Quiero un teléfono para llamar y whatsapp

– Hola, buenos días, querría un móvil.

– Bien, ¿para que lo querría?

– Para llamar.

– ¿No necesita nada más?

– No.

– Bien, tengo lo que necesita…

movil1

– ¿Tiene whatsapp?

– Mmm… no, no me dijo que lo necesitara…

– Quiero un iPhone último modelo.

– ¿Sólo para llamar y whatsapp?

– Sí.

– Bueno, creo que quizás sea un modelo muy avanzado para sus necesidades y puede que se le vaya de precio…

– Lo quiero, no hay problema con el precio.

– OK, aquí lo tiene… son 859 €.

movil2

– ¿Está usted loco? Lo quiero por 300 €.

– Lo siento, pero ese modelo a ese precio no lo tenemos… quizás otra marca o un modelo inferior…

– ¿Pero se puede llamar y tiene whatsapp?

– Sí, claro… ¿qué le parece este por 299 €?

movil3

– Bien, resérvemelo. Mañana vendrán a por él.

Antes de seguir leyendo, pensad que en lugar de necesitar un teléfono, lo que quiero es hacer un proyecto… en el que lo único que tengo claro es que quiero algo que funcione y pido ofertas con esas «especificaciones».

Recibo distintas propuestas, con un rango de precios muy dispar, ya que puedo hacer llamadas con un «el teléfono de Gila» o  con un smartphone último modelo.

Finalmente, me decido por el término medio, para no quedarme corto ni pasarme, aunque realmente me estoy pasando, ya que para las necesidades que tengo (llamadas y whatsapp) podría cubrirlas con una opción más económica, pero eso suponiendo que sepa realmente qué es lo que quiero… que es mucho suponer.

Bueno, en cualquier caso, he tomado una decisión y me voy a comprar mi teléfono (hacer mi proyecto) por 299 €. Hemos terminado, ¿no? Sigamos leyendo…

– Hola, venía a por el teléfono que dejo encargado mi hijo ayer…

– Sí, aquí lo tiene: son 299 €.

– Lo siento, pero no estoy dispuesto a pagar ese dinero. Me tiene que hacer una rebaja no inferior al 20%… no estoy dispuesto a pagar casi 300 € por un teléfono sólo para llamar y mandar whatsapps.

– Ya le comenté a su hijo que había opciones más económicas…

– Bien, pero es que queremos ese modelo… 

Efectivamente, no habíamos terminado, aún toca lidiar con «papá Compras» que lo que realmente quiere es no rascarse el bolsillo más de lo necesario y llegados a este punto o consigue el Samsung por 240 € o le dice al hijo que con el primer modelo le vale, que el whatsapp no es imprescindible.

Suponiendo que finalmente se hace con el Samsung, el hijo lo primero que hará será decir:

– ¿Cómo me conecto al Apple Store? ¿Cómo? ¿Que con este teléfono no se puede? ¡Pues vaya mierda!

Eso siempre que no hubiera aparecido un vendedor «avispado» y le hubiera dejado el iPhone a 150 €…

Probablemente, todo sería más sencillo si aplicáramos el sentido común y fuéramos todos más honestos.

 

 

SAP cae en la tentación y muerde la manzana

sapple

Tras el anuncio del pasado jueves del acuerdo de colaboración entre SAP y Apple, se abre una nueva oportunidad dentro del desarrollo de la movilidad en el mundo SAP: el desarrollo de aplicaciones nativas para iOS.

¿Esto quiere decir que tenemos que decir adiós a las aplicaciones híbridas o que si tenemos Android estamos perdidos? No lo creo, si tenemos en cuenta acuerdos firmados hace poco más de un año, como este con SamsungSamsung and SAP Announce Plans to Collaborate and Deliver Innovative Enterprise Solutions on Mobile Devices and Wearables for Key Industries

Lo que es un hecho es que en muchas compañías (en más del 98% de las empresas del Fortune 500) se utilizan los dispositivos de Apple como herramienta de trabajo y no tenía sentido dejar pasar la oportunidad de aprovechar todas las posibilidades de los mismos.
 
hcpapple

¿Y esto en que se va a traducir? Pues que en breve SAP liberará un SDK  para poder realizar aplicaciones iOS desde HCP. ¿Demasiado técnico o mucha sigla? A ver así: que dentro de poco cualquier desarrollador podrá realizar aplicaciones para el iPhone desde la plataforma de desarrollo de SAP.

Probablemente, algo de todo esto anunciarán en el próximo SAPPHIRE de la semana que viene… De momento, habrá que estar atentos a este link: https://hcp.sap.com/capabilities/mobile/ios-sdk.html

Entonces, ¿nos olvidamos de Fiori? No creo, simplemente empezaremos a hablar de Fiori para iOS o haremos aplicaciones para iOS con «apariencia Fiori». Es decir, no se trata de inventar algo nuevo, sino de aprovechar lo mejor de ambos mundos, para conseguir que el usuario pueda tener las aplicaciones críticas de su negocio en tiempo real en la palma de su mano.

Suena fácil, ¿no? 😉