SAP Cloud Platform Integration Suite: ¿qué es esto?

Una vez que ya nos hemos enterado de que nos tenemos que integrar, vamos a ver algo sobre esto.

Primero que sí HCI, después que si el servicio de Integración de Cloud Platform, después que si CPI, ahora que si una suite… ¿qué es todo esto?

HCI (HANA Cloud Integration) y CPI/SCPI (SAP Cloud Platform Integration) son lo mismo, ya sabéis de la manía esa de cambiar el nombre de las cosas para volvernos locos…

Bien, ¿pero qué es? SCPI es un servicio cloud que nos permite integrar datos y procesos entre aplicaciones cloud y on-premise, de SAP o de terceros.

Entonces, SAP Cloud Platform Integration Suite: ¿qué es? Veamos el siguiente vídeo:

¿Te has quedado igual? Bueno, te lo intento explicar un poco por encima. Bajo el paraguas de SAP Cloud Platform Integration Suite, SAP ha englobado distintos servicios de SAP Cloud Platform, aparte del SCPI propiamente dicho: API Management, Open Connectors, Workflows, Business Rules

Como comenté en un artículo anterior, hay un curso de openSAP donde te cuentan todo esto: Simplify Integration with SAP Cloud Platform Integration Suite

Precisamente, a raíz de esa publicación, Manuel Rodríguez comentó que habían lanzado la posibilidad de habilitar una instancia de CPI desde Cloud Foundry y… a ello me puse, con la ayuda de este artículo: Self-Service Enablement of Cloud Integration Service on Cloud Foundry Environment

Posteriormente, Antonio Dos Santos subió un vídeo donde se podía ver el proceso de creación; es este:

Como estoy convencido que ya todos tenéis vuestra cuenta de SAP Cloud Platform, con la ayuda del artículo y el vídeo, estoy seguro de que podréis ser capaces de tener vuestra instancia trial de CPI.

Ojo, que ahora a las instancias de Cloud Foundry, aparte de la validez de 90 días le han puesto una validación por número de teléfono, para evitar que alguien (y no miro a nadie) se líe a crear instancias como si no hubiera un mañana.

En cualquier caso, en 90 días tenéis tiempo más que de sobra para trastear con vuestra instancia de CPI y una evidencia más de que cualquiera es capaz de crearla es que hasta yo lo he hecho… 😉

Ahora, os toca a vosotros, ¡manos a la obra!

¿Integras o implementas?: esa es la cuestión

En la entrada de ayer veíamos cómo Upgrade2Success nos da una serie de pautas para facilitar la transición de mis sistemas HCM on-premise al cloud, algo que probablemente haga de forma paulatina y durante un tiempo (o siempre) tenga que trabajar con un modelo híbrido, combinando información de los dos mundos.

Y ya sabéis, que entre el suelo y el cielo hay algo y que el secreto no está en la masa. Para que todo esto funcione, hay una cuestión clave: la integración.

SuccessFactors, Ariba, Concur, Fieldglass, Hybris… alguna más y lo que quede por venir, son soluciones cloud que SAP ha ido adquiriendo en los últimos año. Soluciones que nacieron cloud y se diseñaron con esa filosofía.

Por otro lado, SAP ha ido transformando la compañía para convertirse en una compañía cloud… lo que no quiere decir que todo tenga que ser cloud, pero sí que puedes tener la posibilidad de tener el ERP en cloud (HANA Enterprise Cloud), suscribirte a una edición de S/4HANA Cloud, tener una plataforma de desarrollo de aplicaciones propia como SAP Cloud Platform, etc…

Aún así, muchos clientes quieren permanecer con los pies en la tierra, como es lógico o ir haciendo esa transición poco a poco. Lo que es evidente es que si quieres seguir avanzando con SAP, algo te vas a tener que llevar al cloud, sí o sí.

Esto nos debería llevar a conocer cómo funcionan esos 2 mundos. Se supone que la parte on-premise ya la conocemos (es mucho suponer a veces) y que con la parte cloud «estamos trabajando en ello» (que esto es suponer mucho más)… y en medio de ambos mundos, tendrá que haber algo para que se entiendan, que podríamos llamar intermediario, relator o algo así… bueno, no, mejor integrador, que luego la cosa se lía… 😉

Imaginemos que tengo un gran equipo de implementadores de soluciones on-premise y otro de todas estas «nuevas» soluciones cloud, si cada uno implementa lo suyo a su aire, sin tener en cuenta las necesidades del otro, ¿pensáis realmente que eso va a terminar funcionando como debería?

Me temo que no, como no tenga alguien que sea capaz de integrar la información entre ambos mundos, me veré abocado a duplicar datos, soportar incongruencias, tener procesos que se solapan, etc…

Todo esto viene a raíz de este artículo que he leído: Integrators who don’t ‘integrate’ and other ERP problems

En dicho artículo, analizan una serie de puntos a tener en cuenta, a la hora de seleccionar un posible proveedor a la hora de acometer un proyecto de este tipo. Merece la pena leerlo, pero aquí os dejo alguna de las conclusiones:

«Software buyers should independently source implementation services and not rely on the ‘partners’ referred to them by software vendors. Of all the deals I’ve seen in 2018 and 2019, no client accepted these service firms and their proposals. Vendors don’t necessarily pick the provider that’s right for your firm. They pick service providers who hired their brother-in-law, who invited them to the Super Bowl, who kick back fees into some joint marketing slush fund, etc. Go ahead and ask a vendor “Exactly how did you come to choose this particular implementer for us?” Prepare to be lied to.»

En España no tenemos Super Bowl, pero tenemos otras cosas y, por supuesto, tenemos cuñados… eso en todos los países 😉

«Don’t be afraid to shun the big firms and go direct with specialists and independents. Many of my clients have gone this route and have saved lots of money, time & aggravation. Remember, you need to buy the people not the brand on this kind of work».

Aunque ya sabemos que las empresas confían en empresas y las personas confían en personas, los proyectos los hacen personas, no los logos.

«Get help developing the services RFP. Yes, you’ll want your in-house counsel and procurement folks involved. But getting an outside specialist in, for example, cloud implementation contracts, could be a real game changer. Cloud contracts are very different from the on-premises arrangements you are quite used to reviewing

He visto RFPs recientes que eran un «corta-pega» de la que sacaron hace 15 años… claro, como las cosas no han cambiado. Si no sabes lo que quieres, ¿por qué no pides ayuda? Y muchas veces no es lo que quieres, es lo que necesitas. No te preguntes el «qué», pregúntate el «para qué».

«Consider using an independent third party to provide quality assurance. Many integrators like to provide their own people to do this role; however, it is a role rife with potential conflicts of interest (e.g., letting the prisoners guard themselves). While it might work with the better implementers, wouldn’t you really want an impartial view of things?»

Los negocios no se van a parar. Es decir, cuando tengas que asumir el proceso de transformación, no vas a poder «parar las máquinas» y dedicar a tu equipo a cambiarlo todo, así que necesitarás ayuda o para dar continuidad al negocio actual y/o para hacer ese cambio.

Otra cosa que aconsejo siempre es: fórmate antes de empezar el proyecto. No te enteres de cómo se hace todo, pero sí de qué se puede hacer. Y, por supuesto, que no te forme la misma empresa que te lo va a implantar.

«Ensure you’re getting an integrator not an implementer. The former should tie all your systems together. The latter may only stand up the new system without connecting it anything else in a meaningful manner.»

Este es el párrafo que ha dado origen a este post y puede que el más importante de todos.

Después, hay otra serie de consideraciones sobre el equipo, sus conocimientos, la rotación, la composición del mismo, etc… este creo que también es un punto clave y aunque se supone que muchas veces se hace la realidad es que luego hay variables imposibles de controlar.

Le puedes presentar a un cliente un equipo de 5 personas que van a hacer el proyecto y a la hora de la verdad esas 5 personas pueden abandonar la compañía en cualquier momento. Por supuesto, puedes hacer cosas para «tenerlos contentos», pero en última instancia, no deja de ser una decisión personal de cada individuo.

Bueno, y una cosa es eso, y otra es lo que pasa a habitualmente, que de los curriculums que se presentan a los consultores que aterrizan en el proyecto, suele haber «alguna diferencia».

Y aquí el cliente tiene 2 opciones: protestar o decir lo que dijo la primera visita oficial que hizo un mandatorio extranjero a La Moncloa en el último cambio de Gobierno.

La visita la había concertado con Mariano Rajoy y cuando llegó se encontró con Pedro Sánchez y pensó: «Joer, hay que ver lo que gana este hombre en persona» 😉

La integración es la clave hacia la empresa inteligente

Hace más de 2 años, escribí un post sobre el «difunto» HANA Cloud Integration (HCI), ahora conocido como «servicio de integración de SAP Cloud Platform».

Desde entonces, aparte del cambio de nombre, el producto ha evolucionado y tiene mucha más funcionalidad de la comentada en dicho artículo, pero hoy no toca hablar de eso.

Toca hablar de integración en general y de la importancia que tiene esto a la hora de hablar de la empresa inteligente.

Microservicios, contenedores, tecnologías abiertas, blockchain, machine learning, bots, big data… muy bien, pero todo esto, ¿cómo lo integro con mis procesos?

De nada sirve acumular datos por acumular, ni poner sensores en todos los sitios, si no somos capaces de darle inteligencia a toda esa información y relacionarla entre sí.

Como podéis ver, tenemos integraciones de todo tipo:

  • Out-of-the-box: aplicaciones integradas que cubren procesos de negocio de principio a fin.
  • Abiertas: con un catálogo de API’s públicas que nos permiten integrarnos con aplicaciones no SAP y fuentes de datos diversas.
  • Holísticas: con herramientas que nos permiten diseñar nuestra propia estrategia de integración.
  • De Inteligencia Artificial: utilizando algoritmos embebidos que nos permiten diseñar una nueva generación de servicios.

¿Dónde puedo ver de qué va todo esto? Una vez más, en un curso de openSAPIntegration – The Key to the Intelligent Enterprise

Venga, que ahí tenéis las instrucciones para hacer encajar las piezas del puzzle… lo malo es que el número de piezas empieza a ser excesivo… 😉

Entre el suelo y el cielo hay algo

Es evidente que en el mundo híbrido que vivimos, con unos sistemas en el suelo (on-premise) y otros en el cielo (cloud) tiene que haber algo que nos permita interactuar entre ellos; y no sólo entre ellos, sino entre los distintos sistemas que «flotan» por las nubes.

Por eso, tengo claro desde hace tiempo que la clave de los próximos años va a estar en saber integrar todos esos sistemas. Como comenté hace un par de años, el secreto ya no está en la masa.

Así que os deberían empezar a sonar conceptos como microservicios, APIs, Cloud Integration, etc… ya que esto es lo que nos permitirá integrar nuestras aplicaciones con otras.

Y en esta línea, SAP anunció en el SAPPHIRENOW celebrado el mes pasado un partnertship con Cloud Elements, lo que dará origen a nuevo servicio dentro de SAP Cloud Platform: SAP Cloud Platform Open Connectors

¿Esto qué es? Pues básicamente es un conjunto de más de 150 conectores con aplicaciones/servicios comunes, que nos permitirán conectar esos servicios y consumir la información proporcionada desde SAP Cloud Platform.

Está previsto que se libere a finales de este trimestre, primero en el entorno Neo y después es de suponer que en Cloud Foundry. ¿Qué aún no sabes que es eso? Mira aquí: Neo y Cloud Foundry: ¿esto qué es?

Y tampoco estaría de más que te apuntaras a este curso de openSAPSAP Cloud Platform API Management

No te lo pienses… o te integras o te desintegran 😉

Hasso Plattner en el SAPPHIRE NOW

En la fotografía aparece Hasso Plattner (el de la izquierda), junto a los otros 4 fundadores de SAP, allá por 1972. Desde entonces, el tiempo ha pasado para todos, pero alguno sigue al pie del cañón, como podéis ver en el siguiente vídeo:

Son menos de 20 minutos y si este señor dedica su tiempo a subirse a un escenario para intentar explicarte algo, cuando creo que tiene su vida ya «medio» solucionada, tú deberías verlo por muy ocupado que estés, ¿no?

De todas formas, no te preocupes, que ya te hago un resumen de lo que cuenta.. 😉

  • Una base de datos, una plataforma y un sistema. HANA es la base de datos (alojada en x86 o IBM Power) y la plataforma que soportará nuestras aplicaciones (ABAP y Java), que serán consumidas directamente en un navegador.

Una vez conseguido eso (en ellos estamos), podremos hablar de lo siguiente:

  • Un front-end al que podremos acceder desde un navegador con aplicaciones específicas (SAP Analytics Cloud) o diseñadas bajo el patrón de Fiori, o a través de aplicaciones nativas para iOS o productos específicos como Roambi.
  • Múltiples fuentes de datos (estructurados o no) a las que podremos acceder independientemente de su origen, siempre que estemos autorizados.
  • Una serie de aplicaciones (S/4HANA) y tecnologías (HANA Cloud Platform) que darán soporte a nuestros procesos de negocio y nos permitirán analizar toda la información (BW, Digital Boardroom…) para facilitar la toma de decisiones, así como integrarnos con otras aplicaciones (API Hub, HCI…).

Y para hacer todo esto ha tocado rediseñar todos los procesos, con el objetivo de mejorarlos y simplificarlos, adaptándolos a las posibilidades que nos dan las nuevas tecnologías. Quizás, no estaría de más que tú hicieras lo mismo con los tuyos, ¿no?

Y parece que «algo» se ha mejorado: la mitad de líneas de código, de tablas de elementos de datos…

Más adelante, podemos ver un ejemplo de las herramientas que vamos a tener para poder hacer la migración de nuestros sistemas, entre otras cosas… pero, un momento.. todo esto es muy nuevo, ¿no?

Por favor, fíjate bien en la fecha del vídeo: año 2016. No, no es un error, esto es del SAPPHIRE NOW de hace 2 años, pero es probable que a muchos de vosotros gran parte de todo esto os suene a chino… ¿veis como las cosas van demasiado deprisa?

Así que yo que tú aceleraba porque si no puedes que cualquier día te mires al espejo y tenga un aspecto igual de «moderno» que los 5 señores que aparecen en la foto de portada.

PD.- En próximas entregas, volveré a 2018 😉

El ABAP no está muerto… ¿y tú?

Como ya comenté hace unos días el ABAP no está muerto, ni mucho menos… lo que no tengo tan claro es si muchos de los desarrolladores ABAP siguen «vivos».

Con la versión 4.6, allá por el año 2000, apareció en SAP la programación orientada a objetos y es el día de hoy cuando todavía muchos clientes siguen manteniendo sus viejos desarrollos donde los métodos y las clases brillan por su ausencia.

Eso sí, batch-inputs y ALVs, los que quieras 😉

Esto me lleva a reflexionar sobre un «novedoso» artículo publicado hace casi más de 5 años en el SCN: «A Call to Arms for ABAP Developers»

Básicamente, habla de lo que comentaba, que no te puedes tirar 15 años haciendo lo mismo y de la misma forma, sin estar al tanto de las innovaciones que van saliendo.

También es interesante ver la evolución que tuvo este hilo abierto en 2010 y actualizado hasta 2015: «ABAP Future in next coming years»

Es curioso ir viendo cómo van variando las opiniones a medida que va pasando el tiempo… lo que es cierto es que el ABAP permanece.

De todas formas, veamos una opinión más actual en: «The Future and Scope of SAP ABAP Career Paths»

Aquí mencionan algo que comparto plenamente: ABAP sí, pero no sólo ABAP.

Personalmente, creo que la clave en los próximos años va a estar en la integración: sistemas cloud con sistemas on-premise, sistemas SAP de toda la vida (ERP, CRM, SRM…) con sistemas adquiridos (que no integrados, aunque todo llegará) por SAP (SuccessFactors, Ariba, Concur…) y, por supuesto, con sistemas de otros proveedores, que algo hay que dejar para los demás… 😉

Es cierto que es difícil seguir el ritmo y que es imposible que alguien controle: ABAP OO, WebDynpro Java, Workflow, WebDynpro ABAP, OData, Gateway, SAPUI5, BOPF, BRF+, JavaScript, CSS, Core Data Services, HCI, SQLScript… aunque los recruiters y/o los jefes de proyecto lo pretendan…

Lo que es cierto es que te tiene que sonar de qué va todo eso y que si no te suena ya, vas tarde… pero tienes forma de reengancharte, sólo es cuestión de bucear entre los miles de blogs, videos, libros y echarle un poco de ganas.

Yo iré contando alguna cosa por aquí, pero seguro que la tecnología va más rápida, así que mejor espabila, si no quieres que te arrolle el tren 😉

PD.- Ah, y si no os importa pagar, creo que este libro podría serviros de ayuda: «ABAP to the Future»

SII: Suministro Inmediato de Información

A partir del 1 de julio de 2017, con la puesta en marcha del Suministro Inmediato de Información (SII), en España, muchas empresas se van a ver obligadas a informar de sus movimientos de IVA de forma cuasi inmediata (4 días, aunque en 2017 se ampliará el plazo a 8 días), con el objeto de «mejorar la asistencia al contribuyente y el control tributario» (Agencia Tributaria dixit).

Todo esto evitará que las empresas tengan que presentar ciertos modelos de manera regular, como venían haciendo hasta ahora, ya que será la propia Agencia Tributaria quien lleve ese control de manera inmediata. ¿Veis, si todo es por ahorraros trabajo? 😉

Básicamente, el proceso consistirá en enviarle información de las facturas emitidas y recibidas, así como de los pagos en metálico, a la Agencia Tributaria, mediante el intercambio de ficheros XML.

Además, debe enviarse la información con carácter retroactivo desde el día 1 de enero de 2017 y en un formato determinado y es aquí donde empiezan a aparecer los problemas, ya que puede que parte de la información que tiene que llevar ese formato no esté ahora registrada en mi sistema.

En vista de esto, todos los proveedores de software se han lanzado a implantar una solución que cumpla con este requerimiento legal, como no puede ser de otra forma.

SAP ha optado por una solución basada en eDocument (para generar los XML) y HCI (para gestionar/monitorizar los envíos), aquí podéis ver un video:

Sin entrar en detalle, la solución me parece correcta, eso sí, tengo claro también cuál debería ser el precio teniendo en cuenta que es algo necesario para cubrir un requerimiento legal… 😉

Por supuesto, aparte de la solución de SAP, hay proveedores que han sacado su propia solución o están haciendo desarrollos en muchos de sus clientes… ¿cuál es tu caso? ¿Cómo piensas salir de ésta?

PD.- Aquí os dejo un enlace a una wiki que ha creado SAP para este tema, donde podéis encontrar notas relevantes, el acceso al grupo de SAP Jam, etc… https://wiki.scn.sap.com/wiki/display/ERPFI/SII+SUMINISTRO+INMEDIATO+DE+INFORMACION+DEL+IVA

¿SuccessFactors o S/4HANA?

Que digo yo que qué tendrá que ver la velocidad con el tocino, pero bueno… puede que alguien se haga esta pregunta.

Más bien, la que creo que os hacéis algunos es «¿Qué va a pasar con la parte de HCM en S/4HANA? Y aunque aquí nadie ha dado una respuesta definitiva, yo me atrevería a decir que de aquí a unos años (no menos de 5 ni más de 8) podremos decir adiós a los infotipos y demás «palabros» propios de SAP HCM, ya que todo será SuccessFactors.

¿Todo, todo? ¿Y la nómina también? Esto es lo que más tardará (todo esto son suposiciones mías) ya que al ser un proceso muy específico de cada cliente es más difícil encajarlo en el «concepto cloud» de funcionalidades comunes, adaptaciones rápidas, mejores prácticas, etc… pero seguro que se encuentra la fórmula para que se pueda personalizar el esquema de nómina desde un entorno cloud… que podría ser HANA Cloud Platform, ¿no es desde ahí desde donde voy a poder extender todas mis aplicaciones cloud/on-premise?

new-brighton-1239724

Dejando de lado mi bola de cristal, os cuento alguna cosa más tangible… 😉

A día de hoy, nos tocará vivir en entornos híbridos, donde parte de la solución de HCM esté on-premise y parte en cloud. Es de suponer que los clientes empezarán a migrar las soluciones de Talento (evaluación, formación, selección…) a las soluciones de SAP SuccessFactors, dejando el core (administración de personal, estructura organizativa, nómina…) en SAP HCM. Una vez hecho este paso, se podrían plantear el salto a Employee Central.

Habrá otro tipo de clientes que decidan entrar ahora en el mundo de SAP HCM y vayan directamente a la solución completa en SAP SuccessFactors, donde Employee Central sería la pieza angular sobre la que girarían el resto de soluciones.

ec2

Tanto en un entorno como en el otro, la clave está en la integración. Vamos a un entorno (estamos ya en él) en el que lo importante es conseguir que las aplicaciones hablen entre sí, que se comuniquen de forma sencilla y sean capaces de intercambiar información de manera ágil y segura.

2017-02-10_11-13-43

Aquí jugará un papel importante HANA Cloud Integration del que antes podíamos hablar como un componente aparte pero ahora ha pasado a ser uno de los servicios de SAP HANA Cloud Platform: SAP HANA Cloud Platform, integration service

¿Y sólo puedo hacer la integración con HCI? ¿Qué pasa con Boomi? ¿Y si tengo PI? ¿Y si tengo otro middleware? Estas preguntas suelen surgir cuando un cliente se plantea el tema de la integración pero no hay una respuesta mágica, ya que dependerá mucho de la situación en la que se está y a la que quiere llegar… por no hablar del presupuesto 😉

Lo que es cierto es que desde que SAP compró SuccessFactors, finales de 2011, la integración entre ambos productos ha ido mejorando con el tiempo, como no podía ser de otra forma, y llegará el momento en el que podamos hablar realmente de un único producto.

Al principio, la integración se hacía básicamente con ficheros planos y programas de extracción/carga de información (¿seguirá la «curiosa traducción» que mencionaba en este post?); después empezaron a meter BAdIs y ahora surge un nuevo concepto: Business Integration Builder (BIB).

(Ah, y cuando digo «nuevo» debería decir «nuevo para mí», ya que el Integration Builder no es algo precisamente nuevo para la gente de XI/PI)

bib1

Se supone que con esto vamos a conseguir una mejor integración entre las aplicaciones y facilitar la migración de datos entre los sistemas on-premise y cloud, pudiendo:

  • Replicar datos maestros y organizativos.
  • Utilizar tablas de parametrización para hacer el mapeo, en lugar de tener que hacerlo en código.
  • Tener en cuenta especificaciones por país.
  • Transportar las parametrizaciones entre entornos.

Realmente, esto está planificado para el 2º trimestre de 2017, como podéis ver aquí…

bib

Por lo tanto, la respuesta a la pregunta es: SuccessFactors y S/4HANA, cada uno por su lado, pero integrados 😉

SAP HANA Cloud Integration: el secreto ya no está en la masa

Al igual que hace unos años, el secreto estaba en la masa, en los que tiempos que corren y en los que están por venir el secreto está en la integración.

masa

Cada vez los escenarios de sistemas que nos encontramos son más variopintos, con parte on-premise y parte en cloud, aplicaciones/tecnologías avanzadas o novedosas con otras más anticuadas pero que debemos mantener y lo importante es que todo eso funcione y sean capaces de comunicarse entre sí, incluso entenderse 😉

Realmente esto no es algo nuevo y existen en el mercado distintas soluciones de middleware, como por ejemplo SAP PI y muchas otras de otros proveedores.

HCI

Bien, pues SAP HANA Cloud Integration podríamos decir que es una solución middleware en la nube. No sustituye a SAP PI (de momento), sino que podría convivir con ella o complementarla. Estas serían sus características principales:

  • Es un producto cloud, con todas las ventajas que conlleva: elasticidad, rendimiento, escalabilidad, seguridad, pago por uso…
  • Viene con contenido pre-configurado, para dar soporte a muchas de las integraciones estándar entre productos SAP de manera inmediata. Aquí podéis acceder al catálogo de escenarios predefinidos: https://cloudintegration.hana.ondemand.com/#/shell/discover
  • Se pueden desarrollar/ampliar nuevos escenarios de integración y ponerlos a disposición de otros clientes, a través de un marketplace. SAP no puede abarcar todos los posibles escenarios y deja abierta esa posibilidad a los partners.
  • Utiliza servicios de SAP HANA Cloud Platform, ya que «corre» sobre esa plataforma, en un entorno completamente aislado y propio de cada cliente, garantizando la integridad y seguridad de la información.
  • Se actualiza 1 vez al mes, ampliando nueva funcionalidad y mejorando la existente.

Aquí podéis ver una presentación que creo que puede ser útil: SAP HANA Cloud Integration

Ah, y si queréis aprender sobre este tema, os recomiendo el curso de openSAPApplication Integration Made Simple with SAP HANA Cloud Integration

La razón definitiva para tener que comprar HANA: ¿y si te pierdes en Marte?

Sí, amigos, esto es algo que nos puede pasar a cualquiera, aunque nos parezca imposible, pero más difícil es que te pierdas en terreno enemigo en una guerra mundial, caigas en un agujero negro o te quedes aislado en Marte y te libres de todas… y eso ha pasado, ¿verdad, Matt Damon?

marsHANA

¿Y qué tendrá que ver eso de Marte con HANA pensaréis? Pues para eso necesito que dediquéis una hora de vuestra vida a ver la presentación que hizo Björn Goerke en el SAP TechEd celebrado en Barcelona esta semana: brillante, espectacular, aclaradora, divertida, interesante…

Muchas veces cuando vemos una película, basada en un libro, decimos: «está bien, pero me gustó más el libro»… esta vez, yo puedo decir, sin temor a equivocarme que «la película está bien, pero me gusta más la presentación» 😉

SAP Executive Keynote: Björn Goerke, Barcelona 2015
 
2015-11-13_0-04-37

PD.- Lo que no tengo claro es qué cuesta más: ¿mandar una expedición a Marte o comprar HANA? 😉