Clubhouse: ¿una red social más?

Sólo existen 2 tipos de personas en el mundo: los que han oído hablar de Clubhouse y los que van a oír hablar de Clubhouse.

Si eres de los primeros, tienes un iPhone y has conseguido una invitación para entrar, este artículo no te va a aportar mucho; ya que seguro que has entrado y sabes de qué estoy hablando.

Si eres de los segundos, o de los primeros pero eres de Android o de iPhone pero no pertenece al grupo de «los elegidos», puede que te interese seguir leyendo.

¿Qué es Clubhouse? Básicamente, una red social de audio. Es decir, te instalas la aplicación (previa invitación), te registras como usuario y una vez dentro puedes entrar en salas donde existen 3 tipos de perfiles: moderadores, speakers y asistentes.

El que crea la sala actúa de moderador y va dando paso a la gente que quiera hablar para «subir al escenario» e intervenir, manteniendo un cierto orden.

Puede haber varios moderadores y tantos speakers como quieras, y el que sólo quiere escuchar lo que cuentan los demás se queda como asistente, pudiendo pedir paso para subir al estrado en cualquier momento.

Además de las salas, están los clubs, que es algo que tienes que solicitar y lo que te permiten (una vez concedido) es agrupar salas dentro de un club; es decir para tener salas sobre una temática específica.

Las salas pueden ser públicas (puede entrar cualquiera), sociales (pueden entrar tus seguidores) o privadas (invitas a quien quieras).

Puedes seguir personas o clubes y te pueden seguir a ti; el sistema te va proponiendo personas o salas, en base a tus intereses, las personas a las que siguen y a las que sigues.

En tu perfil cuentas un poco quién eres y a qué te dedicas… uy, perdón, en tu bio, hablemos con propiedad… 😉 Aquí os dejo la mía y si alguien quiere hablar, sabe cómo localizarme:

Esto es algo que lleva en funcionamiento desde abril de 2020, aunque el boom en España y Latinoamérica (y lo que está por venir) se ha producido en las 2 últimas semanas, al abrirse al mercado hispano hablante.

Os dejo algún artículo de prensa aparecido al respecto:

Hasta ahora, se centraba en el mercado de habla inglesa, como se puede ver por el contenido existente pero precisamente por eso, ahora es el momento de crear el contenido en español y está todo por hacer.

A mí me llegó una invitación hace una semana y os cuento lo que me ha parecido, después de unas cuantas horas trasteando por ahí:

  • Intuitiva y adictiva. En cuestión de minutos, creas tu perfil y puedes estar navegando por todas las salas o crear tu propia sala. Y cuando te quieres dar cuenta, han pasado unas horas…
  • Marketing. Aunque puedes crear salas de cualquier temática, hoy en día, la gran mayoría están relacionadas con marketing digital, emprendimiento, innovación… donde podrás escuchar hasta la saciedad «palabros» como SEO, funnel, lead magnet, landing page
  • Comunicación. Te da acceso a compartir tus ideas con gente con intereses similares de una manera directa.
  • Accesible. A golpe de un clic, puedes mantener una conversación directa con personas a las que difícilmente tendrías acceso de otra forma. Por ejemplo, yo he podido hablar con gente a la que seguía en redes, de una manera orgánica y natural.

Uno de ellos, por ejemplo, Carles Caño, al que seguía por varias de las cosas que hace desde Presentástico. De hecho, aquí te dejo un enlace al último capítulo de su podcast donde te da su opinión sobre esto: EP 95 Clubhouse, la red social de audio para conectar, aprender y aportar valor

Una de las cosas que se han escuchado estos primeros días era que esto iba a sustituir al género del podcast y para nada, no tiene nada que ver.

En un podcast, el contenido se graba y se consume en cualquier momento… mientras que en Clubhouse es en riguroso directo, aunque se puede grabar (siempre que lo avises explícitamente), por ahora no es lo habitual; aunque tiene pinta de que va a cambiar algo.

La aplicación está en plena evolución y en los próximos meses, aparte de la versión para Android (prevista para marzo) van a aparecer opciones de monetización, posibles integraciones con otras plataformas, etc…

El otro día, por ejemplo, estuvieron en una sala los 2 fundadores contando un poco el estado en el que estaban y había más de 4.000 asistentes.

Volviendo al tema del podcast, lo veo más como un complemento. Por ejemplo, el otro día alguien comentaba que ellos tenían un podcast de emisión semanal e iban a abrir una sala para poder comentar el episodio el día siguiente de la emisión, con quien quisiera participar.

Y esto creo que puede ser trasladable a otras herramientas, puede tener un gran uso como complemento para interactuar con tus comunidades, para compartir información y acceder a contenido de valor.

En cualquier caso, habrá que ir viendo cómo evoluciona.

Ahora, estamos un poco flipados la gente está un poco flipada por el rollo de la novedad, la exclusividad y hay gente que vive ahí… hace poco he escuchado a uno que decía que él pasa una media de 16 horas y seguro que no es el único.

Es como ese amigo que todos tenemos, que un día se apunta a Twitter, tras 10 años de haberlo hecho tú y a los 2 días está agobiadito «porque no me da tiempo a leerlo todo»…

Y no exagero, que en pleno año 2021, hay gente que te sigue enviando la receta del pavo al whisky

Volviendo a Clubhouse, de momento, te interesa saber que existe, ya que cuando liberen definitivamente la aplicación para Android y quiten el sistema de acceso por invitación, vas a terminar entrando, aunque solo sea por curiosidad.

Y, una vez dentro, será cuestión de dar con la gente adecuada y aprovechar el potencial que tiene como herramienta o quizás se quede todo en un bluff y se quede en una colección de charlatanes que te van a cambiar la vida… pero entonces creo que debería cambiar su nombre y pasar a denominarse «CuñaosHouse»… 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.