Neo y Cloud Foundry: ¿esto qué es?

En la entrada anterior hablaba de Neo y Cloud Foundry y me comprometí  a explicar la diferencia entre ambos conceptos. Para ello empezaré haciendo algo de historia…

Desde que apareció SAP Cloud Platform, hace ya más de 5 años, la plataforma ha evolucionado “un poquito”… de entrada, el nombre, al principio era SAP HANA Cloud Platform, pero decidieron quitar el “HANA” del nombre porque llevaba a equívocos y podría parecer que era imprescindible tener HANA para poder utilizar la plataforma.

También al principio, se hablaba del producto como “un todo”: IaaS, PaaS y SaaS. Es decir, infraestructura, plataforma y servicios, todo ello alojado y gestionado por SAP.

Después se fue evolucionando más al concepto puro de plataforma de servicios y se empezó a hablar de un concepto clave: los microservicios.

Los microservicios nos permiten “trocear” nuestras aplicaciones en componentes autónomos e independientes entre sí, pero que pueden interactuar entre ellos. Lo que nos permite, en un momento dado, modificar uno de esos microservicios, sin que tenga porque verse afectada el resto de la aplicación.

Javier Garzás os los explica mucho mejor en este artículo: ¿Qué es eso de los microservicios?

Existe una metodología para desarrollar este tipo de aplicaciones, conocida como los 12 factores, que básicamente lo que recogen es que si desarrollas de una manera determinada, tu aplicación se podrá ejecutar sobre cualquier infraestructura y entorno de ejecución… evidentemente, que cumpla con ciertas normas.

Tú sólo tienes que preocuparte de desarrollar, en el/los lenguaje/s que prefieras y al desplegar la aplicación, el sistema se encargará del resto.

Y es aquí donde aparece Cloud Foundry, que es una plataforma, de código abierto, que nos permite alojar nuestras aplicaciones utilizando contenedores e interconectar los mismos.

¿Y Neo qué es? Neo era el entorno inicial de SAP Cloud Platform, alojado en centros de datos de SAP, con una arquitectura propia y unos entornos de ejecución establecidos: HANA XS, HTML5 y Java.

El hecho de adherirse a Cloud Foundry, lleva implícito un cambio a nivel de infraestructura: nuestras aplicaciones deben ser capaces de alojarse en cualquier infraestructura cloud. Por eso, a día de hoy, cuando nos abrimos una cuenta de SAP Cloud Platform, en el entorno Cloud Foundry, podemos elegir en qué proveedor: Amazon Web Services, Azure o Google Platform.

¿Y SAP? SAP sigue dando infraestructura a todas las cuentas del entorno Neo. ¿Por qué? Bueno, pues porque hay clientes que eligieron esa opción y porque todavía hay algunos servicios de la plataforma que no existen en Cloud Foundry. De hecho, algunos existen en los 2, otros sólo en Neo y otros sólo en Cloud Foundry.

La lógica te dice que todo evolucionará a Cloud Foundry, por lo que habría que ir viendo de qué va esto, ¿no?

¿Cómo? Ufff… eso ya es un poco largo de contar. Te aconsejo que te mires algunos de los cursos que hay en openSAP y te apuntes al curso CP100, donde te podrás llevar una idea general de todo esto.

De todas formas, a día de hoy, no hay que elegir pastilla roja o pastilla azul, conviven ambos entornos y puedes elegir lo mejor de cada uno. Eso sí, deberías ponerte las pilas para que no se te atragante la pastilla… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.