SAP API Management te ayuda a crecer

Empecemos por el principio…

API: Application Programming Interface. Es decir, una API es un «trozo de software» que permite que las aplicaciones se comunique entre sí. Para el usuario es transparente pero muchas de las acciones que realizamos hoy en día a través de Internet, se realizan vía API: hacer un pago on-line, consultar la cartelera, «tuitear» una noticia que nos ha llamado la atención…

Y si hablamos del mundo SAP tampoco es algo novedoso, ya que llevamos años tratando con las BAPIs (Business Application Programming Interface), que vienen a ser lo mismo: «trozos de código» (módulos de funciones queda más elegante) a los que puedo llamar de forma remota.

apis

SAP API Management, es uno de los servicios que nos ofrece SAP HANA Cloud Platform (cumplo mi promesa de hace unas semanas, de ir hablando de esto), el cual permite a los clientes compartir parte de su información y/o procesos para que puedan ser consumidos por terceros con facilidad en los nuevos canales, dispositivos e interfaces de usuario.

Por ejemplo, soy un cliente con 3.000 proveedores que frecuentemente necesitan frecuentemente cuál es el estado de sus facturas. Ante esto, tengo varias opciones:

  • Tener un equipo de gente atendiendo el teléfono/mail para darles la respuesta que necesitan… lo que conlleva cierto gasto de personal, que los proveedores se tengan que ceñir a un determinado horario, etc…
  • Montar un portal de proveedores para que puedan consultar la información que necesitan en cualquier momento… lo que me llevará a tener que hacer una inversión en el desarrollo de ese software (o suscribirme a alguno de los servicios que ofrecen esto), con su correspondiente mantenimiento y el más que presumible descontento de varios de los proveedores que dirán que no es claro, que no saben utilizarlo, etc…
  • Facilitarles la información necesaria vía API, para que la exploten cómo, cuándo y dónde quieran. Evidentemente, esto conlleva el desarrollo de esa API, pero me olvido de diseñar el interfaz gráfico, simplemente pongo a disposición la información que necesitan, para que la consuman como quieran.

SAP API Management, nos permite desarrollar desde una plataforma central todas estas APIs, publicarlas y consumirlas de forma segura, pudiendo monitorizar la utilización de las mismas, lo que nos permitiría «monetizar» la información que estamos poniendo a disposición de terceros.

apim

Por ejemplo, seguramente si fuera un distribuidor de refrescos en grandes superficies, me podría interesar pagar una pequeña cantidad porque cada una de ellas me dejaran consultar en tiempo real su stock de mis productos para asegurarme que siempre los tienen disponibles y adecuar mis rutas de reparto en base a su nivel de existencias.

Es sólo un ejemplo pero pueden haber infinitos casos de uso, sólo es cuestión de ponerse a pensar e investigar un poco…

Por supuesto, como no sólo de SAP vive el hombre, hay otros proveedores que están trabajando con esto, incluso muchas empresas que tienen su propia plataforma de APIs, por ejemplo, en el sector bancario tiene gran relevancia por la entrada en vigor en 2018 de la PSD2 (que no es una consola, sino la Directiva de la Unión Europea sobre Servicios de Pago 2).

Aquí podéis ver lo que está haciendo BBVA, del que no soy accionista ni cliente pero me gusta lo que hacen a nivel de innovación, al respecto: BBVA API_Market

Y ahora si estáis interesados en el tema, sólo tenéis que entrar en vuestra cuenta de SAP HANA Cloud Platform, activar el servicio y empezar a pegaros… 😉

PD.- Os recomiendo empezar leyendo esto: https://help.hana.ondemand.com/apim_od/frameset.htm

Design Thinking: no va de diseño, ni de pensar… va de personas

Hace ya más de dos años y medio desde que publiqué el primer post sobre Design Thinking, un término que cada vez suena con más fuerza.

Desde entonces, he tenido oportunidad de profundizar en el tema, formándome, aplicándolo tanto en  la empresa como con clientes y colaborando con otros profesionales, que es como realmente se aprende: compartiendo experiencias.

En SAP, el Design Thinking es algo que forma parte del ADN de la compañía desde hace años pero no sólo de SAP vive el hombre… 😉

Hay varias empresas españolas inmersas en proyectos de transformación e innovación que aplican esta metodología, aunque reconozco que sigo especialmente todo lo que está haciendo BBVA al respecto, como ya publiqué en algún artículo anterior: La innovación ha venido, nadie sabe como ha sido

Precisamente, de su web del Centro de Innovación he sacado el siguiente video, en el que podemos a unos profesores de la D. School de la Universidad de Stanford hablar de las claves para entender la metodología Design Thinking:


 
Design Thinking va de PERSONAS y dos cosas clave: empatía y creatividad. La empatía nos permitirá analizar las necesidades reales de las personas y comprender las mismas; mientras que la creatividad nos aportará soluciones para cubrir dichas necesidades.

Si no tenemos empatía, difícilmente sabremos detectar/extraer las verdaderas necesidades de las personas y si no aplicamos creatividad probablemente obtendremos los resultados de siempre.

Así que ya sabéis, a ser empáticos y creativos… Fácil, ¿no? 🙂

La innovación ha venido, nadie sabe como ha sido

Tengo claro que como poeta no me voy a ganar la vida… pero quizás pueda ir de «innovador enterao»…

Sólo es cuestión de escribir un artículo ocurrente, utilizando los términos «transformación digital», «cambio disruptivo», un poquito del «internet de las cosas», algo de «procrastinización» y un toque de «Design Thinking» por allá y listo 😉

Bueno, mejor pongo un video donde habla de cómo está cambiando el mundo de una manera muy gráfica:
 


 
Creo que es evidente que las empresas deben enfrentarse a un proceso de transformación digital que les permita adaptarse a este cambio disruptivo al que nos empuja la evolución de la tecnología, para poder aprovechar las nuevas oportunidades que aparecen ante fenómenos como el «internet de las cosas» y para ello debemos aprender a pensar de otra forma, poniéndonos del lado del lado de las personas, para poder entender mejor sus necesidades y dar respuesta a las mismas mediante el uso de metodologías como Design Thinking.

Y lo dejo por hoy, que voy a procrastinar un poco… mañana será otro día.

(Escuelas de negocios, ¡venid a mí!)😉

PD.- Ah, y no me patrocina el BBVA, aunque reconozco que me gusta todo lo que están haciendo relacionado con la innovación: BBVA Innovation Center

Gamificación: a jugarrrrrrrrr!!!

a jugarLa gamificación es el empleo de dinámicas de juego en entornos empresariales con el objetivo de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo y todos los valores positivos inherentes a la competición.

Seguro que no soy el único que dedica un cierto tiempo a juntar una serie de letras (Apalabrados) o eliminar gelatina (Candy Crush), aunque reconozco que nunca he llegado al extremo de evadirme en una reunión de amigos «porque tengo que recolectar las patatas» (FarmVille)…

El juego es algo que nos engancha (y no hablo de ludopatía) desde niños y tiene muchos valores positivos que debidamente aplicados en el mundo de la empresa, nos puede ayudar a desarrollar el talento y fomentar el compañerismo.

Son muchas las compañías que se han dado cuenta de ese interés por los juegos y planifican sus estrategias de marketing para hacernos partícipes de un juego… ¿cuántos habéis visto en las últimas semanas a alguien buscando entre las latas de Coca-Cola su nombre? Aunque, de esta misma marca, me gusta más esta otra campaña:


 
El Centro de Innovación del BBVA dedicó su boletín del mes de septiembre a este tema (Gamificación – El negocio de la diversión), donde podéis encontrar artículos interesantes al respecto.

Y si hablamos concretamente del mundo de los Recursos Humanos, me gustó especialmente este post de Talento en ExpansiónGamificación, una práctica para acelerar el aprendizaje y potenciar el compromiso con la empresa

Por supuesto, en SAP también juegan/jugamos… mirad sino el sistema de puntos del SCN o las insignias de SAP Jam o el «vota al empleado del mes» (muy americano, lo sé)… De hecho, hasta han escrito un libro donde nos hablan de los principios de la gamificación en el mundo del software empresarial: «Gamification at Work: Designing Engaging Business Software»

El mercado de la gamificación es un mercado en alza y de mucho recorrido en los próximos años, aunque, de momento, en la mayoría de las empresas españolas nos limitaremos a jugar una vez al año… con la esperanza de que nos toque El Gordo 😉