Objetivos 2020

En vista del «éxito» de los objetivos que me propuse el año pasado, este año los elimino de la lista.

O más bien, cambio la perspectiva, y me fijo otros que quizás puedan dar mejores resultados sobre esos objetivos «eliminados».

  • Hacer una media 10.000 pasos al día.
  • Escuchar cada día media hora de inglés.

El primero os puede parecer sencillo pero os aseguro que para mí no lo es tanto, ya que muchas veces las tareas que realizo son significativamente sedentarias. Aquí podéis ver la media de los 2 últimos años:

Sí, ya sé que suena a excusa (y lo es), así que este año he dado con la fórmula mágica para conseguir dar más de 10.000 pasos de media en el año 2020. Y la voy a compartir con vosotros, la fórmula es… dar más de 10.000 pasos cada día 😉

Con respecto al inglés, me he puesto como tarea escuchar algo como mínimo media hora todos los días, ya sea de un curso de openSAP, de una serie, una conferencia, lo que sea…

¿Y lo de hablar? Bueno, en ello estoy también, de la mano de YouTalk. ¿Por qué con esta gente? Me gustaba el método y quería probar la plataforma en la que está alojada, de cara a posibles iniciativas en el futuro.

Ya veremos los resultados… 😉

Aparte de esto, aquí va otro relacionado con algo de los que escrito hace unos días:

  • Lanzar un par de podcasts a lo largo de 2020.

Uno de ellos va a ser individual (yo, conmigo mismo) y el otro colaborativo, para el que por cierto ya he recibido varios ofrecimientos para participar, que serán tenidos en cuenta. Aparte de esos otros a los que os tengo ya «fichados» y confío en que os animéis… 😉

Estoy terminando de probar plataforma, formato, software, etc… y espero poder tenerlos listos en este primer trimestre, aunque el compromiso sea «a lo largo de 2020″… espero no tener que cambiarlo a «en los maravillosos años 20″… 😉

Después añado otros ya típicos, relacionados con el trabajo y el blog:

  • Conseguir 4 clientes nuevos.
  • Escribir más de 140 entradas en el blog.
  • Tener más de 80.000 visitas en 2020.

Y, como siempre, iré haciendo seguimiento mensual, para escarnio público y en un año ya veremos qué ha pasado con todo esto.

Y tú, ¿te marcas objetivos al principio del año?

¿Escalar o no escalar? Esa es la cuestión

Soy más de mar que de montaña, en lo que a vacaciones se refiere, para comer soy mar y montaña… 😉

De todas formas, no voy a hablar de la escalada como afición, sino relacionado con los negocios. Ya sabéis, eso de hacer algo que sea escalable, es decir, de ser capaz de generar más ingresos con los mismos recursos.

¿Cualquier negocio es escalable? Aunque en un principio pueda parecer que no, creo que se pueden crear servicios complementarios que sí pueden darte esa capacidad.

En cualquier caso es algo que depende mucho de tu modelo de negocio, lógicamente.

Por ejemplo, en mi caso particular, la mayor parte de mis ingresos vienen de la formación presencial y de la consultoría. Eso, en principio, es poco escalable, ya que la mayoría de las veces requiere de mi participación directa, ya sea en persona o vía videoconferencia.

Si lo miramos así, la única forma de conseguir más ingresos con esos mismos recursos es sencilla: subir las tarifas.

Aún así, la escalabilidad tendría una gran limitación: seguiría dependiendo de mi disponibilidad y, por ahora, no he conseguido clonarme.

Aparte está el tema de que la tarifa llegará un momento en el que no podrá seguir subiendo… bueno, sí, puede seguir subiendo, otra cosa es que alguien esté dispuesto a pagar por ella. Y ya os digo que lo del «sentido común» no es algo que la gente valore especialmente… 😉

Después está el tema de los negocios paralelos, hacer algo complementario a tu actividad principal, que te proporcione otra fuente de ingresos… y si pueden ser ingresos pasivos, mejor que mejor.

Y como llevo unos meses dándole vueltas al tema, en 2020 lanzaré una iniciativa relacionada con todo esto, aparte de poner en marcha un podcast(o varios), seguir con el blog, las redes sociales, etc…

Ya que una cosa es la teoría y otra la práctica. Y la cosa no va de hacer mil cursos, leer cientos de artículos y comprarte todos los libros del mundo, la cosa va de, una vez que tienes una base aceptable, de HACER… menos VOY A HACER y más HACER.

Y en eso estamos… y que quede claro que no tengo claro qué va a salir de ahí, que no me creo mucha de las historias que cuentan los supuestos gurús, que creo en el marketing pero a mi manera, que sé que todo lleva un tiempo y que las cosas no tienen por qué funcionar a la primera, pero… ¡habrá que hacerlo!

Próximamente en sus pantallas… 😉