¿Sabes lo que es SAP?

Esa frase está sacada de una conversación literal que mantuve con el que iba a ser mi jefe hace ya más de 20 años, al día siguiente de firmar mi primer contrato:

– ¿Sabes lo que es SAP?
– Ni idea.
– Bueno, no pasa nada, el lunes vas a XXX y te vas enterando.

Y así fue como empecé en todo esto…. algo que, por cierto, no me gustó nada al principio, todo sea dicho.

Durante esos años (finales de los 90) se produjo el gran boom de las implantaciones SAP en España y había mucha más demanda de empleo que personas cualificadas.

En esa época, no había tanta información disponible como la que hay ahora y la forma de aprender era «a base de golpes» principalmente… «mírate ese manual y luego te cuento», «no sé, yo siempre lo he hecho así, pero no sé por qué» y «eso no se puede hacer» eran las frases más repetidas en aquellos tiempos.

Todo eso nos llevó a hacer implantaciones «de aquella manera», las cuales han ido siendo mejoradas (no era difícil) durante estos años… aunque sigues viendo cada cosa por ahí…

Recuerdo hace un par de años, en una formación que estaba impartiendo a la que asistían como alumnos responsables de distintas consultoras que uno de ellos dijo: «Hay que reconocer que SAP es una tecnología que nos ha permitido hacer proyectos con gente mediocre»

Hubo algún que otro comentario que difería y yo recuerdo que pensé: «Eso lo dirá por él»… pero pasado el tiempo tengo que reconocer que tenía gran parte de razón.

En su momento, conseguimos sacar los proyectos adelante, a base de sangre, sudor y lágrimas. Si bien es cierto que alguno no salía, la gran mayoría salían adelante, aunque fuera a trancas y barrancas.

Y eso muchas veces es un problema: «¿Ves como no hacía falta formar a la gente? ¿Ves cómo podíamos hacerlo con 4 personas menos?»… sí, sí, las cosas salían, pero… ¿cómo salían?

Después, durante años hemos ido arreglando muchos de los desaguisados cometidos (en el mejor de los casos) o hemos ido poniendo parche sobre parche en las heridas que dejamos abiertas.

Os invito a que leáis este artículo, que es de 2012, pero contiene muchas verdades incómodas: Racing to Mediocrity: The False Grail of an Accelerated SAP “Go Live”

En cualquier caso, el adjetivo «mediocre» me sigue pareciendo algo peyorativo y poco apropiado para muchos de esos valientes luchadores que iban a la guerra prácticamente desarmados.

Ahora se avecinan nuevas batallas y estamos a tiempo de que no se repita la historia, pero el tiempo pasa y mi percepción es que vamos a ir a la guerra de nuevo, armados con tirachinas… 😉

Algo que resulta inconcebible, sobre todo si unimos al hecho de que el año pasado se quedasen sin cubrir en España 300.000 puestos de trabajo y que más del 60% de las empresas tengan dificultades para cubrir los perfiles tecnológicos más demandados, las cifras actuales de paro.

Y como podéis ver en este artículo, los consultores SAP forman parte de esos perfiles: «Me intentan fichar 5 veces al mes»: los profesionales más buscados de España

Creo que tenemos por delante 2 grandes retos por delante: incorporar nuevos perfiles y reciclar gran parte de los existentes.

Y además, lo uno no tiene sentido sin lo otro.

De nada sirve inundar el mercado de «consultores mediocres», si no contamos con mando experimentados que sepan guiarles en la batalla. Y estos mandos necesitan aprender los nuevos métodos de combate, ¿o piensas que pueden ganar la pelea a base de batch-inputs? 😉

La solución al problema del paro está en los desempleados

Y no lo digo yo, lo dice Peridis en esta charla donde nos habla del proyecto de las lanzaderas de empleo.

Por cierto, dice que había 5 (octubre de 2013), cuando ahora hay 60, por lo que parece que la cosa funciona…


 
PD.- El partido que lleve a este señor como Ministro de Trabajo tiene mi voto asegurado 😉
 

El trabajo del futuro: ¿estamos preparados?

Si en el artículo anterior os dejaba un video sobre el futuro de los Recursos Humanos, que nos podía sonar algo lejano y un poco a ciencia ficción, en este quiero tratar de algo más cercano, a raíz de un evento al que asistí la semana pasada: «El trabajo del futuro. Estrategias para adaptarnos a los nuevos tiempos».

En el mismo participaron integrantes de algunas de las lanzaderas de empleo que existen a lo largo de todo el país, junto con representantes del mundo de los Recursos Humanos, con el objetivo de dar una visión clara de cómo está cambiando el entorno laboral en los tiempos que nos movemos y qué debemos hacer, desde cada uno de los lados, para adaptarnos al mismo.

¿Qué es esto de las lanzaderas de empleo? Nace como una iniciativa para promover la empleabilidad, ante las elevadas tasas de paro y la situación económica, promoviendo la proactividad y el trabajo de equipo entre grupos de desempleados. De todas formas, creo que lo mejor es que lo leáis vosotros mismos: http://www.lanzaderasdeempleo.es/

El impulsor de esta iniciativa es José María Pérez “Peridis”, al que muchos conoceréis por su labor de dibujante en «El País», a través de la Fundación Santa María la Real

Os dejo un video donde «Peridis» nos cuenta cuáles son las 10 claves de la empleabilidad:


 
Si hubiera muchos «Peridis», creo que nos iría un poquito mejor… 😉

Empleado 3.0

Hace unos meses tuve la ocasión de participar en una mesa redonda organizada por Gestiona Radio, junto a otros profesionales del mundo de los Recursos Humanos:

En el mismo se habló del concepto Empleado 3.0, con el que se intenta reflejar un nuevo modelo de trabajador, comprometido con su profesión, responsable de su tiempo, sin un espacio de trabajo fijo y gran conocedor de la tecnología.


La fórmula en la que se basa este concepto es  T2 = Talento x Tecnología

«El talento potencia la tecnología y la tecnología añade talento» (Javier Cantera).

Las compañías deben ser capaces de buscar, seleccionar y retener el mejor talento, al igual que los trabajadores deben saber demostrar, aumentar y potenciar el mismo. Y para ello, es imprescindible el uso todas las herramientas que la tecnología pone a nuestro alcance, tanto por parte de las empresas como de los empleados trabajadores.

El mismo término «empleado» puede quedar algo trasnochado. El nuevo profesional no busca un empleo, busca un proyecto: algo que le ilusione, le permita desarrollarse y crecer profesional y personalmente… Y las compañías buscar profesionales comprometidos, responsables, independientes y en los que pueda confiar, orientados a los resultados.

No me he bebido nada y sigo viviendo en España (con una tasa de paro del 27%), por lo que sé que esto no es aplicable a todos los sectores, pero sí en muchos de ellos, aunque haya algún escéptico y puede que estemos yendo demasiado deprisa con tanto cambio de dígito…

Independientemente de que hablemos de 2.0 ó 3.0, lo que tengo claro es que el Empleado 1.0 está fuera de mantenimiento y es hora de hacer un upgrade 😉

PD.- Algún artículo que me ha gustado al respecto de todo esto:

No hay Empresa 2.0 sin Personas 2.0

¡¡Olvídate de Currículum y envíales un proyecto!!

Las plataformas de trabajo 3.0 gestan el nacimiento de nuevas empresas

Los artesanos del S.XXI