X-Data y O-Data en acción

Hoy os dejo por aquí un vídeo en el que podemos ver cómo combinar datos operacionales (SuccessFactors, S/4HANA) con datos experienciales (Qualtrics) y ver cómo podemos analizar toda esa información desde SAP Analytics Cloud.

En el ejemplo, vemos cómo podemos analizar que estamos teniendo una gran fuga de empleados y analizando el resultado de las encuestas, detectamos que uno de los motivos principales es la falta de formación.

Utilizando la capacidad de planificación de SAP Analytics Cloud, simulamos un incremento en los gastos de formación y vemos el impacto que tendría en los beneficios de la compañía.

Además, podemos analizar también, en base a los resultados históricos qué empleados tienen más riesgo de abandonar la empresa y tomar medidas para que esto no se produzca.

Con esto creo que tengo respuesta a una de las preguntas que planteaba ayer, creo que tengo claro con qué herramienta se explotará la información… como llevo diciendo un tiempo: SAP Analytics Cloud hasta en la sopa 😉

HXM: HCM, SuccessFactors y Qualtrics

Siguiendo el hilo del tema de ayer, vamos a ver qué pasos se han dado dentro del área de Recursos Humanos, en lo relacionado a la gestión de la experiencia.

Lo que está claro es que nuestros datos operacionales (O) los tenemos en nuestros sistemas, ya sean on premise (HCM) o cloud (SuccessFactors), o una combinación de ambos.

Y con el uso de Qualtrics, concretamente con toda la parte de Employee Experience que tenían ya desarrollada, debemos ser capaces de gestionar la experiencia (X) de nuestros empleados.

Con la combinación de ambos mundos es cuando empezamos a hablar del nuevo término: HXM (Human eXperience Management).

Y esto, aparte de un «palabro» nuevo, ¿qué es? Por ahora, podemos hablar de 3 productos:

  • SAP Qualtrics Employee Engagement: para la creación y el diseño de encuestas flexible, proporcionando analíticas de los resultados y ayuda a la planificación de acciones.

  • SAP Qualtrics Employee Lifecycle: para recoger comentarios e ideas en momentos clave, a lo largo del ciclo de vida del empleado, proporcionando cuadros de mandos que faciliten la toma de decisiones.

  • SAP Qualtrics Employee Benefits Optimizer: lo que permitirá diseñar a medida los planes de beneficios de las compañías, en base a los comentarios de los empleados, pudiendo hacer una mejor segmentación, para poder ofrecer paquetes de beneficios en base sus necesidades reales.

¿Que lo quieres probar? Vamos a ver, yo he dicho antes que por ahora «podemos hablar», lo de verlo ya es otra cosa… de momento, habrá que creérselo… 😉

Lo que sí os puedo dejar es un artículo donde hablan de todo esto: How to use Qualtrics employee experience tool to gather feedback

En el mismo habla sobre los productos que he mencionado anteriormente y la forma de trabajar de Qualtrics, que no deja de ser la misma que tiene cualquier producto de encuestas, tipo SurveyMonkey: diseñar la encuesta, distribuirla, recolectar resultados…

Lo que si veo diferencial es el tema de las plataformas analíticas integradas como Stats iQ o Text iQ, pero lo que no tengo tan claro es cómo encajará esto con toda la parte de predictivo y Machine Learning de Leonardo…

¿Podrá convivir todo?… ¿Se integrará?… ¿Trabajarán en paralelo?… ¿Se dejará morir alguna de las opciones?… ¿Cómo se licenciará esto?…

Demasiadas preguntas, ¿no? 😉

Un año después: SAP y Qualtrics

Como ya sabéis, hace un año SAP compró Qualtrics y desde entonces, el tema de la «gestión de la experiencia» se ha convertido en el nuevo mantra.

Qualtrics se centra en 4 experiencias críticas para las empresas: cliente, empleado, marca y producto. Si queréis profundizar más en esto, os aconsejo este curso de openSAP: The Power of Experience Management

Si nos fíamos del gráfico anterior, podemos ver que con la combinación de los 2 mundos (XO) tenemos mucha información de qué pasa (O) y por qué (X) pasa… lo complicado está en medio, en saber establecer esas relaciones para tomar decisiones inteligentes.

¿El 77% de las transacciones de 25 industrias pasan por un sistema SAP? No sé si el 77% o el 70%, pero no debe andar muy lejos de esa cifra y si no piensa en las grandes empresas de tu país y mira a ver cuántas no tienen nada de SAP.

Y sobre Qualtrics, 1’8 billones de interacciones pueden parece muchas también, pero aquí va un pantallazo de algo que me salió ayer, cuando me ofrecieron hacer una valoración de un servicio ofrecido por Google…

Si Google utiliza esto, quizás el número me parezca hasta corto… 😉

En cualquier caso, pasado un año, lo que he podido detectar es que como usuario de SAP he recibido varias encuestas a lo largo de este año para valorar mi nivel de satisfacción con distintos servicios… lo que no tengo tan claro es qué va a pasar con el resultado de dichas encuestas.

Evidentemente, es pronto, pero al igual que pasa con las encuestas de clima de Recursos Humanos, si haces encuestas y los resultados de estas no se transforman en acciones, no valen para nada.

Y sobre cómo integrar todo el tema «experiencial» (X), en el mundo «operacional» (O), se están dando algunos pasos, pero estamos al principio del camino… lo que no tengo muy claro es dónde nos llevará… 😉

SuccessFactors Q4 2019 Release Highlights

Última actualización trimestral del año y última actualización trimestral, ya que a partir del año que viene pasamos de 4 actualizaciones al año a 2, como ya os comenté hace unas semanas.

¿Y qué podemos encontrarnos en este último paquete de actualizaciones? Pues, como siempre, un poco de todo:

  • Onboarding: mejoras en el proceso de acogida de los empleados, con nuevas capacidades, para simplificar la experiencia. Y también para el proceso de «offboarding».

  • Compensación: mayor funcionalidad en los programas de reconocimiento y mejor integración con los posibles partners para la redención de los puntos obtenidos, mejorando la experiencia del empleado.

  • Sucesión y Desarrollo: mejoras en la experiencia de usuario en los procesos de calibración, grupos de talento y gestión de la carrera profesional.

  • Recruiting: ahora tenemos la posibilidad de diseñar una pantalla para que el candidato meta la información mínima y los documentos esenciales, a la hora de hacer el alta.

  • Core HR: podemos hacer que un proceso se aprueba automáticamente pasado un tiempo, entre otras cosas… ah, y ya está disponible la localización de Employee Central Payroll en Noruega, que sé que la estabais esperando 😉

  • Beneficios: mejoras generales en la gestión de beneficios, tanto para empleados como para automatizar los procesos de baja cuando un empleado abandona la compañía.

  • Service Center: los usuarios tienen la posibilidad de ver los mails y los documentos enviados directamente desde Ask HR, así como consultar el histórico de los tickets enviado y su status. Y, por fin, han llegado las versiones de Ask HR para Rusia, Bulgaria y Polonia… 😉

  • People Analytics: está disponible la edición embebida, lo que nos permite mostrar la información de los distintos componentes de una manera mucho más visual y amigable.

Aquí el vídeo de Amy Wilson, como cada trimestre:

El documento con las novedades lo tenéis aquí: SAP SuccessFactors Human Experience Management (HXM) Suite Q4 2019 Release Highlights

Sí, ahora lo de HXM tiene que salir por todos los lados, ya os avisé… 😉

SAP Live Access: ¿qué es y para qué sirve?

Más de una vez me habéis preguntado sobre cómo formaros en SAP y he escrito algún artículo al respecto, como por ejemplo este: ¿Cómo puedo aprender SAP?

A diferencia del año 1997, cuando algunos de nosotros empezábamos con esto «del SAP», ahora mismo hay muchísima información disponible a golpe de ratón, con independencia de que sea de pago o no.

En openSAP podemos encontrar muchos cursos totalmente gratuitos y en Youtube, por ejemplo, tenemos la SAP HANA Academy que proporciona también material de gran calidad.

Por otro lado, tenemos la posibilidad de comprar una licencia de SAP Learning Hub, donde tendremos acceso a miles de manuales, de los distintos módulos y acceso a salas de colaboración donde podremos acceder a material adicional.

Muy bien, material gratuito, material de pago, cientos de documentos, pero… ¿por dónde empiezo? Y después de tener claro eso, ¿dónde pongo en práctica lo aprendido? Y es aquí donde viene el problema…

De nada te sirve tener acceso a todos los manuales si no tienes un sistema donde practicar.

Y en el caso de SAP no es como en otros fabricantes, no es simplemente un sistema, a veces necesito tener un escenario con distintos sistemas y, por supuesto, en estos debe existir la configuración y el juego de datos correspondientes que me permita poner en práctica lo que me cuentan en la teoría o simplemente poder hacer los ejercicios.

Para eso está SAP Live Access, que es un servicio que nos proporciona la posibilidad de acceder a sistemas específicamente configurados para muchos de los cursos oficiales de SAP.

No están disponibles los sistemas para todos los cursos pero cada vez hay más. Eso sí, para poder acceder a SAP Live Access necesitas tener una suscripción activa de SAP Learning Hub.

Es decir, en SAP Learning Hub tendrás acceso a toda la documentación (el manual del curso, principalmente) y en SAP Live Access tendrás la posibilidad de acceder a un sistema para hacer los ejercicios del curso.

No necesitas configurar nada, simplemente, comprar un paquete de horas, desplegar el sistema y listo. Mira, aquí te lo cuento:

Ya tienes los manuales, ya tienes los sistemas… ya lo tienes todo, ¿no? Bueno, sí, cierto, lo que te hace falta es el dinero para poder sufragar esos «pequeños gastos»…

Aparte, suponiendo que el dinero no fuera problema, para ser sincero creo que esto es algo que le puede valer a gente que tenga ya experiencia; para gente sin experiencia veo IMPOSIBLE aprender sin la ayuda de un instructor, por muchos manuales y sistemas que tengas.

Bueno, y para los que ya tenéis experiencia, una pequeña ayuda tampoco viene mal… 😉

Con respecto a SAP Live Access, algunos comentarios basados en mi experiencia personal:

  • El proceso de suscripción es muy mejorable. No es algo inmediato, ya que, por increíble que parezca, implica de varias intervenciones manuales, no esta automatizado. Calculad unos 5 días desde que compráis hasta que tenéis las horas disponibles.
  • No puedes utilizar un mismo contingente de horas para 2 sistemas al mismo tiempo. Si levantas uno con un contingente y necesitas otros sistema (siempre de la misma categoría), tendrías que borrar el primero para poder liberar las horas y asignarlas al segundo.
  • Un mismo sistema no puede consumir de más de un contingente de horas. Es decir, si estás haciendo un curso y se te acaban las horas, no puedes seguir con ese mismo sistema con otro bloque de horas. Tendrías que volver a levantar un sistema nuevo, con lo que empezarías de cero y eso, para algunos cursos en los que se van encadenando los ejercicios, es un incordio.
  • Los tiempos de respuestas son muy variables. Hay días en los que tarda 5 minutos en suspender/levantar un sistema y otros en los que tarda más de 15. También ha habido algún momento en el que el sistema ha entrado en suspensión por su cuenta y riesgo, con la consiguiente perdida de tiempo, entre que se para y lo vuelves a arrancar.

Todo lo que he comentado, se refiera a los sistemas privados, que son aquellos que son sólo para ti, como el del ejemplo del vídeo. Tú te lo guisas y tú te lo comes, para lo bueno y para lo malo.

Hay cursos en los que accedes a un sistema público, compartido con otras personas y ahí no tendrás el problema de tener que parar y arrancar el sistema, ni la limitación de 30 días de disponibilidad del sistema.

Todo eso y más, os lo cuentan aquí: SAP Live Access – General User Guide

En definitiva, creo que SAP Live Access puede ser una buena opción para poder practicar todo lo que hay en los cursos que puedes encontrar en SAP Learning Hub, para gente que ya sepa de qué va todo esto.

Y la fórmula perfecta es poder contar con el apoyo de alguien con experiencia que te haga más digerible toda esa formación… y no miro a nadie.

Y lo malo es que nada de eso es gratis, ni SAP Learning Hub, ni SAP Live Access, ni el apoyo de ese «alguien con experiencia», pero… ya sabemos todos que esto de que la formación no es un gasto es una inversión, siempre que sepas mirar con las gafas adecuadas, claro… 😉

openSAP se apunta al microlearning

openSAP tenemos todos claro lo que es, ¿no? No será porque no doy la paliza con ello, desde luego… 😉

Bien, pues aparte de los cursos MOOC de siempre y los podcasts que ofrecen desde hace unos meses, ahora aparece este nuevo elemento: el microlearning.

¿Qué es esto del microlearning? Pues no es otra cosa que pequeñas píldoras de aprendizaje que te permiten aprender algo sobre un concepto muy concreto en un espacio breve de tiempo.

¿Y con esto se puede aprender? Mi opinión personal es que no. Es decir, no se puede aprender sólo con eso, pero sí se puede reforzar el aprendizaje.

El proceso de aprendizaje es un proceso que sí o sí te tiene que llevar un tiempo mínimo, te guste o no. Lo que también es cierto que utilizando este tipo de elementos, puedes ir afianzando esos conocimientos que vas adquiriendo.

Porque al igual que pienso que sólo con microlearning no se puede aprender, tampoco creo que la solución sea ir enganchando un curso con otro, sin darte tiempo a poner en práctica lo aprendido y sin volver a trabajar sobre dichos aprendizajes. Ahí si veo la potencia de estos microaprendizajes, en la labor de afianzamiento de conceptos clave.

El caso es que en openSAP van a empezar a ofrecer contenido de este tipo. Más bien, lo que van a hacer es recopilar información que ya está disponible pero dispersa por varios sitios y centralizarla.

Van a empezar con todo lo relacionado con C/4HANA donde podremos ver esos microaprendizajes, los cursos ofrecidos hasta ahora en este área y un enlace al SAP Customer Experience Enablement Portal.

Lo que parece claro es que el formato vídeo es lo que tiene más sentido para todo este tipo de contenido y de hecho SAP tiene clara la importancia del formato vídeo, tanto a nivel interno como externo para todo tipo de comunicaciones: SAP: Using Video Across an Entire Organization

¿Qué es esto de Kaltura? Pues una plataforma de soluciones de vídeo para enseñar, aprender, comunicar, colaborar y entretener… o eso es lo que dicen ellos que es su misión.

¿Será la próxima adquisición de SAP? Nunca se sabe, aunque creo que lo lógico sería utilizar la herramienta sin más y, como mucho, integrarla con alguna de las soluciones ya existentes… pero eso ya es mucho pedir 😉

Uno de los servicios que ofrecen es el de VPaaS (Video Platform as a Service), para que te montes «tu propio Youtube», y yo de momento, me he creado una cuenta trial, para ver qué pinta tiene: Kaltura VPaaS Account Registration

Resumiendo, que independientemente de la plataforma en la que esté alojado el contenido, lo que nos vamos a encontrar ahora en openSAP es formación de este tipo: píldoras formativas en formato vídeo para poder reforzar nuestros conocimientos en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.

Lo que no tengo nada claro es si tenemos el estómago preparado para asimilar tanta píldora.. 😉

Experiencia de cliente: un caso real de un despropósito

Soy usuario de banca digital desde los inicios, de bancos puramente digitales (Openbank, ING) o de banca tradicional, por lo que he ido viviendo los caminos que han ido siguiendo unos y otros: los que no tenían sucursales ahora las tienen y los que sólo tenían sucursales ahora las van cerrando y quieren que utilices más el canal digital.

En los últimos 20 años creo que podría contar con los dedos de las manos (con una quizás no) las veces que he ido físicamente a una sucursal, ya que intento solucionarlo todo desde casa, pero… a veces no se puede.

Os pongo en contexto, era cliente de Banco Popular, que como es sabido fue comprada por el Santander hace un par de años al módico precio de 1 euro. Desde entonces, he operado con total normalidad, haciendo cada mes transferencias automáticas desde otra entidad.

Uno que es medianamente ordenado, tiene la manía de tener cuentas separadas. Por ejemplo, todo el tema del IVA va directamente a una cuenta, los recibos de la empresa a otra, etc… así cuando viene Hacienda a por lo suyo, no hay problema.

El caso es que este mes veo que me devuelven a la cuenta de origen varias transferencias, llamo para preguntar y me dicen que pregunte en la entidad destino.

Bueno, como me gusta intentar resolver las cosas por mi cuenta, primero entro en la web y veo si tengo algún aviso… nada. Venga, pues llamo por teléfono a la Superlínea… y después de 1 hora y 1 minuto de espera… nada.

¿Que cómo pude esperar una hora? No era la primera vez que llamaba y siempre había colgado antes de que me atendieran (el tiempo de espera NUNCA es el indicado), esta vez me planteé esperar hasta que lo cogieran (iluso de mí) y estuve entretenido

Total, al día siguiente, llamé por teléfono a mi sucursal. Aquí sólo perdí media hora, después de 3 llamadas porque no eran capaces de transferir la misma entre departamentos.

Todo para decirme que me tenía que pasar por una sucursal, ya que me habían bloqueado la cuenta «por temas de prevención de blanqueo de capitales»…

Que no, que no es que yo mueva mucho dinero, que es algo que tenemos que firmar todos los que tenemos una empresa, como cuando vas a Estados Unidos y te preguntan si tienes intención de matar al Presidente…

– Ya, pero es que esta documentación ya la firmé en el Popular.

– Sí, pero es que ha habido problemas con el traspaso de la documentación.

– ¿Y la solución es bloquearme la cuenta sin ningún aviso previo?

– Si va a una sucursal con su DNI, firma y se lo solucionan en 5 minutos…

Y allá que me voy al día siguiente… explico para lo que voy y después de 10 minutos tecleando en el ordenador, empiezan las 12 pruebas de Hércules:

– Necesitaría la última declaración de IVA, pero claro, no la habrá traído…

– No, claro, pero si me das una dirección de mail, te la mando.

– Vale, ¿y el impuesto de sociedades?

– ¿Al mismo mail?

– Ok, ¿y los poderes bastanteados?

– Te puedo enviar las escrituras completas, ¿te vale con eso?

Y al ver que si seguía pidiendo cosas era capaz de enviarle hasta mi partida de bautismo (ya os he dicho que soy medianamente ordenado), sentado enfrente de ella, con sólo mi teléfono en la mano, ha decidido rendirse:

– Bueno, pero es que tenemos que bastantear los poderes…

– Ya, pero es que eso ya lo debías tener, ya se lo aporté al Popular en su momento.

– Sí, pero es que hemos tenido problemas con el traspaso de la información.

– Perfecto, pero a quien le estáis devolviendo los recibos y bloqueando las cuentas es a mí, ¿no? ¿No crees que al menos se debería avisar?

– ¿No te han avisado?

– No. Bueno, miento, me habéis enviado un SMS ayer, después de empezar yo a indagar.

– Ah, es que estamos teniendo problemas con los sistemas.

Vamos, como siempre, que la culpa es de «los de informática».

El caso es que me ha tocado volver hoy y pasar otra media hora respondiendo a preguntas que ya me había hecho ayer o que podía extraer directamente de toda la documentación aportada, alguna de la cual me ha vuelto a pedir.

Y el proceso ha finalizado con una firma en una tableta gráfica… o eso parecía, porque después me ha impreso todo y me ha dicho: «como a veces no se registra bien, prefiero que lo firmes también en papel para no hacerte volver»

Así que con experiencias como esta es complicado no apostar por tecnologías como blockchain, RPA y similares, que reduzcan la intervención de los humanos al mínimo… y lo dice alguien que cree que lo más importante son las PERSONAS.

Pero, claro, si las personas que definen e implantan los procesos no aplican el sentido común, pasa lo que pasa.

Así que me río yo de la Digilosofía

Resultado: un cliente menos, aunque tenga que perder 3 días para cambiar todo a otro banco.

Y ojo que el problema no es específico de esta entidad. Mientras me estaban atendiendo, en la mesa de al lado, un técnico estaba llamando al BBVA «porque desde hace 2 ó 3 días no no llega ninguna transferencia y sabemos que están emitidas»

No me extraña que haya gente que prefiera tener el dinero debajo del colchón… 😉


 

Actualización 15/11/2019

La cosa no ha terminado todavía porque ante mi sorpresa, después de ir a la sucursal, aportar toda la documentación, firmar digitalmente y en papel, las cuentas siguen sin estar operativas.

Le envié un mail a la persona que me atendió y me dijo: «es que yo ya no estoy en esa sucursal»…

Total, que dije, voy a probar con el chat que tienen en el área de clientes y este fue el resultado:

Yo que pensaba que Gema Sánchez me iba a dar un trato totalmente personalizado y a medida y resulta que me trata como a uno más y encima no entiende lo que le digo… 😉

Repasando, he utilizado los siguientes canales: teléfono, mail, visita presencial y chat… todo para resolver un problema generado por una mala integración de sus sistemas y el resultado es que el perjudicado soy yo y que siguen sin resolver el mismo.

Estoy pensando en cuál podría ser el próximo paso…

 


Actualización 18/11/2019

Hoy he ido a otra sucursal, ya que a la que fui la última vez la han cerrado y, después de más de 20 minutos esperando, cuando había varias mesas libres, la conversación ha sido la siguiente:

– Va a ser mejor que vayas a la sucursal donde aportaste la documentación el otro día, porque aquí me figura «pendiente de digitalizar»…

– Ya, pero es que la han cerrado.

– No, se han trasladado unos números más abajo.

– Sí, pero la persona que me atendió me ha dicho que ya no estaba en esa sucursal.

– Ya, pues que te lo mire quien sea, porque aquí (me enseña el ordenador) me aparece como «pendiente de digitalizar»…

– Bueno, yo aporté toda la documentación en formato digital, firmé en la tableta digital y después me imprimieron todo y lo firmé en papel… estáis trasladando un problema vuestro a los clientes…

– Sí, si te entiendo, mira la lista que tengo aquí de gente a la que tengo que llamar porque está igual…

Hoy no te tenido fuerzas de ir a la otra sucursal, a ver si mañana, pero mientras tanto, por vuestra integridad física, si os cruzáis conmigo no pronunciéis la palabra «digilosofía»… 😉

Continuará… (me temo)

Experiencia de proveedor: ¿a quién le importa?

Estoy seguro de que muchos habéis oído hablar de CX (Customer eXperience), de la importancia que tiene cuidar a los clientes, de poner a los clientes en el centro, etc…

Probablemente, también habréis oído hablar de la Experiencia de Empleado, que es una derivada de lo anterior, ya que no olvidemos que tus empleados pueden/deben ser tus mejores clientes.

La semana pasada asistí a un evento organizado por Unidad Editorial, patrocinado por SAP y Minsait, en el que varios ponentes debatieron sobre las «Claves para triunfar en la economía de la experiencia», en el que cada uno habló de su libro.

Destaco especialmente la intervención de Kike Sarasola, poniendo a sus empleados en el centro de su estrategia, pero no de palabra, demostrado con hechos tangibles: una semana más de vacaciones, un mes más por permiso de maternidad/paternidad, un día libre en la semana de tu cumpleaños…

El resto se centró más en la experiencia de los clientes, aunque muchos apoyaban la idea de Kike, de la importancia de tener contentos a los empleados, pero es que era imposible no subirse al carro del planteamiento que hizo 😉

Lo que quedó claro, por parte de todos, es que tener una buena experiencia o no va a condicionar mi negocio y más ahora con lo sencillo que tenemos eso de transmitir nuestras experiencias al mundo exterior.

SAP, tras la compra de Qualtrics ha convertido la gestión de las experiencias en uno de sus principales mantras y hay 4 experiencia que consideran críticas: cliente, empleado, marca y producto.

Bien, me parece perfecto, cuidar esas experiencias, pero… ¿y tus proveedores? Porque tengo claro que sin tus empleados y tus clientes no eres nadie, pero ¿realmente puedes prescindir de tus proveedores?

Supongamos que eres una gran empresa que subcontrata muchos servicios…

  • ¿No te importa la calidad de los mismos?
  • ¿Tiene sentido que tengas el mismo procedimiento para un proveedor al que le vas a subcontratar un servicio de unos pocos miles de euros que a otro al que le vas a adjudicar un contrato de varios millones?
  • ¿Es lógico que por un cambio en tus procedimientos internos, el proveedor vea penalizada su carga de trabajo o su tesorería?
  • ¿Qué sentido tiene firmar unas condiciones de pago si luego no las mantienes y no pasa nada?

Todos somos clientes y proveedores y para mí no tiene sentido exigir un trato como cliente que no le doy a mis proveedores, pero parece ser que eso no tiene sentido, ya que los proveedores deben estarte eternamente agradecido y rendirte pleitesía por el simple hecho de poder trabajar contigo.

Os pongo un par de ejemplos…

Estaba trabajando en un cliente (de su lado) y pretendían que retrasáramos unas fechas en un proyecto, ya que negocio no había podido dedicar el tiempo suficiente al mismo.

Hasta ahí correcto, ya que es algo que nos puede pasar a todos, pero… lo malo fue el argumento que se quería utilizar.

En lugar de reconocer lo que pasaba, se quiso echar mano de una de las condiciones establecidas en la letra pequeña del acuerdo de colaboración.

Me negué a participar en la decisión y ante la pregunta de «¿pero tú en que bando estás?», mi respuesta fue «en el del sentido común».

Al poco tiempo, dejamos de colaborar. No pasa nada, hay otros clientes y otros proveedores.

Recientemente me surgió la posibilidad de colaborar con una consultora, que tenía un problema urgente en un cliente y querían solucionarlo con la mayor celeridad posible.

Hablamos de las condiciones, llegamos a un acuerdo rápido de palabra y… llegó el papel que había que firmar para formalizar el acuerdo.

En el mismo no se recogía lo que habíamos hablado, pero «da igual, es una plantilla, tú fírmalo»… Ante esto, mi respuesta fue «no, como da igual, lo modificáis y cuando ponga lo que hablamos, firmamos».

Después de 2-3 idas y vueltas más de correos parecidos, me enteré de que habían buscado una solución por otro lado… pero no me lo comunicaron oficialmente hasta pasada una semana.

A ver, el problema era de ellos, las prisas y las urgencias también. Yo podría haber empezado a trabajar sin tener nada firmado (me fío de las palabras, mal hecho), pero lo que no iba a hacer nunca es firmar algo que no era lo hablado.

Que sí, que los clientes son los que dan dinero a tu negocio y los empleados son tus mejores embajadores de marca, ¿pero realmente puedes sobrevivir sin proveedores?

Puede que en ciertos modelos de negocio sea posible (los menos), pero en la gran mayoría, sin proveedores tampoco hay negocio, así que… ¿por qué no te preocupas en mejorar su experiencia?

Hasta el infinito y más allá

Hace un par de años, cuando se empezó a hablar de SAP Leonardo aparecía en todas las presentaciones un gráfico parecido a este.

En el mismo, se quería reflejar que con SAP podías hacer «lo tradicional» (a la izquierda) y todo «lo moderno» (a la derecha), permitiendo trabajar en ambos modos de manera simultánea: unos se preocupan de que todo siga funcionando y otros a innovar pare mejorar los procesos.

Aquí lo tenemos un poco más completo, donde podemos ver que tenemos un gran núcleo (S/4HANA), sobre el que orbitan soluciones cloud para distintas líneas de negocio junto con una serie de herramientas inteligentes (SAP Leonardo) y todo ello basado en una base de datos (HANA) y una plataforma (SAP Cloud Platform):

Después, empezamos a oír hablar de la empresa inteligente y al símbolo del infinito le fueron apareciendo añadidos.

Empezamos con el tema de los 3 pilares (plataforma, suite y tecnología), etc…

Aunque, como ya os comenté en un artículo anterior, ahora se empieza a hablar de 4 pilares: SAP S/4HANA Movement y los 4 pilares de la empresa inteligente

El caso es que nuestro símbolo sigue apareciendo por ahí y sobre el mismo vamos adaptando el discurso.

De repente, aparece Qualtrics y se convierte a la solución de gran parte de nuestros problemas. Ya sabemos QUÉ pasa en nuestros negocios, pero no sabemos POR QUÉ pasan esas cosas… bueno, pues venga, vamos a hacer un dibujito nuevo:

¡Listo! ya lo tenemos todo integrado, a la izquierda todos nuestros datos «eXperienciales» para saber el por qué de las cosas, a la derecha del todo nuestros datos Operacionales y en medio toda la capa de inteligencia que nos permite combinar ambas informaciones.

Este último es el gráfico que vais a ver ahora en todas las presentaciones, ¿hasta cuándo? Pues hasta que decidan sacar otro dibujito… que puede ser mañana o en unos meses.

¿Y detrás de todo esto qué hay? Mucho trabajo que hacer, primero para entender cómo conectar estos puntos y después conseguir que todo esto esté realmente integrado, no sólo en un dibujo.

¡Ese es el verdadero reto! Y para eso hay que prepararse y que todas estas cosas al menos nos suenen de qué van, para poder tener criterio después para filtrar y saber en qué enfocarse.

De momento, con que entendamos qué quieren reflejar estos gráficos, es un buen primer paso y de ahí… ¡hasta el infinito y más allá! 😉

¿Estamos preparados para el cambio? ¿Qué decís vosotros?

La semana pasada os pedía vuestra colaboración para saber de primera mano si consideráis que estamos preparados para dar el salto a S/4HANA y hoy toca compartir los resultados.

La encuesta sigue abierta, por si alguien más se quiere animar, pero al llegar al número redondo de las 200 respuestas, podemos empezar a analizar los mismos.

Puede que lleguen más, por lo que los resultados finales podrían cambiar, aunque no creo que lo hagan significativamente, la tendencia es más o menos clara.

Enlace para participar: https://es.surveymonkey.com/r/QHHCWDG

SurveyMonkey te ofrece la posibilidad de compartir los resultados y poder hacer comentarios en los mismos, así que si alguien se anima, aquí va el enlace: Resultados encuesta nivel de conocimientos SAP – Oct.19

Aquí os dejo un resumen de los resultados:

¿Eso sale de SurveyMonkey así? Pues va a ser que no… eso es SAP Analytics Cloud, que ya sabéis que es la gran apuesta de SAP para todo el tema de analíticas.

¿Y se conecta directamente con SurveyMonkey? Directamente no, pero es algo sencillo de automatizar.

¿Cómo? En mi caso, utilizo Zapier para volcar automáticamente las respuestas en un Gsheet y esta es la fuente de datos del modelo que utilizo en SAP Analytics Cloud para hacer los gráficos.

Una vez conectado todo, cada vez que llega una respuesta nueva a SurveyMonkey, Zapier lo lleva a Gsheet y en SAP Analytics Cloud tengo programado un refresco diario de la información.

¿Mucho lío? No sé, lo veo más eficiente que copiar y pegar de un lado a otro cada vez… «pierdo» un poco de tiempo para montarlo y después me olvido.

Volviendo a los resultados, aquí os dejo un vídeo comentando la jugada:

Si queréis hacer vuestros comentarios, podéis hacerlos aquí mismo o en el enlace de los resultados que puse antes.

Y, por supuesto, también podéis hacer algo para intentar mejorar los resultados, aún estamos a tiempo 😉