¿Se puede innovar trabajando desde casa?

Sinceramente, creo que no. Es decir, se puede trabajar en remoto de manera puntual, pero si quieres crear algo en equipo, el contacto es fundamental, para permitir que la creatividad fluya.

Muy bien, entonces, nos metemos en la sala de formación, donde casi no podemos ni movernos, con cables por todos los lados y nos ponemos ahí todos juntos a «pensar muy fuerte»… O mejor ponemos una sala con un futbolín y un billar y entonces es imposible que no surjan miles de ideas geniales… o nos vamos todos a un garaje, que es de donde salieron todos «los listos de ahora»…

Sí, ya sé que hay que «producir», pero dejadme que os recuerde que los tiempos están cambiando (ya vas tarde) y quizás el que se pare a «pensar un poco» ahora puede que sobreviva en un futuro, cada vez más próximo.

Realmente, no hay un lugar específico, pero lo que está demostrado es que el espacio es un elemento influyente dentro del proceso de innovación y las oficinas que tenemos actualmente no invitan precisamente a la interacción.

Aquí os dejo un vídeo donde podéis ver un método para encontrar «vuestro sitio»:

Tanto la entrada de ayer como la de hoy están «inspiradas» en algo que nos cuentan desde SAP Design Services. Es evidente que para SAP todo esto del Design Thinking es algo más que pegar unos cuantos post-its… 😉