People Analytics te ayuda a tomar mejores decisiones

Aunque tengo claro que las personas no pueden ser tratadas como números, también es cierto que puede haber números que me ayuden a tratar mejor a las personas o de una manera más eficiente.

Estos números nos pueden ayudar a responder a ciertas preguntas, unas ya conocidas y otras no tanto:

    • ¿Qué ha pasado?
    • ¿Por qué ha pasado?
    • ¿Qué va a pasar?
    • ¿Qué es lo mejor que podría pasar?

Para dar respuesta a la primera pregunta, seguro que tenemos muchos informes que nos permiten analizar lo que ha sucedido… bueno, o deberíamos/podríamos tenerlos… sí, ya sabéis, esos informes con 300 columnas, con más información de la que somos capaz de asimilar y en la que nuestra única preocupación es la de “¿pero me lo puedo bajar a Excel?”

La segunda pregunta es también relativamente sencilla de resolver, si soy capaz de responder a la primera, claro… porque no sería la primera vez que alguien me dice que un informe no funciona, sin haber mantenido la información con los datos en los que se basa el citado informe.

Para las dos últimas ya tengo que tener en cuenta “cosas modernas”, como el análisis predictivo, que me van a permitir analizar la información desde otro punto de vista, estableciendo relaciones entre indicadores aparentemente no relacionados, ofreciéndome nuevos puntos de vista.

Por ejemplo,  podría llegar a determinar que el grado de absentismo es superior en aquellos departamentos en los que los responsables tienen un desarrollo más bajo y una remuneración superior a la media de la compañía. Aunque esto, me diréis que es evidente, si tengo un jefe que es un gañán que está forrado, no me apetece mucho verle la cara… pero era sólo un ejemplo (¿basado en la realidad?) 😉

La clave de todo esto es tener claro que este tipo de proyecto no va sólo de números, que también, sino de analizar comportamientos, los cuales son más cualitativos que cuantitativos, pero que es evidente que tienen su reflejo en los resultados de la compañía, según dicen en artículos como este: “A mayor felicidad de los trabajadores, mejor productividad”

¿Entonces pasamos de los números y todo está basado en comportamientos? Para nada, como siempre, lo mejor es buscar el equilibrio y tener en cuenta varios factores, en lo que se viene a denominar la gestión basada en la evidencia (Evidence-Based Management, EBM):

Como podéis ver en el gráfico anterior, se tienen en cuenta 3 factores:

  • La experiencia de los responsables.
  • Evidencias científicas, tanto externas como internas.
  • Las expectativas de los empleados y la cultura organizativa.

Y combinando bien esos 3 ingredientes, podemos llegar a obtener un resultado excelente, siempre que se nos dé bien “la cocina”, porque ya sabéis que los datos después hay que “cocinarlos” un poco… 😉

Todo esto y mucho más os lo cuentan en este curso de openSAP: People Analytics and Evidence-Based Management

¿A qué esperáis para poneros a cocinar? 😉

HR Analytics con SAP

Allá por el año 1998, cuando empezaba con todo esto de SAP, me topé con una maravillosa herramienta que se llamaba SIP (Sistema de Información de Personal) y que te permitía lanzar informes, sin tener que rellenar la pantalla de selección, desde un interfaz gráfico. El interfaz era este:

Creo que no hace falta hacer ningún comentario al respecto, ¿no? Por sorprendente que parezca, eso sigue existiendo: podéis probar a lanzar la transacción PPIS.

También teníamos la posibilidad de hacer queries, vía SAP Query o Ad-hoc Query; con las diferencias, ventajas e inconvenientes de cada una, que imagino que conoceréis y si no, la verdad es que ya no perdería mucho tiempo con esto. Por cierto, ¿alguien conoce algún usuario que sea capaz de hacer una query de PD sin ayuda? ¿Y tú, eres capaz? 😉

Después fueron apareciendo herramientas como el Manager Desktop y el Manager Self Service, para facilitarles la vida a “los jefes”… no porque sean más torpes, sino porque tienen menos tiempo porque tienen que dedicarse a las cosas realmente importantes… jugar al golf, ir de comidas, etc… 😉

También apareció BW, como la solución a todos nuestros problemas, ya que podíamos tener un sistema analítico desde el que hacer consultas más o menos complejas, cruzando varias dimensiones y con un interfaz gráfico aceptable. Además, lo podíamos manejar desde un Excel, ¿qué más se puede pedir?

Hombre, pues por pedir, yo pediría una formación mínima a los usuarios, para saber cómo manejar la herramienta y las posibilidades, porque en el 90% de los clientes en los que he podido ver el BW para HR, nadie lo utilizaba… o a veces, me he encontrado cosas como: “Ah, no sé, esto es algo que me dicen que tengo que lanzar todos los meses, pero no sé de dónde sale la información”.

Hace 4 años en un cliente, abordaron un proyecto de este tipo, para consolidar la información de diversas fuentes en un BW, para después explotarla de manera centralizada y, sin haber llegado a establecer esa estrategia de consolidación siquiera, planteaban ya la posibilidad de hacer algo de análisis predictivo… ver para creer.

No creo que haya que saber mucho de estadística ni de algoritmos, para entender que un sistema sólo puede predecir algo en base a una serie de datos y patrones anteriores. Y que si la información previa no existe o tiene una fiabilidad decente, pocas predicciones se van a poder hacer, ¿no?

Llegados a este punto, estamos en el siglo XXI, y las cosas han evolucionado “un poquito”. Podemos seguir utilizando todas las herramientas que he mencionado anteriormente, por supuesto, pero quizás en los tiempos que corren, sea más conveniente sacar informes de este tipo:

Para ello, en SuccessFactors hay un módulo que se llama Workforce Planning and Analytics, que nos permite extraer información de cada uno de los componentes de la solución, desde distintas dimensiones.

Por supuesto, cada componente de SuccessFactors tiene sus propios informes, pero muchas veces no nos ofrecen toda la funcionalidad necesaria.

Aquí os dejo un artículo de Erik Ebert donde tenéis un vídeo podéis ver claramente la diferencia: SAP SuccessFactors Analytics vs. Transactional Reporting

Aparte de esto, tenemos también la posibilidad de utilizar la herramienta que está impulsando SAP como herramienta universal de reporting: SAP Analytics Cloud.

En SAP Analytics Cloud tenemos ya una serie de contenido predefinido que nos permite extraer información directamente desde SuccessFactors, por ejemplo, aparte de poder diseñar nuestros propios informes, cruzando información de otras aplicaciones SAP o no SAP.

Además tiene, entre otras cosas, la capacidad de hacer “predicciones inteligentes”, en base a la información que vamos registrando.

Aquí podéis ver algunos ejemplos: Data Visualization is Now Essential for HR

También podemos utilizar el SAP Digital Boardroom, para que esos señores tan serios que salen en el vídeo entiendan toda la información, sin apenas esfuerzo:

En definitiva, valga este artículo como atenuante ante un posible delito de agresión que pudiera cometer en un futuro, si voy a un cliente y me encuentro aún con el “impactante” Sistema de Información de Personal del que os hablaba al principio… 😉

HR Analytics: qué es y qué potencial tiene para las empresas

En el área de Recursos Humanos, el análisis de todos los números que se recogen a lo largo del tiempo puede ser muy valioso para el funcionamiento de las empresas. Comprobamos el potencial del HR Analytics con aplicaciones y ejemplos prácticos.

“Nos tratan como números”. Seguramente alguna vez habrás escuchado esa frase de alguien refiriéndose a un trato impersonal dentro de su entorno de trabajo. Y, evidentemente, si la tomamos en ese contexto, la frase tiene un carácter negativo. Lo cierto es que en HR Analytics los números, los grandes números, nos pueden ayudar a mejorar la forma de relacionarnos dentro de las empresas, lo cual suele conllevar una mayor productividad.

Diariamente generamos miles de datos. Unos son cualitativos, otros cuantitativos y muchas veces se pierden. En el mejor de los casos, nos limitamos a almacenarlos. El síndrome de Diógenes digital nos lleva a acumular cada vez más información, pero ¿tiene sentido hacerlo? La respuesta es clara: no.

Si no sabemos analizar la información y hacer que “los datos hablen”, la simple recopilación no sirve para nada. Es más, puede ser contraproducente y hacer que nos ahoguemos en ese mar de datos.

Extracto del artículo publicado por ICEMDhttps://www.icemd.com/digital-knowledge/articulos/hr-analytics-que-es-y-que-potencial-tiene-para-las-empresas/