No te quedes en casa: mueve el culo

En las últimas semanas, he tenido la oportunidad de conocer personalmente a varias personas a las que sólo conocía por las redes sociales: un congreso aquí, un evento allá, un curso… el caso es que a ninguno de ellos ha venido a mi casa para que se diera el hecho de conocernos.

Ni que decir tiene que soy un claro defensor de «lo virtual», de las redes sociales, etc… pero también es cierto que lo veo como una opción de llegar a más gente que de otra manera sería imposible y cuando se dan las circunstancias es interesante hacer esas relaciones tangibles.

Si te quedas en tu casa, es difícil que surjan las cosas. Y, volviendo a lo virtual, con «quedarse en tu casa» me refiero también a ser invisible en las redes.

Si no participas y te limitas a mirar, es complicado que se de el momento de llegar a conectar con alguien.

«Es que me da pereza», » no tengo tiempo», «no sé de que escribir», son las excusas que te pones pero la realidad es que le dedicas el tiempo a otras cosas que te parecen más interesantes. Perfecto, pero no te engañes, realmente no quieres.

«Ya, pero es que para qué voy a poner nada, si sólo tengo 20 seguidores»… ¿con cuántos te crees que empezó Justin Bieber? 😉

A ver, que si lo que quieres es convertirte en un influencer y llenar tu Instagram de fotos poniendo morritos, la verdad es que muchos consejos no puedo darte…

Sin embargo, si lo que pretendes es conectar con gente que puede tener tus mismos intereses, colaborar y compartir contenido, quizás si te pueda dar un consejo: EMPIEZA.

¿Y cómo empiezo? Es fácil: genera contenido y si este es de interés, las cosas irán surgiendo solas. Y si no surgen, pues no pasa nada, pero te lo habrás pasado bien en el camino… 😉

Ese fue el consejo que le di a alguien me preguntó en su momento, como conté en el post de hace unos meses: Vamos, ¡a darle a la tecla!

Precisamente, a una de las personas que he conocido últimamente es Javier Martínez Solera, quien de momento nos sigue contando cosas en:

Otro que se ha subido al carro de los blogs hace poco y al que tuve de alumno hace un par de semanas en un curso es Enric Castella, que también nos habla de SAP Cloud Platform, Fiori, UI5 y cositas de estas, desde aquí:

Esto en lo que se refiere a «salir de casa» desde el punto de vista virtual, pero no vale con eso, hay que salir a la calle: ir a eventos, apuntarte a cursos, ir a una charla… por supuesto, siempre con sentido común.

No estoy diciendo ir a todos los eventos, arrasar con el catering y repartir tarjetas como si fueran flyers de discoteca… que de todo se ve por ahí.

Ve a aquellos que a priori te van a poder aportar algo, que a veces será más y otras veces será menos… puede que en alguno de esos surja algo y es muy probable que de cada uno alguna idea te lleves.

Por ejemplo, en su momento, empecé a seguir el blog de Raúl Hernández González, probablemente porque alguien retuiteó algún artículo suyo y a raíz de eso empecé a leer lo que iba publicando, ya que me gustaba su «línea editorial».

Un día que vino a Madrid a dar una charla, fui a verle y, casualidades de la vida, teníamos una conocida común que nos presentó.

Gracias a eso, aceptó mi solicitud en LinkedIn, algo que no es fácil de conseguir, ya que él no es muy de contactar por contactar 😉

A Raúl, le podéis encontrar aquí:

El caso es que después de eso hemos compartido algún café y alguna charla, la última de manera virtual y sin café de por medio, y todo eso no podría haber sucedido si aquél día me quedo en casa.

Porque lo de que la gente vaya a tu casa ya no le pasa ni a Joaquín Sabina… 😉

Mi empresa no me forma: tenemos un problema

¿Cuántas veces habéis oído esa frase? Incluso puede que la hayáis dicho vosotros mismos alguna vez.

Es evidente, que el hecho de no formarte es un problema, sobre todo en momentos como el actual, en el que todo cambia en muy poco tiempo y necesitamos adaptarnos a la nueva realidad que vivimos.

«Llevo 2 años sin recibir un curso», «no me reciclan», «me estoy quedando obsoleto»… efectivamente, si te sientes reflejado en alguna de esas frases, tu empresa tiene un problema… pero déjame que te aclare una cosa: TU EMPRESA ERES TÚ.

Me da igual que trabajes por cuenta propia o por cuenta ajena, tu empresa y el verdadero responsable de tu formación eres tú.

No me vale lo de que no tienes tiempo ni recursos, dime que tienes otras prioridades.

Hoy en día tienes miles de recursos al alcance de tu mano, quizás demasiados, y tiempo para navegar por Internet y ver la tele también tienes, ¿verdad? Sólo tienes que tener claro qué quieres aprender y ponerte manos a la obra.

Lo que tienes que tener claro es que si no te formas, el que va a terminar teniendo un problema eres tú…

Así que aprovecha ahora que se acaba el año para dejar de proponerte lo de «dejar de fumar, ir al gimnasio y aprender inglés» y pensar realmente qué necesitas y qué estás dispuesto a hacer para conseguirlo.

Y si te sientes perdido y no sabes por dónde empezar, quizás esto te pueda servir de ayuda: «Modelo Skillopment de Aprendizaje y Desarrollo Eficaz de Habilidades»

Muchas veces, a la gente que trabaja en mis equipos les digo: «tú preocúpate de tener la capacidad de poder irte en cualquier momento y yo me preocuparé de qué no te apetezca hacerlo». Una fórmula sencilla, pero efectiva.

Así que, ya sabes: piensa y actúa en consecuencia 😉