suponiendo que hubiera valido alguna vez)… a no ser, que, por ejemplo, hace 15 años tuvieras un iluminado en la empresa a quien ya se le hubiera ocurrido la posibilidad de mantener contacto con  los candidatos de un proceso de selección por Whatsapp, por ejemplo… 😉

SAP Fiori Overview Pages

Hace año y medio cuando se empezó a hablar del concepto de Fiori 2.0 aparecieron las Overview Pages, que son algo más que “esas páginas chulas”, como dicen algunos…

Utilizando distintos tipos de componentes, de los llamados SAP Fiori Elements, podré construir estas páginas, que me presentan la información dentro de un contexto y de manera intuitiva para el usuario, pudiendo además navegar para consultar el detalle de la misma.

En este video podéis ver un ejemplo de una Overview Page:

En una próxima entrada, veremos cómo crear una, pero de momento os dejo con un enlace donde podéis encontrar las que hay disponibles, a día de hoy en la Fiori Apps Library, para las distintas versiones S/4HANA: aplicaciones estándar Fiori con Overview Page

Evidentemente, antes de ponernos a crear una, habría que revisar si ya existe algo parecido a lo que necesito, ¿no? 😉

GDPR: esto conmigo no va, ¿no?

No, claro, esto es una normativa europea que aplica a todo el mundo menos a ti. Tú tranquilo, que tú estás exento, que a ti no te van a multar con el 4% de tu facturación global, esto es para los demás… ¿¿¿me lo estás diciendo en serio???

Porque parece que, a la vista de algunas consultas, alguno se piensa que va a ser así, que a partir del 25 de mayo de 2018 no va a pasar nada…. bueno, a los demás sí, ¿pero a mí?

Pues nada, que casa uno asuma sus riesgos, pero no estaría de mal recordar que el GDPR es un reglamento a que entró en vigor el 24 de mayo de 2016 y que hasta ahora se han dado 2 años de plazo para adaptarse al mismo.

¿Qué has estado muy liado haciendo otras cosas? Llámense SEPA, SLD o SII, pues muy bien, pero por eso no te va a librar nadie de rendir cuentas y yo que tú me iría poniendo las pilas. Ya te dije que te iba a pillar el toro…

Podéis encontrar cientos de artículos relativos a GDPR, utilizando una maravillosa y “novedosa” herramienta llamada Google, así que no merece la pena que cite alguno en concreto.

Lo que sí que tiene que quedar claro es que este reglamento es algo que nos afecta a todos, empresas y particulares. Y a nivel de empresa, hemos de ser capaces de tener controlados en todo momento, la información personal relativa a empleados, candidatos, proveedores o clientes.

Cualquier información de carácter personal que tratemos, debe poder ser auditada, confidencial y sensible de eliminar/bloquear en un momento dado. Para ello, hemos de revisar muchos de los procesos existentes y adaptar las herramientas que utilizamos para gestionar esa información.

Concretamente, SuccessFactors ha sacado nuevas funcionalidades que nos permiten gestionar la información relativa a empleados y candidatos de acorde a nuevo reglamento.

De esto, si os dejo un documento: GDPR Capabilities Product Fact Sheet

Básicamente, os cuentan lo que ya os comenté en el artículo SAP SuccessFactors Q1 2018 Release Highlights, nuevas funcionalidades en Employee Central y Recruiting principalmente, para garantizar la confidencialidad de la información, el control del acceso a la misma, la posibilidad de rectificarla y poder eliminarla pasado el período de retención legal.

Y además,  os dejo un enlace a algo que abarca más que el GDPR, pero que tiene que ver con todo esto del gobierno y control de datos: SAP Institute for Digital Government

Vamos, que os toca aprender una sigla más (SIDG), que ya sabéis que a SAP esto de inventarse términos/siglas, no le gusta nada… 😉

¿No hemos aprendido nada en 20 años?

Me resisto a creer que no hayamos aprendido nada en los últimos 20 años.

No me puedo creer que volvamos a repetir lo de formar “expertos” en 20 días (en el mejor de los casos), para hacer todos los proyectos que están al caer.

Por aquel entonces era el temido “efecto 2000”, cuando muchas compañías dijeron adiós a sus viejas aplicaciones a medida e implantaron algo llamado ERP… o algo parecido, porque con la excusa de “es que nosotros somos muy especiales”, terminamos toqueteando mucho de los procesos estándar que nos ofrecía dicho ERP.

Y, como es lógico, con el conocimiento y experiencia que teníamos, así salían las cosas.

Después, hemos vivido mucho tiempo poniendo parches sobre aquellas “maravillas”, a medida que hemos ido aprendiendo de nuestros errores y adquiriendo conocimientos que no nos habrían venido nada mal al inicio, pero nos pilló el toro e hicimos lo que pudimos.

¿Quién de vosotros al terminar un proyecto (sobre todo de esos de los inicios) no cambiaría cosas (por no decir que lo empezaría de nuevo) al finalizarlo?

Personalmente, alucino cuando alguien me dice: “he estado en un cliente y he visto una operación de nómina tuya del año 98”. Os aseguro que es para temblar, que eso se siga utilizando… 😉

Con todo el tema de HANA, S/4HANA y las distintas soluciones cloud, el mundo SAP está cambiando radicalmente y, si bien es cierto que habrá alguno que lo abandone, la inmensa mayoría de los clientes se verán “obligados” a migrar/reimplementar sus sistemas.

A diferencia de hace 20 años, hoy en día tenemos muchos más recursos a nuestra disposición para prepararnos para este cambio pero… ¿lo estamos haciendo?

Mi impresión es que no. O al menos, no al ritmo que deberíamos. Y como españoles y muy españoles que somos, al final nos va a pillar el toro.

Lo cierto es que es difícil que lleguemos a tiempo mientras:

  • Los clientes piensen que pueden tener un profesional competente por 30 €/h.
  • Los proveedores de software no sepan lo que venden… o sí lo saben, pero no para qué te lo venden.
  • Las consultoras oferten a todos los proyectos “porque para que se lo lleve otro…”.
  • Los empleados no asuman que su formación no es responsabilidad únicamente de su empresa.
  • Los departamentos de compras no entiendan que lo barato sale caro, aunque ellos se lleven el bonus por haber conseguido el descuento que les ponen como objetivo.

Porque si no corregimos todo esto, los clientes seguirán ofertando proyectos en los que no saben lo que quieren, a los que las consultoras se lanzarán como leones, para terminar haciendo algo con un software que no conocen lo suficiente (o no es el más adecuado), a precios “convenientemente” ajustados por los departamentos de compras, con personal no suficientemente cualificado o mal retribuido.

Evidentemente, hay clientes que saben lo que quieren, proveedores de software con critero, consultoras que no entran en ofertas temerarias, empleados que se preocupan de actualizarse y departamentos de compras que miran por el interés general, pero… ¿de qué hay más, de los primeros o de estos últimos?

Resumiendo, que o nos ponemos las pilas ya o me veo dentro de 20 años escribiendo un artículo parecido sobre las chapuzas que están por venir 😉

Y en esto, todos podemos hacer algo:

  • Los clientes pagando tarifas acorde al valor solicitado. ¿Por qué no pagar 80 €/h por un programador que me resuelve más en el mismo tiempo que 5 programadores a 20 €/h?
  • Los proveedores aportando soluciones que le den valor al cliente… independientemente de que te comisione más o menos.
  • Las consultoras vendiendo por valor aportado, no por horas/hombre. ¿Y si todos dijéramos que no a las “ofertas suicidas”?
  • Los empleados actualizando sus conocimientos de manera constante, para poder aumentar/mantener su valor en el mercado.
  • Los departamentos de compras no fijándose sólo en el descuento obtenido, sino en el valor final. Puede que el proyecto inicialmente se compre por menos dinero, ¿pero has calculado el valor de todas las ampliaciones asociadas por esa “ajustada” compra inicial?

Soluciones creo que hay y aún estamos a tiempo, sólo es cuestión de echarle VALOR 😉

Nuevas ediciones de SAP Learning Hub

No es la primera vez que hablo de SAP Learning Hub, la plataforma online de formación de SAP. Ojo, no confundir con openSAP, que también es una plataforma online, pero con una “pequeña” diferencia: openSAP es un servicio gratuito y accesible para todo el mundo y SAP Learning Hub es un servicio de pago por suscripción,

Bueno, antes había una suscripción básica gratuita, que te daba acceso a un contenido muy limitado. Ahora, creo que esto ha pasado a ser una edición de 14 días de prueba, la discovery.

En cualquier caso, para eso escribo esta entrada, para aclarar las nuevas ediciones que hay. Antes sólo existían las ediciones business y professional, pero hace unos meses han aparecido también ediciones por soluciones, para aquellos usuarios que sólo necesitan acceder a ciertas áreas de conocimiento.

¿Qué ediciones existen a día de hoy?

No todos los cursos están incluidos en SAP Learning Hub pero a día de hoy hay más de 3.800 cursos, en distintos idiomas, más que suficientes, ¿no?

La mayoría de las veces, incluso demasiados, ¿o realmente estás interesado en hacer 3.800 cursos? Muchas veces, lo que necesitas es tener acceso a ciertos manuales, no a los 3.800, pero hasta hace poco no había opción de suscribirte sólo a ciertos cursos, por eso surgen las ediciones por soluciones:

Aquí tenéis más detalle: SAP Learning Hub Solution Editions

Si queréis ver detalladamente, qué cursos incluye cada edición, podéis ver ese detalle en esta hoja Excel: Learning Hub Catalogue

Las ediciones por soluciones tienen un precio más reducido (1.500 € frente a 2.760 €) y además incluyen 10 horas de SAP Live Access.

¿Qué es esto de SAP Live Access? Acceso a sistemas, para poder practicar todo lo que viene en los manuales,  porque SAP Learning Hub proporciona documentos, simulaciones, tests, etc… pero no acceso a sistemas.

Una vez consumidas esas horas, siempre puedes contratar más, en paquetes de 20 horas y en función del curso, el precio irá de 156 € a 420 €. Aquí os dejo los enlaces, donde podéis ver qué cursos incluye cada una de las categorías:

¿Todo esto es barato o caro? Pues, como siempre, depende. ¿Cuánto estás dispuesto a invertir en tu formación? Puede que pienses que eso de la formación, no sea cosa tuya, pero a mi modo de ver,  esto puede que termine siendo un problema para ti.

Lo que es cierto es que, a día de hoy, tienes muchos recursos a tu disposición, unos gratuitos y otros de pago. Lo importante es tener clara esa necesidad de formarte y tener claro el objetivo para que sea una formación eficaz y productiva.

De nada sirve, apuntarse a cursos por acumular certificados, si no soy capaz de asimilar conocimientos. Lo de la “titulitis” no funciona.

Es como lo apuntarte al gimnasio y no bajar, que de eso sé un rato… 😉

PD.- Los precios que comento, son los que aparecen vigentes a día de hoy en la web de SAP.

SAP se va de “rebajas” y adquiere Callidus

Recuerdo que hace unos años uno de los argumentos de SAP frente a otros competidores, por ejemplo, era el siguiente: “es que esos son un Frankenstein, cogen piezas de aquí y allá, no como nosotros, que tenemos todo bajo el mismo armazón”

Evidentemente, el mundo ha cambiado y creo que SAP ha sabido adaptarse a los tiempos, unas veces con más acierto (HANA, S/4HANA) y otras con menos (¿hablamos de movilidad?), pero en general diría que va por el buen camino.

Lo complicado es precisamente eso: saber qué camino escoger, porque no es único, hay muchos, lo cual facilita la libertad de que cada uno escoja el que más le convenga y a la vez lo hace más complicado, ya que muchos no saben por dónde tirar.

Cuando el cliente no sabe si seguir con el CRM on-premise o pasarse al Cloud for Customer (C4C) o a Hybris (que en parte es lo mismo que C4C y en parte no), aparece ahora en juego un nuevo actor: Callidus.

¿Y esto qué es? ¿La competencia de Salesforce? No precisamente, porque de hecho Salesforce tiene una app para integrase con Callidus. Es algo que lo complementa, como es de suponer que complemente y se integre con todas las soluciones de SAP CRM/Hybris en un futuro “inmediato”.

Básicamente, me sirve para optimizar/agilizar la fuerza de ventas, mejorar la integración del marketing, facilitar la elaboración de contratos, optimizar la configuración de precios, etc…

Aquí tenéis la comunicación oficial: SAP to Acquire Callidus Software Inc., Will Offer Comprehensive “Front Office” Suite

Por supuesto, es una herramienta cloud y esta adquisición entra dentro de la estrategia iniciada en 2012, con compras como las de Ariba, SuccessFactors, Concur… una forma de ganar cuota de mercado en el mundo cloud.

Ah, y el precio han sido 2.400 millones de dólares, un chollo comparado con los 7.400 millones de dólares que se pagó por Concur, por ejemplo.

En cualquier caso, todo esto está muy bien, pero sigo pensando lo mismo: la clave está en la integración.

Si no se ofrece una integración, en un plazo razonable de tiempo, de todas estas soluciones con los procesos de negocio ya existentes, no tiene sentido seguir comprando “piezas”.

¡Necesitamos al Dr. Frankenstein! 😉