Nissan, los percebes y la innovación

Si no habéis leído la noticia de la que os voy a hablar en el post pensaréis que se me ha ido la pinza o que me he pasado con las cañas que reclamaba en las entradas anteriores 😉

Antes de nada, tenéis que ver el video:

Me parece un ejemplo buenísimo de innovación no ya por la idea en sí, sino por el hecho de conectar dos mundos que aparentemente no tienen nada que ver (aunque es cierto que hay mucho “percebe” al volante) y conseguir algo para mejorar la vida de las personas.

Es decir, se dan 2 principios básicos de la innovación: poner a las personas en el centro y conectar cosas.

Y qué mejor que unos percebes, para acompañar las cañas que me deben Jorge, Oreka y Rubén… 😉

PD.- Aquí os dejo el link al artículo original: Percebeiro Shield

Seguimos con la educación a vueltas… ¿has oído hablar de la neuroeducación?

Esta semana me ha dado por esto de la educación, así que siguiendo con el tema de la creatividad y la forma de educar del post anterior, os dejo un nuevo video que encontré en la página de Facebook de CADE (Centro de Atención a la Diversidad Educativa) , donde tienen claro que otro modelo de educación debería ser posible:


 
¿Realmente tiene sentido que sigamos haciendo las cosas como antes? Olvidaos de “los aparatitos”, la revolución empieza en LAS PERSONAS 😉

Todos somos creativos… y deberíamos serlo más

En el post anterior os invitaba a ser empáticos y creativos… lo de la empatía me parece algo más complejo de aprender, la verdad… ya que hay gente que directamente no lo es y va por la vida “con orejeras”, viéndolo todo desde una única perspectiva y aunque pueden mejorar, lo cierto es que hay cosas difíciles de cambiar.

Lo de la creatividad es otro tema, ya que todos nacemos creativos y es algo que se puede potenciar… aunque la realidad es muy distinta, ya que los sistemas educativos actuales no están pensados precisamente para eso, más bien para lo contrario, como explican brillantemente en esta charla TED, que por algo es la más vista de todos los tiempos:


 
Poco más puedo añadir… por hoy 😉

PD.- Ah, y si alguien quiere leer algo sobre la empatía, os dejo este artículo: http://www.lifeder.com/empatia/

Design Thinking: no va de diseño, ni de pensar… va de personas

Hace ya más de dos años y medio desde que publiqué el primer post sobre Design Thinking, un término que cada vez suena con más fuerza.

Desde entonces, he tenido oportunidad de profundizar en el tema, formándome, aplicándolo tanto en  la empresa como con clientes y colaborando con otros profesionales, que es como realmente se aprende: compartiendo experiencias.

En SAP, el Design Thinking es algo que forma parte del ADN de la compañía desde hace años pero no sólo de SAP vive el hombre… 😉

Hay varias empresas españolas inmersas en proyectos de transformación e innovación que aplican esta metodología, aunque reconozco que sigo especialmente todo lo que está haciendo BBVA al respecto, como ya publiqué en algún artículo anterior: La innovación ha venido, nadie sabe como ha sido

Precisamente, de su web del Centro de Innovación he sacado el siguiente video, en el que podemos a unos profesores de la D. School de la Universidad de Stanford hablar de las claves para entender la metodología Design Thinking:


 
Design Thinking va de PERSONAS y dos cosas clave: empatía y creatividad. La empatía nos permitirá analizar las necesidades reales de las personas y comprender las mismas; mientras que la creatividad nos aportará soluciones para cubrir dichas necesidades.

Si no tenemos empatía, difícilmente sabremos detectar/extraer las verdaderas necesidades de las personas y si no aplicamos creatividad probablemente obtendremos los resultados de siempre.

Así que ya sabéis, a ser empáticos y creativos… Fácil, ¿no? 🙂

¿Todo el día con el móvil en la mano?

No, no voy a escribir sobre la adición a la tecnología ni de la nomofobia, sino de un ejemplo más de cómo la combinación de la forma de pensar de los diseñadores junto con el uso de la tecnología, nos puede llevar a productos “imposibles”.

De momento, es un prototipo, pero ya sabéis que dentro de todo proceso de innovación para llegar a tener algo, primero hay que imaginarlo y probarlo…


 
Eso sí, no tengo nada claro cómo se utilizará la cámara desde el brazo… ¿habrá cámara frontal y trasera? 😉

Os dejo un link a la página del proyecto: Cicret Bracelet

Nixie: un palo para selfies con alas

Cuando hablamos de Design Thinking y del proceso de innovación, una de las cosas que se repiten es la importancia de proponer ideas, aunque en un principio suenen absurdas.

Por ejemplo, “poner una cámara de fotos en un palo”, en el año 1995 sonaba un poco absurdo…

palo
… pero pasados 20 años la cosa no era tan absurda (o los absurdos pasamos a ser nosotros, pero ahí no voy a entrar), llegando a ser nombrado uno de los inventos del año por la revista Time.

Muy bien, ya teníamos la posibilidad de hacernos fotos a una cierta distancia, pero quizás no la suficiente, a no ser que tengamos un gadgetobrazo
 
inspector_gadgets_0

… y como nos tenemos que poner en el punto de vista del usuario a la hora de detectar nuevas necesidades, nos daremos cuenta fácilmente de que no todo el mundo está igual de dotado que el famoso inspector Gadget y de ahí pueden surgir nuevas ideas para poder hacernos autofotos (selfies queda más cool, of course) a una cierta distancia.

Y una vez detectada la necesidad, ya sólo es cuestión de “poner alas” a nuestra imaginación:
 


 
Más información, aquí: http://flynixie.com/

La innovación ha venido, nadie sabe como ha sido

Tengo claro que como poeta no me voy a ganar la vida… pero quizás pueda ir de “innovador enterao”…

Sólo es cuestión de escribir un artículo ocurrente, utilizando los términos “transformación digital”, “cambio disruptivo”, un poquito del “internet de las cosas”, algo de “procrastinización” y un toque de “Design Thinking” por allá y listo 😉

Bueno, mejor pongo un video donde habla de cómo está cambiando el mundo de una manera muy gráfica:
 


 
Creo que es evidente que las empresas deben enfrentarse a un proceso de transformación digital que les permita adaptarse a este cambio disruptivo al que nos empuja la evolución de la tecnología, para poder aprovechar las nuevas oportunidades que aparecen ante fenómenos como el “internet de las cosas” y para ello debemos aprender a pensar de otra forma, poniéndonos del lado del lado de las personas, para poder entender mejor sus necesidades y dar respuesta a las mismas mediante el uso de metodologías como Design Thinking.

Y lo dejo por hoy, que voy a procrastinar un poco… mañana será otro día.

(Escuelas de negocios, ¡venid a mí!)😉

PD.- Ah, y no me patrocina el BBVA, aunque reconozco que me gusta todo lo que están haciendo relacionado con la innovación: BBVA Innovation Center