¿Qué haces tú por el cambio climático?

Durante las últimas semanas se ha celebrado en Madrid la COP25 en la que tras reuniones variadas de sesudos dirigentes no se ha llegado a ningún acuerdo relevante, por increíble que parezca.

Eso sí, todos tenemos claro que nos encontramos ante una situación de emergencia y al que no lo tenga claro, le invito a leer este artículo de Enrique Dans: El desastre de COP25 y el significado de la palabra EMERGENCIA

En mi caso particular, no soy un fanático del ecologismo y tengo que reconocer que a veces uso bolsas de plástico (perdona, Greta) e incluso disfruto de un buen chuletón, a pesar de todos los gases que hayan podido ser emitidos para que esa carne llegue a mi mesa.

Sin embargo, alguna cosa hago. Por ejemplo, en casa hemos pasado de tener dos coches a tener sólo uno e híbrido. Bueno, un híbrido de estos de medio pega, pero híbrido al fin y al cabo.

El siguiente paso podría ser pasar a no tener coche y utilizar el coche compartido o carsharing, que dicen los entendidos.

De hecho, de vez en cuando, surge esta conversación en distintos grupos de amigos: ¿compensa tener coche? Y la respuesta la tengo clara: si vives en Madrid, en una zona con acceso al transporte público, no; no merece la pena.

¿Por que lo digo yo? No, porque lo dicen los números. Bueno, hablo de mi caso particular y me explico.

Desde hace años, el coche lo cojo vía renting y cuando me caducó el último estuve más de 3 meses sin coche, utilizando el transporte público y el carsharing , anotando los gastos que ello suponía, para poder comparar.

Veamos los números, para ello primero, os cuento lo que pagaba de renting por el coche anterior (Rover Evoque), el gasto anual en gasolina y en servicios adicionales (parking, ORA, etc…):

    • Renting: 822,99 €/mes (IVA incluido).
    • Gasolina: 250 €/mes.
    • Parking: 120 €/mes.
    • Otros: 50 €/mes.

Esto daba un gasto medio diario de 40,87 €.

Durante 100 días estuve apuntando todo lo que me gastaba en distintos servicios para cubrir la ausencia del coche particular, sin dejar de hacer nada de lo que hubiera hecho con él. Fui a trabajar, a comer con amigos, de vacaciones… había días que superaba ese coste diario, por supuesto, pero otros muchos (la mayoría) que no.

Os dejo un enlace al gsheet, por si queréis cotillear: 100 días sin coche

En ese fichero podéis comprobar que utilicé distintos servicios de carsharing, taxi, bus, metro y compañías de alquiler.

De hecho, algunos de los gastos podrían quedar fuera del cálculo ya que, por ejemplo, alguno se corresponde con gastos de desplazamiento por motivos de trabajo que después eran abonados por el cliente, por lo que no debería considerarlos como un gasto, pero he decidido incluirlos con lo que la cifra final saldrá algo más alta de lo que correspondería realmente.

El caso es que al final, el coste diario pasaba de 40,87 € a 23,32 €, más de un 42% de reducción.

Y es que realmente, si lo piensas, la mayor tiempo pagas por tener el coche parado. Realmente, pagas por la comodidad de tener el coche siempre disponible, más que por su uso.

Evidentemente, también hay gente a la que le gustan los coches y los disfrutan. En mi caso, no es así, lo utilizo simplemente como una herramienta para desplazarme y si ese es tu caso deberías echar números.

Por supuesto, tienes que vivir en una ciudad que te permita disfrutar de esos medios de transporte alternativos.

O no, ya que recuerdo por ejemplo que mis abuelos paternos jamás tuvieron coche (vivían en Toledo) y cuando se iban de vacaciones se iban en taxi. Les compensaba más pagar esos 2-3 taxis al año que mantener el coche todo el año.

Y todas las cuentas que comento son teniendo en cuenta los gastos de uno solo de los coches; el otro lo teníamos en propiedad y como estaba empezando a dar problemas decidimos jubilarlo.

Ahora tenemos uno de renting (Hyundai Tucson, por 527,57 €/mes, para los curiosos) y recurrimos a alguno de los servicios que he mencionado antes cuando los necesitamos.

Como veis, no es necesario cruzar el océano en catamarán para hacer un pequeño gesto por el planeta (y por tu bolsillo)… ni enfadarse 😉

2 comentarios sobre “¿Qué haces tú por el cambio climático?

  1. Los ultimos 5 meses que he estado viviendo en Madrid decidí tirar de transporte publico y car sharing. Después de años conduciendo en Madrid fue una experiencia totalmente nueva y tengo que reconocer que no eché de menos el coche propio para nada…

Responder a aancos Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.