Seleccionando sin prejuicios

Los procesos de selección muchas veces se ven influenciados por factores colaterales al mismo, que no están directamente relacionados con el puesto buscado y que hace que muchos candidatos sean descartados en un primer paso, sin ni siquiera tener opción a entrar en el mismo.

Tenemos herramientas como las killer questions (que suelen matar más de la cuenta), los curriculums ciegos (que no me parecen mala opción, viendo alguna de las fotos que ponen algunos en el CV), que pueden tener su utilidad para hacer un primer cribado y descartan en parte ese grado de subjetividad, pero muchas veces no es suficiente.

A veces, a la hora de hacer un proceso de selección de un puesto cualificado, el recruiter no tiene los conocimientos necesarios para poder hacer una valoración adecuada de los candidatos (igual que nosotros no estaríamos capacitados para gestionar un proceso de selección), ya que es complicado que alguien sepa de todo.

Lo ideal sería contar con el apoyo de un grupo de expertos, que nos ayudaran a valorar de una manera más certera los conocimientos específicos para ese puesto. Y si puede ser de una manera anónima, para evitar cualquier tipo de subjetividad, perfecto.

Bien, pues esto es lo que nos ofrece Brilliant Hire, que fue lanzado en el SAPPHIRE 2018 y acaba de presentar su versión 2.0 en el SuccessConnect que se está celebrando esta semana en Las Vegas.

La plataforma nos permite evaluar lo que sabe hacer, no lo que dice que sabe hacer, con una serie de preguntas específicas para el puesto que estamos buscando.

Y todo ello garantizando el anonimato de ambas partes y cumpliendo todas las normativas de privacidad, como el dichoso GDPR.

Además, se integra con SuccessFactors, es multi-idioma, nos ofrece analíticas y mucho más, según cuentan en este artículo: Brilliant Hire by SAP adds new capabilities to transform hiring

Y, por favor, desde aquí un mensaje para los clientes que te piden recursos con curriculums anónimos (ni datos personales ni de los clientes en los que has estado) y te añaden lo de que “se valorará que haya trabajado anteriormente con nosotros”… 😉

SAP SuccessFactors Payroll Control Center: ha llovido un poco, ¿no?

Concretamente, más de 4 años y medio desde que os hablé por primera vez de esto: SAP Payroll Control Center: mejora la validación de tus datos

Y no sólo escribí varios artículos, también (en mi época en SCL) hicimos alguna presentación en AUSAPE, organizamos algún webinar y… nada. Los clientes que se interesaron estaban a años luz del nivel de parches necesario y todo quedó en el olvido.

Ahora, como todo el mundo se está viendo obligado a ponerse en un nivel de EhP decente, vuelve a aparecer el interés por esto y la gente empieza a preguntar… ¿ahora? ¿Pero no habíamos quedado en que puede que salga un nuevo motor de nómina?

Sí, eso es posible, pero… ¿por qué no mejoramos el proceso actual mientras llega ese momento (si es que llega)? Si has tardado más de 4 años en subir el nivel de EhPs, ¿de verdad te crees que si sale un nuevo sistema de nómina lo vas a actualizar antes de 5 años? Me cuesta creerlo.

Básicamente, lo que nos permite hacer el Centro de Control de Nómina es:

  • Gestionar todo el proceso de nómina desde un único punto.
  • Monitorizar el seguimiento del mismo.
  • Trabajar con distintos roles (responsables y administradores), cada uno con sus funciones.
  • Realizar chequeos previos y posteriores a la ejecución de la nómina.

En definitiva, es un nuevo interfaz para manejar el proceso de nómina desde un entorno mucho más amigable al que estamos acostumbrados.

¿Y dónde puedo aprender esto? Aquí te dejo un par de posts, por si quieres investigar por tu cuenta:

¿Y si quiero que me lo cuenten? Bueno, entonces estás a tiempo de apuntarte a este curso, que se impartirá en Madrid la semana del 17 de septiembre: HRH65 – SAP SuccessFactors Payroll Control Center

Ah, y no os dejéis engañar por lo de “SAP SuccessFactors”, aunque ponga eso en el nombre del curso, se puede tener el Centro de Control de Nómina sin SuccessFactors.

Y aquí lo dejo por hoy; en próximas entregas, probablemente volveré sobre este tema y me mojaré un poco más… 😉

El que esté libre de pecado…

Hace unos días el diario Expansión publicó esta noticia: “Workday le ‘roba’ Santander a SAP”.

El titular me parece cuanto menos engañoso ya que, por lo que yo sé, el Banco de Santander no tenía implantada mucha funcionalidad de Recursos Humanos en SAP y no creo que en el supuesto “robo” entren el resto de módulos de SAP, ¿o realmente le ha “robado” también toda la parte financiera?

Y que conste que creo que Workday puede ser un gran producto; no lo puedo afirmar porque no lo conozco en profundidad, pero algo debe tener el agua cuando la bendicen: “La empresa que une a Facebook, Google, Nissan, Netflix y a la mitad del Fortune 500“.

SAP lo conozco un poco mejor y probablemente, aunque la imagen que pongo a continuación es de 2014, si hablamos de cifras, el grado de penetración de SAP en las empresas del Fortune 500 apostaría a que es mayor, a día de hoy.

En cualquier caso, son sólo cifras y cada uno presentan las que le interesan, como es lógico.

“Estos son mis principios y si no le gustan, tengo otros”, como dijo Groucho Marx.

O la versión más moderna: “Este es el cuadrante de Gartner y si no te gusta, te presento otro”… 😉

¿Con SAP todo es perfecto? Para nada, de hecho, aquí os dejo otra noticia que salió recientemente y que ha hecho algo de ruido: “Lidl cancela un contrato de 500 millones de euros con SAP”.

¿Realmente hacía falta gastarse 500 millones de euros y que pasaran 7 años para ver que algo iba mal? ¿Toda la culpa es de SAP? ¿Del implantador?

Entonces, ¿SAP no vale para nada?

Bueno, eso sería mucho decir, si tenemos en cuenta la cantidad de empresas que trabajan con sus productos. Puede que no valga para todo, por eso es importante que antes de lanzarse a una implantación, el cliente se forme mínimamente y/o pida consejo a alguien con experiencia, aparte de seleccionar a un proveedor con garantías (no vale con ser “uno de los grandes”), que luego pasa lo que pasa…

Aquí os dejo un par de artículos para reflexionar:

Atención a la conclusión final de este último: el proyecto no es ni del proveedor de software ni del implantador, el proyecto es del cliente y siempre es más rápido y más barato (aunque no lo parezca) hacer las cosas bien a la primera.

Y no penséis que estas cosas le pasan sólo a SAP, que Workday también la “caga”: Sacramento city schools paid $5.2 million to tech firms. Now it wants its money back

Pues eso, ¿quién tira la primera piedra? 😉

CloudPay lleva más de 20 años gestionando nóminas en la nube

Al hilo de lo que comentaba ayer, esto de la nube parece nuevo pero ya veis que no, que hay gente que lleva tiempo metido en esto, incluso con algo tan “peligroso” y confidencial como la nómina… 😉

Hay otras soluciones pero hablo de CloudPay porque me ha llamado la atención la cantidad de países para la que está disponible (más de 120) y el hecho de haberse diseñado desde el inicio como una solución cloud.

Aquí os dejo un pequeño vídeo:

Si veis la evolución del producto, en 2011 firmaron un acuerdo con Workday, que como bien sabéis porque sois una gente muy aplicada, es un sistema de recursos humanos que no tiene nómina propia.

¿Entonces esto es la nómina de Workday? No, no es eso… CloudPay ha firmado acuerdos con varios partners como, por ejemplo, SuccessFactorsPatersons Partners with SuccessFactors

Ya, diréis algunos, pero eso se firmó en agosto de 2011, antes de que SAP comprara SuccessFactors, seguro que ya no se “hablan”… Bueno, no sé qué deciros, porque si miráis en el SAP App Center os podéis encontrar con esto: CloudPay Global Payroll

¿De verdad seguís pensando que la nómina no se va a ir a la nube? 😉

La nómina en la nube: ¿por qué no?

Dropbox, OneDrive, iCloud, Google Drive, WeTransfer… seguramente seas usuario de alguno de esos servicios y probablemente alguna vez los hayas utilizado para compartir información de trabajo, aunque probablemente no fuera lo más adecuado.

Por ejemplo, hace unos años en un cliente, revisando una aplicación de riesgos laborales, uno de los usuarios me dijo que como la aplicación limitaba el tamaño de los anexos, “yo pongo un enlace a Dropbox en los comentarios y ahí subo lo que quiero”. Sin comentarios.

Lo cierto es que a veces intentamos ponerle puertas al campo. Aún me encuentro clientes que siguen bloqueando los puertos USB de los ordenadores pero que tienen abiertos todos los puertos que te permiten utilizar los servicios mencionados anteriormente.

¿Quizás deberíamos adaptarnos a los tiempos que corren? Es una idea, ahí la dejo.

Por eso, entre otras cosas, no entiendo el argumento de algunas empresas para llevarse algo a la nube basándose en el tema de la seguridad y la confidencialidad de los datos.

¿Realmente crees que tu información está más segura en tu sistema que alojada en un centro de datos de un proveedor que basa su negocio en eso? Permíteme que lo dude y creo que no me equivoco en un alto porcentaje. Por supuesto, siempre hay excepciones.

Y lo que me parece genial son los que no ven problema en llevarse todo a una solución cloud, “menos la nómina porque tiene información confidencial”… ¿Me lo estás diciendo en serio? ¿La información de las tarifas que pagas a tus proveedores no lo es? ¿Y tus apuntes contables? ¿Y los acuerdos con tus clientes? Un poquito de por favor…

Y que conste que estoy hablando de dónde se alojan los datos, no de cómo se calculan. Es decir, en el caso de SAP hablo de tener una instalación on-premise o de usar Employee Central Payroll que, hoy por hoy, consiste en que la nómina (la de toda la vida) sea quien haga los cálculos en un sistema alojado y gestionado por SAP.

Ya veremos si, en breve, se cumple mi predicción de ayer y podemos hablar de otra cosa.

De momento, vete cambiando el chip… 😉

¿Dónde estamos y a dónde vamos en SAP HCM?

Ya estamos a mitad de año y seguimos sin tener noticias del S/4HANA HCM sidecar… sí, eso que anunció SAP a principio de año de que iba a sacar una funcionalidad nueva para HCM, pero que no iba a estar disponible hasta 2023, aunque aseguraba su mantenimiento hasta 2030.

Os lo conté, para disgusto de alguno, en esta entrada: SAP HCM – SAP SuccessFactors: ¿nos vamos o nos quedamos?

En estos meses, más de una vez me habéis preguntado: “oye, pero… ¿esto qué va a tener?”… ¡Y yo que sé! Sé lo mismo que vosotros, que se supone que antes de final de año dirán en qué va a consistir, al menos las líneas maestras.

Lo único que han dicho es que no iba a incluir ni el proceso de selección ni el de formación, para eso habrá que utilizar SuccessFactors Recruiting y SuccessFactors Learning, respectivamente.

¿Y mientras qué hacemos? Pues, depende de cómo estés ahora mismo:

  • el que se haya metido ya con temas de SuccessFactors, que se preocupe de tenerlo todo bien integrado, que con eso ya tiene suficiente;
  • el que vaya a instalar algo ahora de SAP HCM, que vaya directamente a SuccessFactors, empezando por Employee Central;
  • y para los que seguís con “los pies en la tierra”, mi consejo sería empezar a llevar algún proceso de talento a la nube, mientras pasa un poco el tiempo y vemos por dónde nos sale el tema del sidecar.

En cualquier caso, las soluciones SAP HCM siguen avanzando, de hecho aquí os dejo el road map publicado en mayo, donde podéis ver las innovaciones más recientes y las planificadas para 2018, 2019 y 2020: SAP Road Map for Human Resources – May 2018

Como veréis, hace mención a SAP SuccessFactors, SAP Fieldglass y WorkForce Software, pero de lo del sidecar, nada de nada.

Además del road map, podéis consultar también en el Innovation Discovery, para poder ver el detalle de alguna de esas innovaciones. Se requiere usuario S, pero me he bajado las que había en HCM a fecha de ayer, por si queréis echar un vistazo: 226, 201 entregadas y 25 planificadas.

Aquí podéis ver el detalle: Innovations Discovery for Human Resources 03-06-2018 

Y a pesar de que no aparece por ningún sitio y he dicho alguna vez lo de que no acabo de creerme lo de la nómina en la nube (ver los artículos de Employee Central Payroll), aquí va una predicción: tendremos nuevo motor de nómina.

¿Y esto de dónde me lo saco? De ningún sitio, es una intuición, porque vamos a ver… si, con S/4HANA, SAP ha simplificado su modelo de datos y ha mejorado su interfaz de usuario, ¿tiene sentido que el cálculo de la nómina se siga configurando en algo que está más cerca del ensamblador que de otra cosa?

No lo veo y  creo que no será únicamente un lavado de cara; es decir, que no será simplemente un tema de interfaz de usuario, me refiero al motor, a una nueva forma de hacer los cálculos (aprovechando todas las capacidades de HANA) y, evidentemente, de configurarlo todo.

Entonces sí, entonces sí que nos va a dar la risa… 😉

Y que conste que yo he sido el primero que he dicho cosas como: “no, pueden cambiar FI, SD, MM y llevarse cosas a SuccessFactors, pero la nómina no la pueden cambiar”… ¿Por qué no? ¿Por qué hay mucha base instalada? Seguro que no tanta como clientes con FI-CO y Logística y mirad lo que han hecho…

En unos años, veremos si se cumple mi predicción… iba a decir meses pero no tengo yo muy claro que antes de final de año tengamos noticias sobre esto… 😉

SuccessFactors – Workday – CornerStone

Aunque hay otras, estas 3 suelen ser las soluciones cloud de HR que se plantean muchos de los clientes, con el permiso de Meta4 y Oracle HCM Cloud.

Cuando algún cliente me pregunta mi opinión al respecto, mi respuesta es la de siempre: “depende”. No me digas qué quieres (“una solución moderna de Recursos Humanos”), dime por qué la quieres y/o para qué la quieres.

Y, evidentemente, no me vale el “porque es muy bonita” o “porque es la moda”.

Sin meternos en disquisiciones técnicas, ¿qué tienen en común las 3 soluciones?

  • Son productos norteamericanos, para lo bueno y para lo malo.
  • Son soluciones SaaS, es decir, nacieron como cloud y se pagan por suscripción.
  • Nos permiten gestionar los procesos de talento.

¿Cuál es el mejor? Lo siento, pero no hay respuesta a esa pregunta, depende de lo que necesites. Cosas que hay que tener claras:

SuccessFactors

Workday

  • Combina información financiera y de Recursos Humanos.
  • Tiene un interfaz de usuario uniforme y muy cuidado.
  • A diferencia de CornerStone o SuccessFactors, no se puede implementar de manera modular: tengo que comprar toda la solución.
  • Aunque se ha ido desarrollando de manera gradual y sobre una misma base, parece que no todos los componentes son tan maravillosos como parece. Aquí os dejo un artículo de William Tincup sobre la parte de Recruiting: With Workday, Where Am I Wrong?

CornerStone

Por supuesto, las 3 soluciones, están posicionadas como las mejores en Gartner, sólo hace falta elegir el cuadrante que les interesa a cada una… 😉

Y llegados a este punto, ¿con cuál me quedó? ¿No te ha quedado clara mi respuesta? DEPENDE 😉

A ver, a simple vista, si yo necesitara únicamente una solución para formación, probablemente elegiría CornerStone.

Si busco una solución más global, tendría que cuenta si lo que tengo ahora es SAP o no. Si es SAP, probablemente, tiraría por SuccessFactors; si no lo es quizás me fuera a Workday… o si quiero “tirar a la basura” lo que tengo en SAP.

Por supuesto, no hay una solución perfecta y no va a haber ninguna herramienta que cumpla al 100% tus requerimientos. Siempre puedes hacer un mix y coger parte de una y parte de otra… salvo con Workday.

De todas formas, ten en cuenta que lo mismo el mayor problema está ahí: en tus procesos. Quizá va siendo hora de darles una vuelta porque, lo siento, pero por muy especial que te creas, tu proceso de selección/evaluación/formación, a grandes rasgos, es similar al 80% al de tu competencia… y eso no debería preocuparte, a ellos les pasa lo mismo.

Así que, si me permites un consejo, deberías aprovechar el cambio de herramienta para darle una vuelta a esos maravillosos procedimientos que definiste hace 15 años, que en su momento seguro que eran los mejores, pero es que lo de “siempre se ha hecho así” ya no vale (suponiendo que hubiera valido alguna vez)… a no ser, que, por ejemplo, hace 15 años tuvieras un iluminado en la empresa a quien ya se le hubiera ocurrido la posibilidad de mantener contacto con  los candidatos de un proceso de selección por Whatsapp, por ejemplo… 😉