¿Y quién es él?

Muchos de los que estáis por aquí me conocéis personalmente, incluso puede que me hayáis “sufrido” en algún curso a lo largo de estos años.

Son ya más de 20 trabajando con temas de SAP y más de 16 impartiendo formación de forma ininterrumpida, que ya son unos cuantos.

Así que básicamente, ese soy yo: alguien que lleva un tiempo en esto e intenta mantenerse al día sobre los cambios que van aconteciendo, ya sabéis que me considero un millennial de 46 (por poco tiempo) años.

A veces me preguntáis que de dónde saco el tiempo, que si me lleva mucho tiempo hacer tal o cual y hoy os voy a contestar con datos.

Desde hace un par de años, apunto a qué me dedico cada día, gracias a una aplicación que llevo en el móvil. Esto me permite saber precisamente a qué dedico mi tiempo.

Hay muchas aplicaciones de este tipo, la que utilizo yo es esta: Hours. Puede que no sea la mejor, pero esta cubre de sobra mis necesidades: poder consultar en cualquier momento qué tiempo dedico a cada una de mis tareas.

Una vez elegida la herramienta, sólo es cuestión de implantar el hábito de registrar el tiempo, algo a lo que contribuye la simplicidad de la herramienta.

Aparte de los propios informes que trae el producto, existe la posibilidad de bajarse la información en bruto y analizarla, por ejemplo, con SAP Analytics Cloud. Y de ahí salen estos datos:

Como veis, el año pasado dediqué más de 520 horas a impartir formación y alguno pensáis que esto no requiere esfuerzo “porque ya te lo sabes”… claro, como uno nace aprendido… otros que es muy complicado porque “dar formación es muy estresante”… Vamos a ver, ni lo uno, ni lo otro.

El 90% de la formación que he dado en los últimos años ha sido sobre “cosas nuevas”, por lo que de poco me vale lo que pudiera saber en el pasado. Las cosas hay que prepararlas (más de 142 horas) y hay que preocuparse de estar actualizado (más de 153 horas).

Después, por supuesto, que “las tablas” ayudan, pero sin preparación, es difícil que las cosas salgan bien.

Y ese es el tiempo que he dedicado el año pasado a mantener este blog y las distintas redes sociales, cerca de 180 horas, que no es ni mucho ni poco, es lo que es… 😉

Aparte de esto, he hecho más cosas, pero hoy os quería hablar de esto, ya que es algo que me habéis preguntado alguna que otra vez y creo que las cosas se entienden mejor con datos.

Evidentemente, todo esto tiene que ver con mi vida laboral, no creo que a nadie le interese saber, ¿a qué dedico el tiempo libre?… 😉

SAP fake news

Con motivo de la celebración del día de los Santos Inocentes, el pasado 28 de diciembre publiqué esta entrada: SAP adelanta el final del mantenimiento a 2020

Soprendentemente, se convirtió en la entrada más visitada del blog desde que empecé con todo esto, en gran parte por la redifusión inocente (y nunca mejor dicho) que hicisteis algunos… 😉

En cualquier caso, esto me ha llevado a reflexionar sobre el tema y sacar algunas conclusiones:

  • Sigue habiendo gente inocente. Algo de agradecer en los tiempos que corren…
  • Mucha gente no lee. Aparte del tono del artículo, sólo había que pinchar en alguno de los enlaces que aparecían en el mismo, para ver de qué iba la cosa.
  • Es fácil difundir un bulo. Hoy en día, basta con que alguien escriba algo y que otros le den cierta credibilidad, para darlo por cierto. Peligroso, ¿no?
  • El tema preocupa. Esto es un hecho, pero también lo es que no se están dando muchos pasos para que al final esto no se convierta en una broma cruel.

Espero que a nadie le sentara mal la broma y he de reconocer que me habéis puesto el listón muy alto para el año que viene… 😉

Objetivos 2019

Este año no voy a ser muy original y me voy a fijar únicamente 2, los que no cumplí el año pasado:

  • Impartir 1 curso en inglés.
  • Perder 10 kilos (en 2018, eran 12 y me quedé a medias).

Y como secundarios, mantengo estos de 2018, con las mismas cifras.

  • Conseguir 4 clientes nuevos.
  • Escribir más de 132 entradas en el blog.
  • Tener más de 65.000 visitas en 2019.

La clave para conseguirlos sólo es una: vencer la pereza.

Medios hay más que suficientes, tanto para el uno como para el otro, y el tiempo sólo es cuestión de priorizar unas cosa sobre otras. Lo que no quiere decir que sea fácil, ¿eh?…

Como en años anteriores, iré publicando mis (no) progresos, mes a mes.

Y vosotros, aparte de lo del gimnasio, el inglés y dejar de fumar, ¿qué os proponéis para 2019? 😉

Echando la vista atrás

A pocas horas de que termine el año, toca hacer un rápido repaso a los objetivos que nos propusimos a principios de año. En mi caso, fueron estos:

  • Conseguir 4 clientes nuevos.
  • Escribir más de 132 entradas en el blog.
  • Tener más de 65.000 visitas en 2018.
  • Impartir 1 curso en inglés.
  • Perder 12 kilos.

Los 3 primeros los he conseguido (gracias, en parte, a vuestra ayuda), pero los 2 siguientes siguen en la lista de “pendientes”.

Podría engañarme y contar como medio conseguido el objetivo del inglés, porque participé en algún proyecto, pero no sería nada más que eso: engañarme.

Sobre los kilos, perdí más de la mitad, lo cual no está mal del todo para lo poco que hice por conseguir el objetivo.

En cualquier caso, ya tengo claro cuáles van a ser los 2 primeros (y puede que únicos) objetivos para 2019.

Y a vosotros, ¿cómo os ha ido este año? Venga, que puede que aún estéis a tiempo de cumplir, antes de que nos den las uvas.

Sea como sea, espero que haya sido un buen año, pero siempre peor que el que está por llegar… ¡a por el 2019!

12 meses, 12 artículos

A modo de resumen del año, aquí os dejo los 12 artículos más leídos en cada uno de los 12 meses de este año que se acaba:

Como veis, un poquito de todo, como no podía ser de otra forma… 😉

PD.- Me he visto obligado a modificar la entrada correspondiente al mes de diciembre, ante la “sorprendente” noticia publicada el 28 de diciembre… 😉