Todos somos creativos… y deberíamos serlo más

En el post anterior os invitaba a ser empáticos y creativos… lo de la empatía me parece algo más complejo de aprender, la verdad… ya que hay gente que directamente no lo es y va por la vida «con orejeras», viéndolo todo desde una única perspectiva y aunque pueden mejorar, lo cierto es que hay cosas difíciles de cambiar.

Lo de la creatividad es otro tema, ya que todos nacemos creativos y es algo que se puede potenciar… aunque la realidad es muy distinta, ya que los sistemas educativos actuales no están pensados precisamente para eso, más bien para lo contrario, como explican brillantemente en esta charla TED, que por algo es la más vista de todos los tiempos:


 
Poco más puedo añadir… por hoy 😉

PD.- Ah, y si alguien quiere leer algo sobre la empatía, os dejo este artículo: http://www.lifeder.com/empatia/

Design Thinking: no va de diseño, ni de pensar… va de personas

Hace ya más de dos años y medio desde que publiqué el primer post sobre Design Thinking, un término que cada vez suena con más fuerza.

Desde entonces, he tenido oportunidad de profundizar en el tema, formándome, aplicándolo tanto en  la empresa como con clientes y colaborando con otros profesionales, que es como realmente se aprende: compartiendo experiencias.

En SAP, el Design Thinking es algo que forma parte del ADN de la compañía desde hace años pero no sólo de SAP vive el hombre… 😉

Hay varias empresas españolas inmersas en proyectos de transformación e innovación que aplican esta metodología, aunque reconozco que sigo especialmente todo lo que está haciendo BBVA al respecto, como ya publiqué en algún artículo anterior: La innovación ha venido, nadie sabe como ha sido

Precisamente, de su web del Centro de Innovación he sacado el siguiente video, en el que podemos a unos profesores de la D. School de la Universidad de Stanford hablar de las claves para entender la metodología Design Thinking:


 
Design Thinking va de PERSONAS y dos cosas clave: empatía y creatividad. La empatía nos permitirá analizar las necesidades reales de las personas y comprender las mismas; mientras que la creatividad nos aportará soluciones para cubrir dichas necesidades.

Si no tenemos empatía, difícilmente sabremos detectar/extraer las verdaderas necesidades de las personas y si no aplicamos creatividad probablemente obtendremos los resultados de siempre.

Así que ya sabéis, a ser empáticos y creativos… Fácil, ¿no? 🙂