Unos vienen y otros se van

Tras unas semanas de vacaciones, volvemos al tajo con las pilas cargadas y lo primero que me gustaría hacer es dar un par de consejos para aquellos que se van ahora y quieren desconectar:

  1. Quita el correo electrónico del móvil. Y no vale lo de «lo leo, pero no lo contesto»… no, directamente, no lo recibas, no lo leas. La diferencia es importante, ya que el correo electrónico (del que he sido siempre un gran defensor) si no se sabe utilizar correctamente pasa de ser una herramienta productiva a justamente lo contrario, pudiendo incluso afectar  a nuestra forma de respirar. Lee el siguiente artículo y piénsalo: «La apnea del e-mail. O el sorprendente impacto de las pantallas en nuestras vidas».
  2. Entra en tu zona de confort. Estaréis hartos de oír aquello de que para poder crecer tienes que salir de tu zona de confort, buscar nuevos retos, pensar de forma distinta… algo en lo que estoy totalmente de acuerdo y sobre lo que escribiré en días posteriores, pero… no me vale para los días de descanso. En estos días, aconsejo justo lo contrario 😉

Evidentemente, para poder hacer esto, detrás tienes que tener un gran equipo que te permita desconectar y que todo siga funcionando, por si surgiera alguna eventualidad en este período… o realmente sigues creyendo que «¿Eres imprescindible?»

chiringuito_0008

Para terminar y volviendo al tema del correo, unos números, en los 23 días que he estado sin mirar el mail:

  • He recibido 1.583 correos, de los cuales 1.101 (69,55%) los puedo borrar directamente, quedando 482 (30,45%) por revisar.
  • Es decir, que de 10 correos que recibo, 7 no valen directamente para nada.
  • Si a los 482 que tengo que revisar le dedico 2 minutos a cada uno, tendré que utilizar 964 minutos, que son unas 16 horas. Es decir: 2 días de trabajo.
  • Si hacemos una división sencilla, con estos datos, podemos llegar a la conclusión recibo unos 69 correos al día (incluyendo fines de semana), de los cuales realmente tendré que prestar atención a 21, pero los otros 48 los tendré que dedicar un tiempo mínimo para poder descartarlos.
  • Supongamos que dedico 0,5 minutos a los que borro y 5 minutos (cifra más realista que los 2 minutos que utilicé antes) a los que tengo que responder, esto me da una cifra de unas 4 horas diarias dedicadas a gestionar el correo electrónico.

¿Esto es realmente productivo?

PD.- Disfrutad de las vacaciones 😉

Las vacaciones son para desconectar

Me levanto, miro la hora en el iPhone… en verano, no hay despertadores 😉

Venga, vamos a desayunar y apunto las calorías en MyFitnessPal, mientras miro el WhatsApp.

Vamos a la playa, que hoy parece que no va a haber levante, según Windfinder, pero habrá que ponerse crema que Solare dice que hoy el Sol aprieta especialmente.

Llegamos a la playa y hago check-in en Swarm, a ver si bajo el manto de toallas, hay algún amig@ luciendo lorzas… Saco el Kindle y me pongo a leer un rato.

Cada 15 minutos, miro el mail «por si ha pasado algo»… ya que, como sabéis, Obama no da un paso, sin consultarme antes…

vacaciones-forges-L-2

Me voy a dar un baño, pero antes voy a ver cómo están las olas en iMar. Sí, ya sé que bastaría con girar el cuello y mirar al mar, pero me gusta mirar «pantallitas».

Va siendo hora de comer, vamos a mirar en Foursquare qué dicen de los chiringuitos… pero que no se me olvide antes de irme, hacerme una foto de los pies con el mar de fondo y subirla a Instagram. Este año, el Pulitzer de fotografía, tiene dueño 😉

Según van trayendo los platos, los vamos «engullendo«, pero no si antes haberlos subido a Evernote Food, por si alguien no sabe cómo son las gambas a la plancha y le intentan colocar un bogavante…

Estamos en España, soy español, es verano, acabamos de comer… ¿hace falta que siga? Pues eso: toca Siesta.

Después, para despejarme, un poquito de trote cochinero con RunCracker mientras escucho música en Spotify.

A la vuelta, cojo el iPad para dar un poco de envidia en Facebook  a los que están trabajando, escribo alguna «genialidad» en Twitter y miro a ver si Obama me ha escrito por fin una recomendación en Linkedin.

Por la noche, llamamos a Telepizza, vemos una peli en Wuaki y mañana será otro día.

Ay, no… que Fitbit dice que aún tengo que dar 1.300 pasos más para llegar a mi objetivo diario… Paso de bajar a la calle y me pongo a dar vueltas por el salón, mientras soporto estoicamente la mirada de «los míos», que van desfilando hacia la cama y en el silencio de la noche, me parece escuchar un ligero susurro que dice: «Mandadle un sms a papá de buenas noches»

 

PD.- Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia 😉

Absentismos desde el ESS

vacasA la hora de implantar el Employee Self Service, unos de los primeros servicios que no solicitan los clientes es la solicitud/aprobación de vacaciones.

El empleado desde el ESS puede hacer la solicitud de distintos tipos de absentismo (vacaciones, enfermedad, licencias…), que podrán llevar o no el correspondiente proceso de aprobación por parte del Manager (desde el MSS).

A la hora de parametrizar esto, se pueden crear grupos de empleados (utilizando los grupos de reglas) que tengan comportamientos distintos a la hora de aprobar/solicitar los distintos absentismos que pueden estar disponibles desde el ESS, entre otras cosas…

A medida que ha ido pasando el tiempo, se ha ido mejorando este servicio, tanto técnicamente (paso de WD Java a WD ABAP) como a nivel de experiencia de usuario.

Una de las peticiones que nos hacía siempre el cliente era la posibilidad de anexar un documento junto a la solicitud. Por ejemplo, a la hora de registrar un absentismo de baja por enfermedad, poder anexar el parte de baja correspondiente, para que el responsable correspondiente verificara la información antes de aprobar dicha solicitud.

Bien, pues ese requerimiento ya se recoge dentro del estándar: http://scn.sap.com/community/erp/hcm/blog/2013/01/09/how-to-add-and-track-attachments-to-leave-requests

Eso sí, para poder utilizarlo tenéis que instalar el EhP7 (SP 05) y activar el HR Renewal 1.0 Algo que para muchos, que siguen sin instalar EhPs, a día de hoy, puede ser ciencia ficción 😉